Espíritu Santo

Conociendo al Espíritu Santo

Como Ser Salvo Segun La Biblia?

Como Ser Salvo Segun La Biblia
Como Ser Salvo Segun La Biblia?

0 29

La condición para ser salvo es sencilla, solo basta creer en Jesús como el Eterno Hijo de Dios y su acto expiatorio en la cruz del Calvario. Asi se puede ser salvo según la Biblia. Creer a nivel intelectual que eres un pecador, estar consciente de que Dios te ama y Cristo murió por ti no es suficiente.

¿Qué tengo que hacer para ser salvo según la Biblia?

Información adicional – Si nos preguntamos si determinada persona es salva, la respuesta dependerá del sentido en que se utilice la palabra. La respuesta podría ser ‘Sí’ o también ‘Sí, pero con ciertas condiciones’. Las siguientes explicaciones detallan seis significados diferentes de la palabra salvación.

  • Salvación de la muerte física.
  • Todos moriremos algún día.
  • No obstante, por medio de la expiación y la resurrección de Jesucristo, todos resucitaremos y seremos salvos de la muerte física.
  • Pablo testificó: ‘Porque así como en Adán todos mueren, así también en Cristo todos serán vivificados’ (1 Corintios 15:22).

En este sentido, todos somos salvos, independientemente de las decisiones que tomemos durante esta vida. Se trata de un don gratuito del Salvador para todos los seres humanos. Salvación del pecado. Para ser limpio del pecado mediante la expiación del Salvador, la persona debe ejercer la fe en Jesucristo, arrepentirse, bautizarse y recibir el don del Espíritu Santo (véase Hechos 2:37–38).

Las personas que se han bautizado y han recibido el Espíritu Santo mediante la adecuada autoridad del sacerdocio son salvos del pecado bajo ciertas condiciones. En este sentido, la salvación es condicional y depende de la fidelidad continua de la persona, o de su perseverancia hasta el fin en guardar los mandamientos de Dios (véase 2 Pedro 2:20–22).

Las personas no pueden salvarse en sus pecados; no pueden recibir una salvación incondicional por el mero hecho de declarar creer en Cristo, sabiendo que inevitablemente cometerán pecados durante el resto de su vida (véase Alma 11:36–37). Sin embargo, mediante la gracia de Dios, todos pueden ser salvos de sus pecados (véase 2 Nefi 25:23; Helamán 5:10–11) al arrepentirse y seguir a Jesucristo.

Nacer de nuevo. El principio de nacer de nuevo aparece con frecuencia en las Escrituras. El Nuevo Testamento contiene la enseñanza de Jesús de que todos debemos ‘nacer de nuevo’ y que aquél que no ‘naciere de agua y del Espíritu no puede entrar en el reino de Dios’ (Juan 3:5). En el Libro de Mormón se confirma esta enseñanza: ‘No te maravilles de que todo el género humano, sí, hombres y mujeres, toda nación, tribu, lengua y pueblo, deban nacer otra vez; sí, nacer de Dios, ser cambiados de su estado carnal y caído, a un estado de rectitud, siendo redimidos por Dios, convirtiéndose en sus hijos e hijas; y así llegan a ser nuevas criaturas; y a menos que hagan esto, de ningún modo pueden heredar el reino de Dios’ (Mosíah 27:25–26).

Este nuevo nacimiento se produce cuando las personas se bautizan y reciben el don del Espíritu Santo. Viene como resultado de nuestra disposición de ‘concertar un convenio con nuestro Dios de hacer su voluntad y ser obedientes a sus mandamientos en todas las cosas que él nos mande, todo el resto de nuestros días’ (Mosíah 5:5).

  1. Por medio de este proceso, sus ‘corazones por medio de la fe en su nombre; por tanto, de él’ (Mosíah 5:7).
  2. Todos los que se han arrepentido sinceramente, se han bautizado, han recibido el don del Espíritu Santo, han concertado el convenio de tomar sobre sí el nombre de Jesucristo y han sentido Su influencia en su vida; pueden decir que han nacido de nuevo.

Podemos renovar ese nuevo nacimiento todos los días de reposo al tomar la Santa Cena. Salvación de la ignorancia. Muchas personas viven en un estado de oscuridad, sin conocer la luz del Evangelio restaurado. ‘No llegan a la verdad sólo porque no saben dónde hallarla’ (D.

  • Y C.123:12).
  • Los que conocen a Dios el Padre, a Jesucristo, el propósito de la vida, el plan de salvación y su potencial eterno son salvos de esta condición.
  • Siguen al Salvador, que declaró: ‘Yo soy la luz del mundo; el que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida’ (Juan 8:12).

Salvación de la segunda muerte. Las Escrituras a veces hablan de la salvación de la segunda muerte. La segunda muerte es la muerte espiritual final, el quedar separados de la rectitud y no hallar lugar en ningún reino de gloria (véase Alma 12:32; D. y C.88:24).

Esta segunda muerte no se producirá sino cuando llegue el juicio final, y muy pocos la sufrirán (véase D. y C.76:31–37). Prácticamente todas las personas que han vivido en la tierra tienen asegurada la salvación de la segunda muerte (véase D. y C.76:40–45). Vida eterna o Exaltación. En las Escrituras, las palabras salvo y salvación a menudo se refieren a la vida eterna o Exaltación (véase Abraham 2:11).

La vida eterna consiste en conocer al Padre Celestial y a Jesucristo y morar con ellos para siempre, así como heredar un lugar en el grado más alto del reino celestial (véase Juan 17:3; D. y C.131:1–4; 132:21–24). Esta Exaltación requiere que los hombres reciban el Sacerdocio de Melquisedec, y que todos los miembros de la Iglesia concierten convenios sagrados en el templo y los respeten, entre ellos el convenio del matrimonio eterno.

¿Qué es la salvación y cómo puede uno salvarse?

Ir al contenido principal La salvación es la gracia de Dios. Es el don de la libertad de nuestros pecados que Jesús hizo posible al asumir el castigo por nuestros pecados en la cruz. Mediante este don, 1 Juan 1:9 promete que ‘Si confesamos nuestros pecados, el que es fiel y justo nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad’.

Esta es una de las promesas más importantes de la Escritura; nos da libertad y esperanza para el futuro. Dios es fiel y nos invita cada día a encontrar una vida nueva en respuesta a esa fidelidad. Suena demasiado bueno para ser verdad. Suena demasiado fácil. Aunque parezca demasiado bueno para las palabras, o completamente diferente a todo lo que hayas experimentado antes, es la verdad de Dios.

Esta es la belleza y el misterio de la gracia: ¡recibir un perdón que no merecemos!

¿Qué es lo principal que una persona tiene que hacer para agradar a Dios y salvarse?

¿CÓMO AGRADAR A DIOS? (Mt.6, 1-6.16-18.) La santidad y la fidelidad a la que debemos aspirar todos aquellos que seguimos a Cristo no tienen como límite el mero cumplimiento de la letra de la ley, como hacían los escribas y fariseos. En el evangelio de hoy, Jesús establece un principio y tres aplicaciones concretas respecto a este tema.

See also:  Que Es Una Sinagoga Según La Biblia?

El principio es: actuar para agradar a Dios sin buscar el aplauso de los hombres. Y las aplicaciones de este principio se refieren a tres de las más importantes obras, en las que los judíos de aquel tiempo hacían consistir la religión y la vida piadosa. Hablamos de la limosna, el ayuno y la oración. En cada uno de los casos donde se viven estas tres obras, Jesucristo contrasta la conducta de hipocresía con la actitud discreta del verdadero adorador del Padre, que le recompensará porque ‘ve en lo secreto’.

Estos tres ejemplos nos manifiestan dos actitudes interiores completamente opuestas: la falsedad o la sinceridad ante los ojos de Dios. Lo que da valor a nuestras prácticas cristianas es la rectitud, la sinceridad a Dios y la apertura al prójimo. Las obras de caridad, las aportaciones económicas por los más necesitados, la vida de oración y la práctica sacramental, si se llevan a cabo para ser vistos y aprobados por los demás, se quedan en acciones vacías.

  • Es el amor desinteresado lo que les da la auténtica valía.
  • El cristiano nunca debe ser un mero actor que trabaja por la fama.
  • Se puede hacer el bien como los fariseos que daban limosna, ayunaban, oraban y estudiaban con empeño en las Escrituras; y esas son cosas buenas, pero no lo hacían bien.
  • Y de tal forma el modo de su obrar salpicaba lo que hacían, que convertía lo que en sí mismo era bueno en pura apariencia.

La intención lo estropeaba todo. Y las intenciones vienen del corazón. Jesús les dijo que no tenían el corazón limpio, que eran hipócritas y obraban para ser vistos, aplaudidos y admirados por la gente. Jesús pide a sus discípulos ‘ser’ por encima de sólo ‘parecer’.

Pide autenticidad. Oí decir un día que ‘el bien no hace ruido, y el ruido no hace bien’. Para que nuestro Padre Dios nos comprenda no hace falta gritar, ni hablar mucho, ni siquiera decírselo. Él ‘ve en lo escondido’, ve el corazón y comprende, sin necesidad de que se lo digamos, todas nuestras acciones y omisiones.

: ¿CÓMO AGRADAR A DIOS? (Mt.6, 1-6.16-18.)

¿Cuál es el primer paso para alcanzar la vida eterna?

Por: P. Jorge Enrique Mújica, L.C. (ZENIT News Agency / Ciudad del Vaticano, 03.08.2021).- En el contexto de la 32º edición del Festival de los Jóvenes en Medjugorje, evento que congrega a miles de jóvenes de todas partes del mundo, el Papa Francisco les envió un mensaje en el que reflexiona con ellos a partir de la pregunta del hombre rico a Jesús y que también era el tema del festival: ‘¿qué debo hacer para alcanzar la vida eterna?’.

A continuación los tres pasos que pone el Papa a los jóvenes: Primero: aprender a hacer el bien al prójimo ‘Si quieres entrar en la vida eterna, observa los mandamientos’ (Mt 19, 17). Jesús lo regresa a la vida terrena y le indica la vía para heredar la vida eterna, es decir, el amor concreto por el prójimo.

Pero el joven responde que esto siempre lo ha hecho y se acuerda que no basta seguir los preceptos para ser feliz. Entonces Jesús fija en él su mirada llena de amor. El de hecho reconoce el deseo de plenitud que el joven lleva en el corazón y su saludable inquietud que lo pone en búsqueda; por esto siente por él ternura y afecto’.

  • Segundo: pasar de la lógica del ‘mérito’ a la del don ‘Si quieres ser perfecto ve, vende todo lo que posees, dalo a los pobres y tendrás un tesoro en el cielo’ (Mt 19, 21).
  • Jesús cambia la perspectiva: lo invita a no pensar en asegurarse el más allá, sino a dar todo en la vida terrena, imitando así al Señor.

Es la llama a una maduración ulterior, a pasar de los preceptos observados para obtener recompensa al amor gratuito y total. Jesús le pide dejar aquello que le apesadumbra el corazón y obstacula el amor. Aquello que Jesús propone no es tanto un hombre despojado de todo, sino un hombre libre y rico de relaciones.

  1. Si el corazón está lleno de bienes, el Señor y el prójimo se convierten solo en cosas entre las otras.
  2. Nuestro mucho tener es mucho querer que nos sofoca el corazón y nos hace infelices e incapaces de amar’.
  3. Tercero: la imitación ‘Ven y sígueme’.
  4. Seguir a Cristo no es una imitación exterior pues toca todo el hombre en su profunda interioridad.

Ser discípulo de Jesús significa estar conforme a Él. En cambio, recibiremos una vida rica y feliz, llena de rostros de tantos hermanos y hermanas, padres y madres e hijos (Mt, 19, 29). Seguir a Cristo no es una pérdida, sino una incalculable ganancia, mientras la renuncia dice relación al obstáculo que impide el camino.

Aquel joven rico, sin embargo, tiene el corazón dividido entre dos bandos: Dios y el dinero. El miedo de arriesgar y perder sus bienes lo hace regresar triste a casa. No había salido a poner la pregunta decisiva, no ha encontrado el coraje de acoger la respuesta, que es la propuesta de desligarse de sí mismo y de las riquezas para ligarse a Cristo, para caminar con Él y descubrir la verdadera felicidad’.

El Papa termina su mensaje invitando a los jóvenes a vivir su juventud confiándose en el Señor y poniéndose con él en camino. Licenciado en filosofía por el Ateneo Pontificio Regina Apostolorum, de Roma, y ‘veterano’ colaborador de medios impresos y digitales sobre argumentos religiosos y de comunicación.

¿Qué es la salvación por gracia?

¿Qué quiere decir que somos salvos por gracia? – Ser salvos por gracia quiere decir que hemos sido liberados del poder del pecado y de la muerte gracias a la provisión de Dios. Fue Dios quien a través de Cristo nos dio acceso al perdón de nuestros pecados y a la vida eterna,

  1. Dios nos salvó de morir por la eternidad, lo hizo por su propia iniciativa y de forma gratuita.
  2. Si somos sinceros admitiremos que no merecíamos la gracia de Dios.
  3. Todos hemos pecado, todos nos hemos desviado una y otra vez de lo que era correcto, de lo que Dios esperaba de nosotros.
  4. Pero Dios no lo dejó así.

Él proveyó la solución debido a su gran amor por la humanidad. Dios actuó. Él nos dio de forma gratuita aquello que no merecíamos: nuestra salvación y la oportunidad de pasar la eternidad con él. Como Ser Salvo Segun La Biblia Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios, no por obras, para que nadie se jacte. (Efesios 2:8-9)

See also:  Cual Es El Ultimo Libro De La Biblia?

¿Qué es lo que pide Dios del hombre?

Lo que pide Dios de ti ‘Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide Jehová de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios’ (Mi.6:8). Cuando el profeta Miqueas refiere a Israel y Judá lo que Dios pide de ellos, sus moradores vivían en el desenfreno total.

Consciente de su condición espiritual, el pueblo se pregunta: ¿Con qué me presentaré ante Jehová, y adoraré al Dios Altísimo? ¿Me presentaré ante El con holocaustos, con becerros de un año? ¿Se agradará Jehová de millares de carneros, o de diez mil arroyos de aceite? ¿Daré mi primogénito por mi rebelión, el fruto de mis entrañas por el pecado de mi alma? (Mi.6:6-7).

Las opciones que busca el pueblo para acercarse y adorar a Dios son verdaderamente admirables pero carentes de temor, amor y gratitud a Dios. Por ello, el profeta Miqueas les reprocha su falsedad e hipocresía, al decirles: ‘Oh hombre, El te ha declarado lo que es bueno, y qué pide Jehová de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios’ (Mi.6:8).1.

  1. Hacer justicia.
  2. La Biblia revela a Dios como el juez justo de toda la tierra.
  3. Siendo esto así, Él demanda de los suyos justicia en todas sus obras.
  4. ¿Qué hacía Israel y Judá? Tenían balanzas falsas y bolsas de pesas engañosas.
  5. Codiciaban heredades y casas y las robaban.
  6. Oprimían al pobre y lo despojaban de sus bienes.

A las mujeres echaban de sus casas y a los niños les fue quitada la alabanza. Aborrecían lo bueno y amaban lo malo. Los jueces tomaban cohecho y pervertían el derecho. Los sacerdotes enseñaban por dinero y los profetas hacían errar al pueblo. Por la perversidad de las obras de Israel y Judá, Dios les demanda hacer justicia.

Estimado lector: ¿Tus obras son justas? Hoy Dios te pide hacer justicia.2. Amar misericordia. Dios es infinitamente misericordioso y anhela que nosotros seamos compasivos, clementes, benignos y misericordiosos con nuestros semejantes, con los presos, débiles, pobres, enfermos y pecadores. Esto es lo que olvidó Israel y Judá y pensaron que ofreciendo becerros de holocausto y millares de carneros por sacrificio Dios pasaría por alto sus robos y despojos contra el pobre y desvalido.

Con cuánta razón Samuel dijo a Saúl: ‘¿Se complace Jehová, tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se obedezca a las palabras de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros’ (1S.15:22).

  • Religiosidad carente de misericordia fue lo que el Señor Jesús también reprochó a los fariseos cuando éstos censuraron a los discípulos por cortar y comer espigas en el día de reposo.
  • A ellos dijo: ‘Y si supiereis qué significa: Misericordia quiero, y no sacrificio, no condenarías a los inocentes’ (Mt.12:7).

En otra ocasión, cuando escribas y fariseos reprobaron que el Maestro comiera con publicanos y pecadores, les dijo: ‘Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. Id, pues, y aprended lo que significa: Misericordia quiero, y no sacrificio.

Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento’ (Mt.9:12-13). Por ello, hoy por hoy, Dios demanda hacer misericordia. Amigo lector: ¿Eres compasivo, clemente y benigno con tus semejantes? Dios te mide hacer misericordia.3. Humillarte ante tu Dios. Humildad, virtud caracterizada por mansedumbre, modestia, paciencia y sencillez.

De esto adolecía Israel y Judá. Su pecado los volvió soberbios y orgullosos. En su arrogancia olvidaron a Dios, sus obras y sus muchas misericordias. De ahí que Dios les pida se vuelvan a Él con un corazón contrito y humillado, pues su religiosidad no cubriría su arrogancia y altivez.

  • Hoy Dios nos pide humildad.
  • Él ha dicho: Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados (Is.57:15).
  • Querido lector: En tu relación con los demás, ¿Eres sencillo o arrogante, modesto o soberbio? Y en tu relación con Dios, ¿eres humilde? ¿Qué pide Dios de ti? Humillarte delante de Él.

Dice el apóstol Pablo: ‘Halla, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma se siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz’ (Fil.2:5-8).

Con cuánta razón el mismo Señor Jesucristo, dijo: ‘Porque ejemplo os he dado, para que como yo he hecho, vosotros también hagáis’ (Jn.13:15). Querido amigo: ¿Qué pide Dios de ti? Hacer justicia, hacer misericordia y humillarte ante Jehová, tu Dios. Dejemos atrás la religiosidad aparente y volvámonos a Dios en justicia, misericordia y humildad.

* Pastor en la Iglesia Cristiana Interdenominacional, A.R. : Lo que pide Dios de ti

¿Qué podemos hacer para que nuestras decisiones estén de acuerdo al querer de Dios?

¿Cómo puedo tomar decisiones conforme a la voluntad de Dios? A veces es muy difícil saber hacia dónde quiere Dios que vayamos, ¿no es así? ¿Quiere Dios que salga con esta persona o que me quede soltera/o? ¿Dios quiere que entre al equipo de fútbol o no? ¿Quiere Dios que me postule para esta universidad o aquella? ¿Dios quiere que deje mi trabajo? ¿Dios quiere que sea misionero/a? ¡Son muchas preguntas! ¡Puede ser agotador! Entonces, ¿cómo sabemos lo que quiere? ¿Cómo sabemos cuál es la opción «correcta»? Hay algunas preguntas que te debes hacer para conocer qué camino quiere Dios para tu vida.

¿Lo que estoy considerando va en contra de Dios y Su Palabra? Si te enfrentas a una decisión y la Biblia prohíbe una de las opciones, obviamente Dios no querrá que elijas ese camino. Por ejemplo, ¿debería usar mi tiempo libre para jugar con mi familia o ir a una fiesta donde se bebe? Efesios 5:18 dice: » No se emborrachen con vino, que lleva al desenfreno.

Al contrario, sean llenos del Espíritu’. ¡Esa decisión fue fácil! Definitivamente jugar un juego con mi familia. Por supuesto, no todas las decisiones van a ser tan sencillas. Hay momentos en los que parece que ambas decisiones son buenas o que las elecciones no son ni buenas ni malas.

  • ¿Qué hacemos entonces? Llegaremos a eso en un momento, pero primero háste las siguientes preguntas ¿Lo que estoy considerando me acerca a Dios? Todo en la vida terminará haciendo una de dos cosas: 1.
  • Acercarnos más a Dios.2.
  • Alejarnos de Dios.
  • Al buscar la voluntad de Dios para tu vida, desde las pequeñas cosas hasta las cosas importantes a largo plazo, ciertamente Él te guiará en la dirección que traerá gloria a Su nombre y te ayudará a crecer espiritualmente.
See also:  Quien Fue Jacobo En La Biblia?

Después de hacer esta pregunta, deberías tener una mejor idea de la dirección en la que Dios quiere que vayas. Sé paciente y permanece dispuesto a escuchar. Dios no suele ser un fanático de la gratificación instantánea (aunque nosotros lo somos). La paciencia es una virtud que los creyentes deben desarrollar con la ayuda del Espíritu Santo (Salmo 40:1).

  • El tiempo de Dios siempre será mejor que el nuestro.
  • Recuerda que Él ve toda tu vida como una historia completa, por lo que Él sabe qué es lo mejor y cuándo.
  • ¿Y si Dios no me da una respuesta clara? Si has sido paciente, pero aún no has recibido la respuesta de Dios a tu pregunta, continúa orando persistentemente.

Sé que es difícil esperar, ¡pero Dios no olvida tus peticiones! Él puede haber decidido que tu voluntad no se alinea con la Suya, por lo que te está diciendo «no» o «ahora no». Por ejemplo, tal vez te encantaría tener una cita con esa nueva chica sexy que se mudó calle abajo, pero después de orar durante semanas, la nueva persona que te gusta ni siquiera te dice «hola».

Bueno, tal vez no esté en la voluntad de Dios que tengas una cita con ella. ¿Quizás Dios quiere que desarrolles amistades en el grupo de la iglesia? ¿O tal vez sabe que esa «chica sexy» no sería tan buena para tu relación con Él? En estas situaciones, es mejor seguir Proverbios 3:5 y «confiar en el SEÑOR con todo tu corazón y no apoyarte en tu propio entendimiento».

¡Pero, necesito saber exactamente qué hacer! Ten en cuenta que Dios rara vez nos da una lista específica con directrices personalizada para nuestras vidas que diga: «Despierta, bebe tu café con azúcar en la taza azul, toma la autopista al trabajo, ve a la oficina de tu jefe, luego almuerza con Fernando, después » ¡No!, Dios te dio un cerebro por una razón.

  • Aprovecha también el sentido común y la inteligencia que te ha dado durante el proceso de la toma de decisiones.
  • Dios quiere que los usemos tanto como Él desea que busquemos hacer Su voluntad.
  • Romanos 12:2 da un gran consejo sobre cómo tomar decisiones que se alineen con la voluntad de Dios: «No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente.

Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta «. Dios quiere verte crecer como cristiano y tomar decisiones de acuerdo con tu deseo de agradarle a Él, no a ti mismo. Camina con Él, ora y lee la Biblia con regularidad; te encontrarás familiarizado con el reconocimiento de la voluntad de Dios.

¿Qué pasa si TODAS las opciones son buenas? Luego están las decisiones en las que parece que todas tus opciones son buenas, piadosas, o neutrales, ni buenas ni malas. Quizás estas situaciones te frustran, pero puede ser que Dios te esté diciendo: «Dejo esta decisión en tus manos». ¡Así es! Dios puede estar mostrando Su confianza en ti para que tomes la decisión correcta.

Sin embargo, no te asustes por eso; si Él te está dando la opción, no hay forma de que elijas «mal». La clave es que el deseo de tu corazón debe ser querer hacer la voluntad de Dios, no la tuya. El Salmo 37:4 dice: Deléitate en el Señor, y Él te concederá los deseos de tu corazón’.

  • Este es mi versículo favorito para usar cuando alguien me pregunta ‘¿cómo sé cuál es la voluntad de Dios?’ Simplemente pregúntate si amas a Dios con todo tu corazón.
  • Si la respuesta es sí, entonces sigue lo que te dice tu corazón porque Dios está ahí primero.
  • La próxima vez que te enfrentes a una decisión, primero elimina las opciones que te llevarían a pecar y luego analiza tus opciones.

¿Cuáles te acercarían a Dios? ¿Cuáles te alejarían de Él? Elimina las que te debilitarían espiritualmente. ¡Lo que te quedará será una lista considerablemente más pequeña! A Dios le encanta revelar Su voluntad a Sus hijos, ¡así que sigue orando y buscado de Él! ESCRITO POR: Matt Packer : ¿Cómo puedo tomar decisiones conforme a la voluntad de Dios?

¿Quién será salvo según Mateo 24 13?

El que persevere hasta el fin será salvo.

¿Qué doctrina es salvo siempre salvo?

Salvo siempre salvo – también conocido como la seguridad eterna incondicional: no importa qué nombre le pongas, la idea de que una persona convertida a Cristo es 100% seguro de llegar al Cielo y no puede apostatarse puede dar un sentir de consolación.

¿Quién fue el primer salvo en la Biblia?

William Tyndale
Nacimiento 1494 Gloucester (Reino Unido)
Fallecimiento 6 de octubre de 1536 Vilvoorde (Bélgica)
Causa de muerte Tortura
Religión Iglesia católica y protestantismo

¿Qué quiere decir Romanos 3 23?

¿Cuál es su explicación de Romanos 3 : 23? Significa sencillamente, que el ser humano no tiene la capacidad de gobernarse a si mismo, peor al prójimo o al mundo Jeremías 10: 23 dice: Oh, Jehová, yo sé muy bien que el hombre no es dueño de su camino.

¿Qué doctrina es salvo siempre salvo?

Salvo siempre salvo – también conocido como la seguridad eterna incondicional: no importa qué nombre le pongas, la idea de que una persona convertida a Cristo es 100% seguro de llegar al Cielo y no puede apostatarse puede dar un sentir de consolación.

¿Qué dice Hechos 3 19?

X Also available in: English DailyVerses.net › Libros de la Biblia › Hechos › 3 Por tanto, para que sean borrados sus pecados, arrepiéntanse y vuélvanse a Dios, a fin de que vengan tiempos de descanso de parte del Señor. Hechos 3:19 conversión pecado perdón arrepentimiento transformación confesión NVI Lea Hechos 3 en línea Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio. Hechos 3:19 – RVR60 Así que, arrepentíos y convertíos para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de consuelo. Hechos 3:19 – RVR95

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *