Como Crecer Espiritualmente Según La Biblia?

Como Crecer Espiritualmente Según La Biblia
El Espíritu Santo – Una vez que la gente cree en esta buena noticia, el espíritu de Dios habita dentro de ellos y les da poder. La Biblia enseña que cuando alguien se arrepiente del pecado y cree en el Evangelio, el Espíritu Santo los guía hacia toda la verdad y promueve el crecimiento espiritual.

En el Nuevo Testamento esto se refiere a menudo como ‘nuevo nacimiento,’ llamado así porque Jesús ha enseñado que uno debe nacer del espíritu para recibir la salvación.8 Este nuevo nacimiento, generado por el Espíritu Santo, no sólo salva el alma sino también motiva a obedecer a Dios y así comenzar el viaje espiritual.9 El propósito final de la operación del Espíritu Santo en la vida de un cristiano es promover la transformación personal—transformación que hace que nuestro carácter sea cada vez más como el carácter de Jesucristo.10 El crecimiento espiritual causado por la obra del Espíritu Santo resulta en un cambio concreto, práctico en nosotros—cómo pensamos, sentimos, y actuamos.

De acuerdo con la Biblia, el crecimiento espiritual se exhibe en lo que se llama el fruto del Espíritu, En Gálatas 5:22–23, el fruto del Espíritu es listado como amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, mansedumbre y autocontrol.

Amor: Servir a una persona por su valor bueno e intrínseco, y no para lo que la persona nos trae. Alegría: Deleite en Dios y su salvación para la gran belleza y el valor de quien es. Paz: Confianza y descanso en la sabiduría y soberanía de Dios más que la tuya propia. Paciencia: Capacidad para asumir problemas (de los demás o de la vida) sin explotar. Sufrir con alegría. Amabilidad: Bondad práctica con vulnerabilidad de profunda seguridad interior. Bondad (integridad): Honestidad, transparencia. Ser el mismo en una situación o en otra. Fidelidad: Lealtad. Valentía. Ser conducido por principios, ser comprometido, completamente confiable. Ser fiel a tu palabra. Mansedumbre (humildad): Olvidarse de uno mismo. Autocontrol: Capacidad de elegir lo urgente sobre lo importante.11

Estas son características que los cristianos buscan y que dependen del Espíritu Santo para traer consigo. Por esta razón, a lo largo de la Biblia, los cristianos están llamados a caminar en el espíritu, a ser llenados del espíritu y a buscar la sabiduría de Dios para la dirección en la vida cotidiana,12 La obra del Espíritu Santo en la vida de un cristiano se traduce en crecimiento espiritual.

La categoría teológica que abarca este proceso se llama ‘santificación.’ En el lenguaje bíblico, santificación se refiere al proceso por el cual una persona o cosa ordinaria se hace santa o es separada para los buenos propósitos de Dios. Los cristianos se hacen santos a través de su relación con Jesucristo.

En otras palabras, por la simple virtud de su relación con Jesús, los cristianos se sitúan en la relación correcta con Dios. Son santos porque Dios es Santo, y él comparte esa cualidad con ellos. ‘Al que no cometió pecado alguno, por nosotros Dios lo trató como pecador, para que en él recibiéramos la justicia de Dios,’ dijo Pablo.13 Sin embargo, también hay un sentido progresivo de santidad que es el objetivo de la santificación o crecimiento espiritual.

Es interesante que el apóstol Pablo abre muchas de sus cartas a las iglesias antiguas dirigiéndose a los lectores como ‘santos.’ 14 Al leer estas cartas, sin embargo, te darás cuenta que estos primeros cristianos no parecen tan ‘santos.’ Son propensos a la debilidad, la envidia y los conflictos. Están profundamente viciados y rotos—al igual que todos los demás.

Pablo les recuerda continuamente a estos cristianos que están llamados a ser un pueblo santo. Pero siguen luchando por vivir plenamente en los propósitos de Dios para ellos debido a la influencia omnipresente e insidiosa del 15 En vista de esto, la obra del Espíritu Santo en cuanto al crecimiento espiritual puede describirse de dos maneras.

See also:  Donde Estan Los Evangelios En La Biblia?

¿Cómo saber si estoy creciendo espiritualmente?

De todas las formas en que uno puede crecer, la mayoría están marcadas por aspectos externos (por ejemplo, hacerse más rico, más exitoso o con una familia más numerosa) y otras se conocen por su comportamiento y actitud, por ejemplo, volverse más feliz, más amoroso y más maduro.

  1. El único tipo de crecimiento que es totalmente silencioso, oculto e invisible es el crecimiento espiritual.
  2. El Bhagavad-Gita dice que incluso alguien que está iluminado no puede ser reconocido por señales externas.
  3. Este artículo se publicó originalmente en inglés en abril de 2022.
  4. This article was originally published in English in April 2022.

Esta no es una declaración mística, o un obstáculo puesto para confundir a alguien en el camino espiritual. La razón por la que el crecimiento espiritual no se ve es que ocurre solo en la conciencia. No puedes pensar en tu camino hacia un estado espiritual superior.

Requiere saber cómo funciona la conciencia, que es lo que significa otro antiguo adagio indio; ‘Conoce esta única cosa por la cual todo lo demás es conocido’. En la vida diaria todos nos guiamos por la actividad mental, que se renueva constantemente con nuevos deseos, anhelos, sueños, miedos, hábitos y pensamientos diversos.

Este nivel de conciencia no es enemigo del crecimiento espiritual, pero casi toda actividad mental es irrelevante. Los pensamientos positivos y negativos juegan un papel muy importante en lo bien que va tu vida, pero no afectan tu estado de conciencia, que es lo único en lo que debes concentrarte si quieres crecer espiritualmente.

¿Cómo se alimenta la vida espiritual?

La oración es el vehículo a través del cual Él alimenta nuestra vida, nos concede Su atención personal y completa, y hace posible nuestro progreso. Todo lo que tenemos que hacer para ‘llenarnos’ es pedir a Dios.

¿Cómo crecemos en Cristo?

Como el Salvador: Crecer en cuatro áreas importantes Como el Salvador: Crecer en cuatro áreas importantes No sabemos mucho sobre cómo creció Jesucristo, pero nos da una gran pista. ‘Entonces, se supone que haga ¿qué?’. Había escuchado, en verdad lo había hecho. El instructor había revisado mi arnés, me había mostrado exactamente cómo soltar la cuerda, incluso me había mirado a los ojos y me había dicho: ‘¡ NO voy a dejarte caer!’.

Pero en ese momento crucial, ahí estaba yo, temblando y sudando al mirar por encima de mi hombro hacia abajo muy abajo, con el conocimiento de que debía dar ese primer paso. Descender del acantilado. Tal vez no hayas estado en mi lugar, a punto de bajar literalmente por un acantilado, con la esperanza de estar lo suficientemente preparado para descender en rapel de manera segura, pero es muy probable que hayas estado ahí espiritualmente.

Ya sabes, cuando has estudiado las Escrituras solo y has escuchado a los maestros testificar de la doctrina y los principios verdaderos. Sientes que el Espíritu te invita a actuar de maneras que te ayudarán a llegar a ser más como el Salvador. Te sientes entusiasmado al dar ese paso y mostrarle al Señor lo comprometido que estás con Su evangelio.

Entonces piensas: ‘¿cómo lo hago?’. Y lo que parecía tan claro y fácil hace solo un momento ya no lo es. Ahí estás, al borde de un acantilado espiritual, y no estás seguro de si tienes el equipo o la preparación adecuada para actuar conforme a la verdad que has recibido. Llegar a ser como Jesucristo: ¿Cómo se logra eso? El Salvador comenzó Su vida terrenal de la misma manera que tú lo hiciste: como un bebé.

See also:  Quien Escribio Cada Libro Dela Biblia?

Y con el tiempo, así como nosotros, Jesús comenzó a crecer (véase ). Aprendió a caminar, a hablar y a reír. Aprendió a trabajar, a leer y a llevarse bien con las personas.

  • De hecho, la manera en la que el Señor ‘creció’ está registrada en, ‘Y Jesús crecía en sabiduría, y en estatura y en gracia para con Dios y los hombres’.
  • Si queremos llegar a ser como el Salvador, podemos seguir Su ejemplo.
  • Entonces, miremos este modelo, ¡y veamos por nosotros mismos cómo es posible llegar a ser como Jesucristo!

Dios creó nuestra mente para que tuviera una capacidad asombrosa para evaluar, procesar e implementar el conocimiento. Hechos, cifras, habilidades, procedimientos, ¡la cantidad de información que podemos acumular es casi ilimitada! Sin embargo, al igual que el Salvador, procuramos crecer en sabiduría, no solo en información.

Ser sabio es ser capaz de usar la información de manera correcta, comprender nuestras elecciones y tomar buenas decisiones. ‘El meramente poseer conocimiento no constituye la sabiduría, sino el uso adecuado de él’, enseñó el élder James E. Talmage (1862–1933), del Cuórum de los Doce Apóstoles. También explicó cómo el Salvador obtuvo sabiduría: ‘Acumuló conocimiento por medio del estudio y logró sabiduría por medio de la oración, la meditación y el empeño’.

Alma enseñó a su hijo Helamán: ‘¡Oh recuerda, hijo mío, y aprende sabiduría en tu juventud; sí, aprende en tu juventud a guardar los mandamientos de Dios!’ (; cursiva agregada). Piensen es eso: ¡La fe, el estudio y la obediencia aumentan nuestra capacidad para obtener conocimiento y desarrollar sabiduría! Nefi era grande y fuerte.

  • Era lo que las Escrituras llaman ‘grande de estatura’ ().
  • Yo no lo soy.
  • La estatura de Nefi estaba diseñada para llevar a cabo actividades distintas a las que requiere mi estatura, ya que el Señor tenía diferentes tareas para Nefi.
  • Él tenía que construir un barco, encontrar alimento para su familia y ayudarlos a viajar por el desierto.

Nuestros cuerpos físicos tienen lo que requerimos para vivir y disfrutar de la vida terrenal. Por causa del designio divino de Dios, un bebé recién nacido incrementa su estatura con el tiempo. No necesitamos desarrollar órganos adicionales o miembros a medida que crecemos; esos elementos ya están creados como parte de nuestros cuerpos.

  • ¡No se requiere ensamblaje adicional! Pero a fin de que sirvamos a Dios y a aquellos que nos rodean, debemos mantener nuestro cuerpo saludable.
  • Nuestro cuerpo es un templo o una casa diseñada perfectamente para nuestro espíritu (véase ; ).
  • El presidente Russell M.
  • Nelson enseñó: ‘El cuerpo de ustedes, cualesquiera que sean sus dones naturales, es una magnífica creación de Dios; es un tabernáculo de carne, un templo para su espíritu’.

Fisicamente, nuestros cuerpos pueden experimentar severos desafíos, discapacidades y dolor, ya que estamos teniendo una experiencia terrenal; pero nuestro Padre Celestial diseñó nuestros cuerpos de manera perfecta para que alcancemos de manera exitosa nuestras oportunidades en la vida. El élder Jeffrey R. Holland, del Cuórum de los Doce Apóstoles, enseñó: ‘La primera gran verdad de toda la eternidad es que Dios nos ama con todo Su corazón, alma, mente y fuerza’. Dios te ama. Aunque tu cabello no luzca perfecto, Él te ama, con todas tus fortalezas, debilidades, preguntas y deseos.

  1. Entonces, ¿cómo ‘creces en gracia para con Dios’? ¡Le demuestras que también lo amas! Jesús dijo una vez a sus discípulos: ‘Si me amáis, guardad mis mandamientos’ ().
  2. Tu obediencia demuestra tu amor por Dios.
  3. Tu obediencia de buena voluntad en actividades diarias y pequeñas puede prepararte para responder conforme vengan Sus invitaciones en el futuro, y logres cosas todavía mayores.

¡Sorpresa! Tener el mayor número de seguidores en las redes sociales no significa que tengas ‘gracia para con los hombres’. Jesús mostró una manera distinta para influir en los demás, y a quiénes permitía que influyeran en Él. ‘ anduvo haciendo bienes porque Dios estaba con él’ ().

  1. El presidente Henry B.
  2. Eyring, Segundo Consejero de la Primera Presidencia, en una ocasión dijo: ‘Todavía puedo recordar, como si fuera hoy, a los amigos que hace tanto tiempo impactaron mi vida para bien.
  3. Ya no están aquí, pero todavía me edifica el recuerdo de su amor, ejemplo, fe y testimonio’.
  4. ¡Puedes incrementar tu influencia al ser un amigo que influye para bien en la vida de los demás¡ Para la Fortaleza de la Juventud te enseña cómo hacerlo: ‘ demuestra interés genuino en los demás; sonríe y hazles saber que te preocupas por ellos.
See also:  Que Dice La Biblia De Las Almas Gemelas?

Trata a todos con bondad y respeto, y evita juzgar y criticar a quienes te rodeen Haz un esfuerzo especial por ser amigo(a) de aquellos que sean tímidos, que se encuentren solos, que tengan necesidades especiales o que sientan que no son parte del grupo’. ‘Y Jesús crecía en sabiduría, y en estatura y en gracia para con Dios y los hombres’ (). Al seguir el modelo de crecimiento del Salvador, te darás cuenta de que los elementos trabajan perfectamente en conjunto, y llegarás a ser más parecido a Él. Tu mente, cuerpo y espíritu trabajarán juntos para tu bien, ¡y podrás bendecir la vida de muchas otras personas y ‘ con todo corazón, alma, mente y fuerza’! ().

  1. James E. Talmage, Artículos de Fe, 1980, pág.109
  2. James E. Talmage, Jesús el Cristo, 1975, pág.66
  3. Russell M. Nelson, ‘Somos hijos de Dios’, Liahona, enero de 1999, pág.101.
  4. Jeffrey R. Holland, ‘Jehová hará mañana maravillas entre vosotros’, Liahona, mayo de 2016, pág.126.
  5. Henry B. Eyring, ‘Amigos verdaderos’, Liahona, julio de 2002, pág.32.
  6. Para la Fortaleza de la Juventud, folleto, 2011, pág.16.

: Como el Salvador: Crecer en cuatro áreas importantes

¿Cómo puedo mejorar mi vida espiritual en mi hogar?

Tómate unos minutos para meditar – Trata de reservar un momento para meditar durante tu tiempo de devocional a fin de desarrollar tu bienestar espiritual. La meditación cristiana es simplemente tomarse un tiempo para sentarse, a veces en silencio, en la presencia de Dios.

  • A menudo se trata de una respiración profunda para calmar el sistema nervioso.
  • Si bien se ha demostrado que la meditación ayuda a combatir el estrés y la ansiedad, también favorece a nuestro bienestar físico y es una herramienta para el bienestar espiritual.
  • La meditación nos obliga a reducir la velocidad y a salir de nuestra vida apresurada.

Cuando meditamos, profundizamos nuestra capacidad de prestar atención y creamos el espacio para escuchar lo que dice el Espíritu Santo. El Salmo 1:2-3 dice: ‘sino que en la ley del Señor se deleita, y día y noche medita en ella. Es como el árbol plantado a la orilla de un río que, cuando llega su tiempo, da fruto y sus hojas jamás se marchitan.

¿Cuáles son las cualidades espirituales de una persona?

La Espiritualidad, un aspecto esencial del ser humano. – Fundación AFC Como Crecer Espiritualmente Según La Biblia La Espiritualidad es un aspecto esencial del ser humano. Es una vida interior, algo que no es mente y cuerpo sino espíritu. Es algo más amplio que una religión, un proceso dinámico mediante el cual las personas encontramos trascendencia, un sentido final a la vida a nuestro ser interior.

La Espiritualidad es algo más profundo de la psicología de la personalidad de cada uno, es nuestro santuario interior donde el reconocimiento de uno mismo va más allá de la reflexión analítica y se abre a la confrontación metafísica y teologal con el Abismo de lo desconocido, ya presente, al «que es más íntimo a nosotros que nosotros mismos».

Thomas Merton. La oración contemplativa : La Espiritualidad, un aspecto esencial del ser humano. – Fundación AFC

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *