Como Cultivar La Paciencia Según La Biblia?

Como Cultivar La Paciencia Según La Biblia
¿Cómo puedo aprender a ser más paciente? Ven, sígueme — Para el Sacerdocio Aarónico ¿Cómo puedo aprender a ser más paciente? La paciencia es la capacidad para perseverar la demora, los problemas, la oposición o el sufrimiento sin estar enojado, frustrado o ansioso.

Podemos desarrollar paciencia al procurar hacer la voluntad de Dios y aceptar cuándo decide que ocurran las cosas, confiando en que Él cumplirá todas las promesas que nos ha hecho. Al aprender a ser pacientes en las cosas pequeñas, nos preparamos para afrontar las pruebas más grandes con paciencia. ¿Qué experiencias le han enseñado acerca de la paciencia (incluya las pruebas más difíciles y también las menos difíciles)? ¿Qué le ha ayudado a cultivar paciencia? ¿Cómo ha bendecido su vida la paciencia? ¿Qué influencias afrontan los jóvenes en la sociedad de hoy en día que pueden llevarlos a llegar a ser impacientes? ¿Qué necesitan entender ellos sobre el atributo de la paciencia? ¿Cómo les ayudará en su futuro? Estudie con espíritu de oración los siguientes pasajes de las Escrituras y recursos.

¿Qué se ha sentido inspirado a compartir con los jóvenes?

; (El ejemplo de Job); ; ; ; ; (Aquellos que son pacientes reciben bendiciones); (Las tribulaciones fortalecen la paciencia)

Dieter F. Uchtdorf, ”, Liahona, mayo de 2010, págs.56–59; véase también el video ‘Continuemos con paciencia’. Robert C. Oaks, ”, Liahona, noviembre de 2006, págs.15–17. Enseñar a la manera del Salvador El Salvador hacía preguntas que causaban que las personas se pusieran a pensar y a reflexionar profundamente.

Se interesó sinceramente por escuchar sus respuestas y se regocijó en sus expresiones de fe. Les dio oportunidades de hacer sus propias preguntas y escuchó sus experiencias. ¿Qué preguntas puede formular que ayudarán a los jóvenes a sentir profundamente? ¿Cómo puede demostrar que usted está interesado en sus respuestas durante la lección? Video: ‘Prepárese para enseñar’ Ver un ejemplo de la,

Un miembro de la presidencia del cuórum (o un ayudante del obispo en el cuórum de presbíteros) dirige la reunión. Él dirige a los demás jóvenes para que deliberen en consejo en cuanto a los asuntos del cuórum, les enseña sus deberes del sacerdocio (usando las Escrituras y el librito ), los alienta a compartir las experiencias que han tenido al cumplir con su deber a Dios e invita al asesor o a otro miembro del cuórum a enseñar una lección del Evangelio.

Pida a cada joven que escriba una frase en la pizarra que resuma lo que aprendió en la lección de la semana pasada. Escriba el título de esta lección en la pizarra y lea el párrafo al comienzo de esta reseña. Invite a los jóvenes a compartir posibles situaciones en sus vidas en las que van a necesitar paciencia (como la educación, el matrimonio o el empleo). Muestre varios objetos que representen momentos de su vida en los que tuvo que demostrar paciencia (por ejemplo: un certificado de graduación de la universidad, un anillo de bodas o una placa misional). Pídales que adivinen qué tienen que ver esos objetos con la paciencia y luego comparta las experiencias que tuvo.

Vea otras, Cada una de las actividades siguientes ayudará a los miembros del cuórum a comprender la importancia de la paciencia. Siguiendo la inspiración del Espíritu, seleccione una o más que resulten mejor para el cuórum:

Escriba en la pizarra los siguientes títulos: ‘Paciencia’ e ‘Impaciencia’. Entregue a cada joven uno de los pasajes de las Escrituras de esta reseña acerca de la paciencia. Invite a los jóvenes a leer por turno, en voz alta, los pasajes de las Escrituras, a analizar lo que enseñan y a escribir en la pizarra las bendiciones sobre la paciencia o las consecuencias de la impaciencia. ¿Qué bendiciones y consecuencias adicionales pueden agregar a sus listas? Invite a cada joven a escribir en un papel una situación para la que se requeriría paciencia (aliéntelo a incluir no sólo los grandes problemas sino también enojos o inconvenientes de todos los días). Pídales que intercambien papeles con otro joven, que escriban una respuesta que muestre paciencia y luego compartan con el cuórum lo que han escrito. Comparta la historia de la paciencia de un padre del discurso del élder Robert C. Oaks ” e invite a los jóvenes a compartir historias que tengan acerca de la paciencia. Entregue a cada joven una pequeña sección de ese discurso que usted considere que podría serles útil. Invítelos a leer y a resumir esa porción para compartir con el cuórum. ¿Qué aprenden de este discurso que les inspire a confiar en el Señor y en Su determinación del momento oportuno? ¿Cuáles son algunas de las razones que nos hacen sentir impacientes? ¿Cómo podemos superar esa tendencia? Muestre a los jóvenes varios carteles de mensajes mormones de ejemplares recientes de la revista Liahona. Divida al cuórum en grupos pequeños e invítelos a crear su propio mensaje mormón en cuanto al tema de la paciencia. Podrían empezar por encontrar un pasaje de las Escrituras sobre la paciencia (como los que se encuentran en esta reseña) y pensar en una manera creativa de presentarlo en un póster. Pídales que compartan sus carteles con el cuórum y expliquen lo que la paciencia significa para ellos. (Como parte de esta conversación, tal vez desee compartir con el cuórum la definición de la paciencia que se encuentra al comienzo de esta reseña.) Muestre el video ‘Continuemos con paciencia’ e invite a los jóvenes a analizar lo que aprendieron del experimento del malvavisco (merengue, nube, bombón). ¿Cuáles son algunas situaciones en las que se impacientan los jóvenes? Invite a cada joven a leer una sección del discurso del presidente Dieter F. Uchtdorf ” y pídales que resuman para el resto del cuórum lo que hayan aprendido de la sección que leyeron. ¿De qué modo el consejo del presidente Uchtdorf puede ayudar a los jóvenes a ser más pacientes? Invite a un miembro del cuórum a volver a contar el relato de Job (véase ). ¿Por qué piensan los jóvenes que Job fue capaz de enfrentar tan pacientemente sus pruebas? ¿De qué modo le ayudó su fe en el Salvador ()? Invite al cuórum a sugerir cosas específicas que pueden hacer para vencer los sentimientos de impaciencia tanto durante grandes adversidades, como las que enfrentó Job, como en las pruebas más pequeñas de todos los días. Como cuórum lean los párrafos del 9 al 17 del discurso del élder Robert D. Hales ” buscando respuestas a la pregunta: ‘¿Qué quiere decir esperar en el Señor?’. Para obtener ideas adicionales, invite a los jóvenes a buscar los pasajes de las Escrituras que cita el élder Hales y comparta cualquiera de esos pasajes que enseñe acerca de la paciencia. ¿Cómo podrían utilizar los jóvenes las palabras del élder Hales o esos pasajes de las Escrituras para ayudar a alguien que pueda haber perdido la esperanza?

Pida a los jóvenes que compartan lo que hayan aprendido. ¿Comprenden la importancia de la paciencia? ¿Qué sentimientos o impresiones tienen? ¿Desean hacer otras preguntas? ¿Resultaría útil dedicarle más tiempo a esta doctrina? Sugerencia para la enseñanza ‘Puede demostrarles que los está escuchando al mostrarles una expresión de interés.

Puede mirar al que está hablando en vez de contemplar los materiales de la lección u otros objetos en el salón de clases. Puede alentar a quien habla de modo que pueda completar su pensamiento sin interrupción. Puede evitar el intervenir en conversaciones prematuras dando consejos o ideas’ ( La enseñanza: El llamamiento más importante, 2000, pág.71).

Vea otras, El joven que dirige concluye la reunión. Él podría:

Compartir sus sentimientos acerca de la paciencia e invitar a los miembros del cuórum a demostrar más paciencia con sus familias durante la semana que viene. Invitar a otros miembros del cuórum a mostrar un pasaje de las Escrituras o una cita sobre la paciencia (o el mensaje mormón que crearon) en un lugar donde les recuerde que deben ser pacientes.

: ¿Cómo puedo aprender a ser más paciente?

¿Cuál es el fruto de la paciencia?

Obtener la app YouVersion Introducción: La paciencia es un rasgo de personalidad madura. Es la virtud de quienes saben sufrir y tolerar las contrariedades y adversidades con fortaleza y sin lamentarse. Esto hace que las personas que tienen paciencia sepan esperar con calma a que las cosas sucedan.

  • La paciencia es un rasgo de personalidad madura.
  • La paciencia no nos habla de esperar sino de saber esperar en paz.
  • En la religión cristiana, la paciencia es una de las virtudes más valiosas de la vida.
  • El aumento de la paciencia es considerado como la obra del Espíritu Santo en el cristiano que ha aceptado el regalo de la salvación.

* La paciencia revela nuestra fe en los planes, la omnipotencia y el amor de Dios. * En la Biblia, la paciencia es la perseverancia hacia una meta, perseverancia ante las pruebas, o una expectante espera por el cumplimiento de una promesa. : Obtener la app YouVersion

¿Qué piensa Dios de la paciencia?

25 Versículos de la Biblia sobre la Paciencia « Como Cultivar La Paciencia Según La Biblia »

El que es paciente muestra gran discernimiento; el que es agresivo muestra mucha insensatez. El amor es paciente, es bondadoso. El amor no es envidioso ni jactancioso ni orgulloso. No se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor. Alégrense en la esperanza, muestren paciencia en el sufrimiento, perseveren en la oración. Siempre humildes y amables, pacientes, tolerantes unos con otros en amor. Pero, si esperamos lo que todavía no tenemos, en la espera mostramos nuestra constancia. No nos cansemos de hacer el bien, porque a su debido tiempo cosecharemos si no nos damos por vencidos. Más vale ser paciente que valiente; más vale el dominio propio que conquistar ciudades. Guarda silencio ante el S eñor, y espera en él con paciencia; no te irrites ante el éxito de otros, de los que maquinan planes malvados. Pon tu esperanza en el S eñor ; ten valor, cobra ánimo; ¡pon tu esperanza en el S eñor ! Ustedes quédense quietos, que el S eñor presentará batalla por ustedes. El Señor no tarda en cumplir su promesa, según entienden algunos la tardanza. Más bien, él tiene paciencia con ustedes, porque no quiere que nadie perezca, sino que todos se arrepientan. Por lo tanto, como escogidos de Dios, santos y amados, revístanse de afecto entrañable y de bondad, humildad, amabilidad y paciencia. Que el Dios que infunde aliento y perseverancia les conceda vivir juntos en armonía, conforme al ejemplo de Cristo Jesús. Porque solo un instante dura su enojo, pero toda una vida su bondad. Si por la noche hay llanto, por la mañana habrá gritos de alegría. Por la mañana, S eñor, escuchas mi clamor; por la mañana te presento mis ruegos, y quedo a la espera de tu respuesta. Por eso el S eñor los espera, para tenerles piedad; por eso se levanta para mostrarles compasión. Porque el S eñor es un Dios de justicia. ¡Dichosos todos los que en él esperan! El S eñor es clemente y compasivo, lento para la ira y grande en amor. Pero precisamente por eso Dios fue misericordioso conmigo, a fin de que en mí, el peor de los pecadores, pudiera Cristo Jesús mostrar su infinita bondad. Así llego a servir de ejemplo para los que, creyendo en él, recibirán la vida eterna. Pero no olviden, queridos hermanos, que para el Señor un día es como mil años, y mil años como un día. Por lo tanto, manténganse despiertos, porque no saben qué día vendrá su Señor. Pero el que se mantenga firme hasta el fin será salvo. Predica la Palabra; persiste en hacerlo, sea o no sea oportuno; corrige, reprende y anima con mucha paciencia, sin dejar de enseñar. Vengo pronto. Aférrate a lo que tienes, para que nadie te quite la corona. Rásguense el corazón y no las vestiduras. Vuélvanse al S eñor su Dios, porque él es bondadoso y compasivo, lento para la ira y lleno de amor, cambia de parecer y no castiga. El futuro de los justos es halagüeño; la esperanza de los malvados se desvanece.

See also:  Que Es Sion En La Biblia?

: 25 Versículos de la Biblia sobre la Paciencia

¿Cómo ser paciente en Dios?

¿Cómo puedo aprender a ser más paciente? Ven, sígueme — Para el Sacerdocio Aarónico ¿Cómo puedo aprender a ser más paciente? La paciencia es la capacidad para perseverar la demora, los problemas, la oposición o el sufrimiento sin estar enojado, frustrado o ansioso.

  • Podemos desarrollar paciencia al procurar hacer la voluntad de Dios y aceptar cuándo decide que ocurran las cosas, confiando en que Él cumplirá todas las promesas que nos ha hecho.
  • Al aprender a ser pacientes en las cosas pequeñas, nos preparamos para afrontar las pruebas más grandes con paciencia.
  • ¿Qué experiencias le han enseñado acerca de la paciencia (incluya las pruebas más difíciles y también las menos difíciles)? ¿Qué le ha ayudado a cultivar paciencia? ¿Cómo ha bendecido su vida la paciencia? ¿Qué influencias afrontan los jóvenes en la sociedad de hoy en día que pueden llevarlos a llegar a ser impacientes? ¿Qué necesitan entender ellos sobre el atributo de la paciencia? ¿Cómo les ayudará en su futuro? Estudie con espíritu de oración los siguientes pasajes de las Escrituras y recursos.

¿Qué se ha sentido inspirado a compartir con los jóvenes?

; (El ejemplo de Job); ; ; ; ; (Aquellos que son pacientes reciben bendiciones); (Las tribulaciones fortalecen la paciencia)

Dieter F. Uchtdorf, ”, Liahona, mayo de 2010, págs.56–59; véase también el video ‘Continuemos con paciencia’. Robert C. Oaks, ”, Liahona, noviembre de 2006, págs.15–17. Enseñar a la manera del Salvador El Salvador hacía preguntas que causaban que las personas se pusieran a pensar y a reflexionar profundamente.

  • Se interesó sinceramente por escuchar sus respuestas y se regocijó en sus expresiones de fe.
  • Les dio oportunidades de hacer sus propias preguntas y escuchó sus experiencias.
  • ¿Qué preguntas puede formular que ayudarán a los jóvenes a sentir profundamente? ¿Cómo puede demostrar que usted está interesado en sus respuestas durante la lección? Video: ‘Prepárese para enseñar’ Ver un ejemplo de la,

Un miembro de la presidencia del cuórum (o un ayudante del obispo en el cuórum de presbíteros) dirige la reunión. Él dirige a los demás jóvenes para que deliberen en consejo en cuanto a los asuntos del cuórum, les enseña sus deberes del sacerdocio (usando las Escrituras y el librito ), los alienta a compartir las experiencias que han tenido al cumplir con su deber a Dios e invita al asesor o a otro miembro del cuórum a enseñar una lección del Evangelio.

Pida a cada joven que escriba una frase en la pizarra que resuma lo que aprendió en la lección de la semana pasada. Escriba el título de esta lección en la pizarra y lea el párrafo al comienzo de esta reseña. Invite a los jóvenes a compartir posibles situaciones en sus vidas en las que van a necesitar paciencia (como la educación, el matrimonio o el empleo). Muestre varios objetos que representen momentos de su vida en los que tuvo que demostrar paciencia (por ejemplo: un certificado de graduación de la universidad, un anillo de bodas o una placa misional). Pídales que adivinen qué tienen que ver esos objetos con la paciencia y luego comparta las experiencias que tuvo.

Vea otras, Cada una de las actividades siguientes ayudará a los miembros del cuórum a comprender la importancia de la paciencia. Siguiendo la inspiración del Espíritu, seleccione una o más que resulten mejor para el cuórum:

Escriba en la pizarra los siguientes títulos: ‘Paciencia’ e ‘Impaciencia’. Entregue a cada joven uno de los pasajes de las Escrituras de esta reseña acerca de la paciencia. Invite a los jóvenes a leer por turno, en voz alta, los pasajes de las Escrituras, a analizar lo que enseñan y a escribir en la pizarra las bendiciones sobre la paciencia o las consecuencias de la impaciencia. ¿Qué bendiciones y consecuencias adicionales pueden agregar a sus listas? Invite a cada joven a escribir en un papel una situación para la que se requeriría paciencia (aliéntelo a incluir no sólo los grandes problemas sino también enojos o inconvenientes de todos los días). Pídales que intercambien papeles con otro joven, que escriban una respuesta que muestre paciencia y luego compartan con el cuórum lo que han escrito. Comparta la historia de la paciencia de un padre del discurso del élder Robert C. Oaks ” e invite a los jóvenes a compartir historias que tengan acerca de la paciencia. Entregue a cada joven una pequeña sección de ese discurso que usted considere que podría serles útil. Invítelos a leer y a resumir esa porción para compartir con el cuórum. ¿Qué aprenden de este discurso que les inspire a confiar en el Señor y en Su determinación del momento oportuno? ¿Cuáles son algunas de las razones que nos hacen sentir impacientes? ¿Cómo podemos superar esa tendencia? Muestre a los jóvenes varios carteles de mensajes mormones de ejemplares recientes de la revista Liahona. Divida al cuórum en grupos pequeños e invítelos a crear su propio mensaje mormón en cuanto al tema de la paciencia. Podrían empezar por encontrar un pasaje de las Escrituras sobre la paciencia (como los que se encuentran en esta reseña) y pensar en una manera creativa de presentarlo en un póster. Pídales que compartan sus carteles con el cuórum y expliquen lo que la paciencia significa para ellos. (Como parte de esta conversación, tal vez desee compartir con el cuórum la definición de la paciencia que se encuentra al comienzo de esta reseña.) Muestre el video ‘Continuemos con paciencia’ e invite a los jóvenes a analizar lo que aprendieron del experimento del malvavisco (merengue, nube, bombón). ¿Cuáles son algunas situaciones en las que se impacientan los jóvenes? Invite a cada joven a leer una sección del discurso del presidente Dieter F. Uchtdorf ” y pídales que resuman para el resto del cuórum lo que hayan aprendido de la sección que leyeron. ¿De qué modo el consejo del presidente Uchtdorf puede ayudar a los jóvenes a ser más pacientes? Invite a un miembro del cuórum a volver a contar el relato de Job (véase ). ¿Por qué piensan los jóvenes que Job fue capaz de enfrentar tan pacientemente sus pruebas? ¿De qué modo le ayudó su fe en el Salvador ()? Invite al cuórum a sugerir cosas específicas que pueden hacer para vencer los sentimientos de impaciencia tanto durante grandes adversidades, como las que enfrentó Job, como en las pruebas más pequeñas de todos los días. Como cuórum lean los párrafos del 9 al 17 del discurso del élder Robert D. Hales ” buscando respuestas a la pregunta: ‘¿Qué quiere decir esperar en el Señor?’. Para obtener ideas adicionales, invite a los jóvenes a buscar los pasajes de las Escrituras que cita el élder Hales y comparta cualquiera de esos pasajes que enseñe acerca de la paciencia. ¿Cómo podrían utilizar los jóvenes las palabras del élder Hales o esos pasajes de las Escrituras para ayudar a alguien que pueda haber perdido la esperanza?

See also:  Qué Significa Unción En La Biblia?

Pida a los jóvenes que compartan lo que hayan aprendido. ¿Comprenden la importancia de la paciencia? ¿Qué sentimientos o impresiones tienen? ¿Desean hacer otras preguntas? ¿Resultaría útil dedicarle más tiempo a esta doctrina? Sugerencia para la enseñanza ‘Puede demostrarles que los está escuchando al mostrarles una expresión de interés.

Puede mirar al que está hablando en vez de contemplar los materiales de la lección u otros objetos en el salón de clases. Puede alentar a quien habla de modo que pueda completar su pensamiento sin interrupción. Puede evitar el intervenir en conversaciones prematuras dando consejos o ideas’ ( La enseñanza: El llamamiento más importante, 2000, pág.71).

Vea otras, El joven que dirige concluye la reunión. Él podría:

Compartir sus sentimientos acerca de la paciencia e invitar a los miembros del cuórum a demostrar más paciencia con sus familias durante la semana que viene. Invitar a otros miembros del cuórum a mostrar un pasaje de las Escrituras o una cita sobre la paciencia (o el mensaje mormón que crearon) en un lugar donde les recuerde que deben ser pacientes.

: ¿Cómo puedo aprender a ser más paciente?

¿Por qué se pierde la paciencia?

Las 3 razones principales por las cuales perdemos la paciencia son las siguientes: Intensidad elevada emocional de nuestros hijos, situación en la cual no sabemos ver el motivo que ha desencadenado esta respuesta. Tenemos un exceso de responsabilidades que no gestionamos bien.

¿Qué es la paciencia espiritual?

Paciencia – Wikipedia, la enciclopedia libre Para otros usos de este término, véase, Representación renacentista de la paciencia. La paciencia es la actitud que lleva al ser humano a poder soportar contratiempos y dificultades para conseguir algún bien.

  • La constancia valerosa que se opone al mal, y que a pesar de lo que sufra el no se deja dominar por él’,
  • Dicha palabra proviene del latín pati, que significa sufrir.
  • De hecho el participio patiens se introdujo al castellano como (en los ) o ‘el que sufre’.
  • En sus Éticas alude a esta virtud como: ‘el equilibrio entre emociones extremas o punto medio: metriopatía.

Con ella se consigue sobreponerse a las emociones fuertes generadas por las desgracias o aflicciones. Para ello es necesario un entrenamiento práctico ante el asedio de los dolores y tristezas de la vida, una, que fue desarrollada por filosofías posteriores, en particular el,

La paciencia es un rasgo de, Es la virtud de quienes saben sufrir y tolerar las contrariedades y adversidades con fortaleza y sin lamentarse. Esto hace que las personas que tienen paciencia sepan esperar con a que las cosas sucedan, ya que piensan que las cosas que no dependan estrictamente de uno, se les debe otorgar tiempo.

considera no solo la actitud paciente, sino el hábito que facilita mantener esa actitud: ‘La paciencia es una virtud que se relaciona con la virtud de la fortaleza e impide al hombre distanciarse de la recta razón iluminada por la fe y sucumbir a las dificultades y tristezas’,

¿Donde dice en la Biblia que la prueba produce paciencia?

Romanos 5:3-5 Y no solo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza; y la esperanza no avergüenza; porque | Biblia Reina Valera 1960 (RVR1960) | Descargue La Biblia App ahora Lea la Biblia, descubra Planes y busque a Dios todos los días. : Romanos 5:3-5 Y no solo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza; y la esperanza no avergüenza; porque | Biblia Reina Valera 1960 (RVR1960) | Descargue La Biblia App ahora

¿Quién tuvo paciencia en la Biblia?

Santo Job, el hombre más paciente de todos los tiempos Padre José de Jesús Aguilar 07/05/2017 Como Cultivar La Paciencia Según La Biblia El 10 de mayo, además de festejar a todas las mamás del país, se celebra a Job, un antiquísimo jefe religioso de Israel. Job ha sido considerado durante muchos siglos como el mejor modelo de paciencia, antes de Jesucristo. El profeta Jeremías afirma que la tierra donde Job nació y vivió (al suroriente del Jordán) era considerada como región de grandes sabios y profundos pensadores.

  1. Según la Biblia, Job fue un hombre de muy buen comportamiento, que se apartaba del mal y temía mucho ofender a Dios.
  2. Tenía siete hijos y tres hijas.
  3. Era inmensamente rico.
  4. Tenía 7,000 ovejas, 3,000 camellos, 500 pares de bueyes, 500 asnas, y muchísimos obreros.
  5. Era el más rico de toda la región’.
  6. De vez en cuando ofrecía sacrificios de animales a Dios, para pedirle perdón por los pecados de sus hijos, porque se decía: ‘¡Quien sabe si alguno de mis hijos haya disgustado al Señor con algún pecado!’.

¿Quieres saber más? Te invitamos a escuchar el audio completo aquí. : Santo Job, el hombre más paciente de todos los tiempos

¿Cuáles son las obras de la paciencia?

Hace dos años, Chad, mi hermano menor, pasó al otro lado del velo. Su transición al otro lado dejó un vacío en el corazón de mi cuñada, Stephanie, de sus dos pequeños hijos, Braden y Bella, y del resto de la familia. Una semana antes que Chad falleciera encontramos consuelo en las palabras que el élder Neil L. Imagen Tenemos fe en Jesucristo; sabemos que nos reuniremos nuevamente con Chad, ¡pero perder su presencia física es doloroso! Muchas personas han perdido a sus seres queridos y es difícil ser paciente y esperar para volver a reunirnos con ellos. Durante el año posterior a su muerte, sentimos que una oscura nube nos ensombrecía.

Buscamos refugio en el estudio de las Escrituras orando con más fervor y asistiendo al templo con mayor frecuencia. Las palabras de este himno captan los sentimientos que tuvimos en ese tiempo: ‘El alba ya rompe, el mundo despierta, y huyen las sombras de obscuridad’ (‘El alba ya rompe’, Himnos, nro.24).

¡Nuestra familia decidió que 2020 sería un año renovador! A finales de noviembre de 2019 estábamos estudiando el libro de Santiago en nuestra lección de Ven, sígueme del Nuevo Testamento, cuando se nos reveló un lema. En Santiago, capítulo 1, versículo 2, leemos: ‘Hermanos míos, tenedlo como gozo pleno cuando caigáis en muchas aflicciones’ (Traducción de José Smith, Santiago 1:2 ).

  1. En nuestro deseo por iniciar un año nuevo, una década nueva, decidimos con gozo que 2020 sería un año para ‘tenelo como gozo pleno’.
  2. Lo sentimos con tal fuerza que la Navidad pasada regalamos a nuestros hermanos y hermanas camisetas que decían en letra grande: ‘¡Tenedlo como gozo pleno!’.
  3. El año 2020 ciertamente sería un año de gozo y regocijo.

Bueno, aquí estamos, el 2020 trajo en su lugar la pandemia del COVID-19 en todo el mundo, disturbios civiles, más desastres naturales y desafíos económicos. Es posible que nuestro Padre Celestial nos esté dando tiempo para reflexionar y considerar nuestra comprensión de la paciencia y nuestra decisión consciente de elegir el gozo.

Desde entonces, el libro de Santiago ha adquirido un nuevo significado para nosotros. Santiago, capítulo 1, versículos 3 y 4, continúa así: ‘abiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. ‘Pero tenga la paciencia su obra perfecta, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna’.

En nuestros esfuerzos por encontrar gozo durante nuestras pruebas, habíamos olvidado que la paciencia es fundamental para permitir que esas pruebas sirvan para nuestro bien. El rey Benjamín nos enseñó a despojarnos del hombre natural y hacernos ‘santo por la expiación de Cristo el Señor, y como un niño: sumiso, manso, humilde, paciente, lleno de amor y dispuesto a someter ‘ ( Mosíah 3:19 ).

En el capítulo 6 de Predicad Mi Evangelio se enseñan atributos clave de Cristo que podemos emular: ‘La paciencia es la capacidad de soportar las demoras, los problemas, la oposición y el sufrimiento sin enojo, frustración ni ansiedad. Es la habilidad de hacer la voluntad del Señor y aceptar las cosas a Su tiempo.

Si usted es paciente, es capaz de soportar las presiones y de enfrentar la adversidad con calma y esperanza’ ( Predicad Mi Evangelio: Una guía para el servicio misional, 2018, pág.120). La obra perfecta de la paciencia también puede ilustrarse en la vida de uno de los primeros discípulos de Cristo: Simón el Cananita.

Los zelotes eran un grupo de judíos nacionalistas que se oponían fuertemente a la dominación romana. El movimiento de los zelotes defendía la violencia en contra de los romanos, sus colaboradores judíos, y los saduceos, con atracos para obtener provisiones y dedicándose a otras actividades que ayudaran su causa (véase Encyclopedia Britannica, ‘Zealot’, britannica.com).

Simón el Cananita era un zelote (véase Lucas 6:15 ). Imaginen a Simón tratando de persuadir al Salvador a tomar las armas, dirigir un grupo radical o provocar el caos en Jerusalén. Jesús enseñó: ‘Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra como heredad,

‘Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia, ‘Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios’ ( Mateo 5:5, 7, 9 ). Simón pudo haber abrazado y defendido su filosofía con fervor y pasión, pero las Escrituras sugieren que, por medio de la influencia y el ejemplo del Salvador, su enfoque cambió.

Su discipulado de Cristo se convirtió en el eje central de la misión de su vida. A medida que hacemos convenios con Dios y los guardamos, el Salvador puede ayudarnos a ‘nacer otra vez; sí, nacer de Dios, ser cambiados de estado carnal y caído, a un estado de rectitud, siendo redimidos por Dios, convirtiéndo en sus hijos e hijas’ ( Mosíah 27:25 ).

See also:  Qué Dice La Biblia De La Homosexualidad?

De todos los fervientes empeños sociales, religiosos y políticos de nuestros días, permitamos que ser discípulos de Jesucristo sea nuestra afiliación y afirmación más notable. ‘Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón’ ( Mateo 6:21 ). Tampoco olvidemos que, incluso después de que los fieles discípulos hubieron ‘hecho la voluntad de Dios’, ‘la paciencia necesaria’ ( Hebreos 10:36 ).

Así como la prueba de nuestra fe produce paciencia dentro de nosotros, cuando ponemos en práctica la paciencia, nuestra fe aumenta. Y a medida que nuestra fe aumenta, también lo hace nuestro gozo. En marzo pasado, Emma, nuestra segunda hija, al igual que muchos misioneros de la Iglesia, estuvo en aislamiento obligatorio.

Muchos misioneros regresaron a casa; muchos esperaban ser reasignados; muchos no recibieron las bendiciones del templo antes de salir al campo a trabajar. Gracias, élderes y hermanas, ¡los amamos! Emma y su compañera en los Países Bajos fueron probadas emocionalmente esas primeras semanas, al punto de derramar lágrimas en muchas ocasiones.

Al tener solo breves oportunidades para interactuar en persona y con limitada exposición al aire libre, la dependencia que Emma tenía de Dios aumentó. Oramos con ella en línea y le preguntamos cómo podíamos ayudar. Ella nos pidió que nos pusiéramos en contacto con amigos a quienes estaba enseñando en línea.

  1. Nuestra familia empezó a conectarse en línea, uno por uno, con los amigos de Emma en los Países Bajos.
  2. Los invitamos a unirse en línea, cada semana, a nuestro estudio de Ven, sígueme con nuestro círculo familiar.
  3. Floor, Laura, Renske, Freek, Benjamin, Stal y Muhammad se han convertido en nuestros amigos.

Algunos de nuestros amigos de los Países Bajos han entrado ‘por la puerta estrecha’ ( 3 Nefi 14:13 ). A otros se les está mostrando ‘la angostura de la senda, y la estrechez de la puerta por la cual ellos deben entrar’ ( 2 Nefi 31:9 ). Son nuestros hermanos y hermanas en Cristo.

Cada semana ‘tenemos gozo pleno’ a medida que trabajamos juntos en nuestro progreso en la senda de los convenios. Permitimos que ‘tenga la paciencia su obra perfecta’ ( Santiago 1:4 ) mientras no podamos reunirnos en persona con los miembros de nuestro barrio por un tiempo. Pero tenemos como gozo el aumento de la fe de nuestra familia gracias a las nuevas conexiones que permite la tecnología y a través del estudio del Libro de Mormón en Ven, sígueme,

El presidente Russell M. Nelson prometió: ‘Su constante empeño en este esfuerzo —incluso durante los momentos en que sientan que no están teniendo mucho éxito— cambiará su vida, la de su familia y el mundo’ (‘ Sigan adelante con fe ‘, Liahona, mayo de 2020, pág.114).

El templo, el lugar en el que hacemos convenios sagrados con Dios, está cerrado temporalmente. El hogar, el lugar en el que guardamos los convenios hechos con Dios, ¡está abierto! Tenemos la oportunidad de estudiar y meditar en casa sobre la belleza excepcional de los convenios del templo. Aunque no podamos entrar en ese espacio físico sagrado, nuestro ‘corazón se regocijará en gran manera como consecuencia de las bendiciones que han de ser derramadas’ ( Doctrina y Convenios 110:9 ).

Muchos han perdido su empleo, otros han perdido oportunidades. Sin embargo, nos regocijamos junto con el presidente Nelson, quien recientemente declaró: ‘Las ofrendas de ayuno voluntarias de nuestros miembros, de hecho, se han incrementado, así como también las contribuciones voluntarias a nuestros fondos humanitarios,

  1. Juntos venceremos estos momentos difíciles.
  2. El Señor los bendecirá mientras continúan bendiciendo a los demás’ (página de Facebook de Russell M.
  3. Nelson, publicación del 16 de agosto de 2020, facebook.com/russell.m.nelson).
  4. El Señor nos manda: ‘ ¡Tened ánimo!’; no nos manda a tener temor ( Mateo 14:27 ).

En ocasiones nos impacientamos cuando pensamos que estamos ‘haciéndolo todo bien’ y seguimos sin recibir las bendiciones que deseamos. Enoc caminó con Dios durante 365 años antes de que él y su pueblo fueran trasladados. Trescientos sesenta y cinco años de esforzarse por hacer las cosas correctamente, ¡y entonces ocurrió! (Véase Doctrina y Convenios 107:49 ).

  1. El fallecimiento de mi hermano Chad ocurrió unos pocos meses después de que fuéramos relevados de la presidencia de la Misión Utah Ogden.
  2. Es milagroso que, aunque vivíamos en el sur de California, de las 417 misiones a las que pudimos haber sido asignados en el año 2015, se nos asignó al norte de Utah.

La casa de la misión estaba a treinta minutos en automóvil del hogar de Chad. El cáncer de Chad fue diagnosticado después de que recibimos nuestra asignación misional. Incluso en la circunstancia más difícil, sabíamos que nuestro Padre Celestial estaba al tanto de nosotros y nos ayudaba a encontrar gozo.

  1. Testifico del poder redentor, santificador, humilde y gozoso del Salvador Jesucristo.
  2. Testifico que, al orar a nuestro Padre Celestial en el nombre de Jesús, Él nos contestará.
  3. Testifico que a medida que escuchemos, prestemos atención y demos oído a la voz del Señor y Su profeta viviente, el presidente Russell M.

Nelson, podremos permitir que ‘tenga la paciencia su obra perfecta’ y ‘tenelo como gozo pleno’. En el nombre de Jesucristo. Amén.

¿Qué es ser paciente ejemplos?

La paciencia es la facultad que tiene un individuo de esperar sin sentirse ansioso, sin apurar los procesos y tomándose el tiempo necesario para realizar cada acción. Por ejemplo: un padre que se sienta afuera del colegio para esperar a que sus hijos terminen la jornada escolar y llevarlos a casa.

  • Se entiende también como la capacidad de tolerar o soportar obstáculos o situaciones adversas hasta conseguir una meta o un propósito específico.
  • Por ejemplo: un pasante que recibe un sueldo bajo, pero que lo tolera con el fin de tener su primera experiencia laboral en el currículum.
  • Como virtud, la paciencia exige que las personas que la practican entiendan que existen situaciones en la vida que no pueden ser controladas por el ser humano.

Por eso, ser prudente y esperar se convierte en una gran habilidad, Por ejemplo: un corredor que quería salir a entrenar en la mañana, pero espera con tranquilidad a que deje de llover afuera.

¿Qué dice Salmo 37 7?

1 No te impacientes a causa de los malignos, ni tengas envidia de los que hacen iniquidad, 2 porque como hierba pronto serán a cortados, y como la hierba verde se secarán.3 Confía en Jehová y haz el bien; habita en la tierra y apaciéntate en la fidelidad.4 Deléitate asimismo en Jehová, y él te concederá las a peticiones de tu corazón.5 Encomienda a Jehová tu a camino, y confía en él, y él lo hará.6 Y a exhibirá tu justicia como la luz, y tu derecho como el mediodía.7 Guarda silencio ante Jehová, y espera con a paciencia en él.

¿Qué significa la palabra paciencia en la Biblia?

Paciencia – Wikipedia, la enciclopedia libre Para otros usos de este término, véase, Representación renacentista de la paciencia. La paciencia es la actitud que lleva al ser humano a poder soportar contratiempos y dificultades para conseguir algún bien.

  • La constancia valerosa que se opone al mal, y que a pesar de lo que sufra el no se deja dominar por él’,
  • Dicha palabra proviene del latín pati, que significa sufrir.
  • De hecho el participio patiens se introdujo al castellano como (en los ) o ‘el que sufre’.
  • En sus Éticas alude a esta virtud como: ‘el equilibrio entre emociones extremas o punto medio: metriopatía.

Con ella se consigue sobreponerse a las emociones fuertes generadas por las desgracias o aflicciones. Para ello es necesario un entrenamiento práctico ante el asedio de los dolores y tristezas de la vida, una, que fue desarrollada por filosofías posteriores, en particular el,

La paciencia es un rasgo de, Es la virtud de quienes saben sufrir y tolerar las contrariedades y adversidades con fortaleza y sin lamentarse. Esto hace que las personas que tienen paciencia sepan esperar con a que las cosas sucedan, ya que piensan que las cosas que no dependan estrictamente de uno, se les debe otorgar tiempo.

considera no solo la actitud paciente, sino el hábito que facilita mantener esa actitud: ‘La paciencia es una virtud que se relaciona con la virtud de la fortaleza e impide al hombre distanciarse de la recta razón iluminada por la fe y sucumbir a las dificultades y tristezas’,

¿Qué es ser paciente ejemplos?

La paciencia es la facultad que tiene un individuo de esperar sin sentirse ansioso, sin apurar los procesos y tomándose el tiempo necesario para realizar cada acción. Por ejemplo: un padre que se sienta afuera del colegio para esperar a que sus hijos terminen la jornada escolar y llevarlos a casa.

Se entiende también como la capacidad de tolerar o soportar obstáculos o situaciones adversas hasta conseguir una meta o un propósito específico. Por ejemplo: un pasante que recibe un sueldo bajo, pero que lo tolera con el fin de tener su primera experiencia laboral en el currículum. Como virtud, la paciencia exige que las personas que la practican entiendan que existen situaciones en la vida que no pueden ser controladas por el ser humano.

Por eso, ser prudente y esperar se convierte en una gran habilidad, Por ejemplo: un corredor que quería salir a entrenar en la mañana, pero espera con tranquilidad a que deje de llover afuera.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *