Como Sera La Segunda Venida De Cristo Segun La Biblia?

Como Sera La Segunda Venida De Cristo Segun La Biblia
¿Qué advertencia dio Cristo para que no seamos engañados acerca de su segunda venida? – El arrebatamiento y la segunda venida de cristo son eventos distinto que no deben confundirse, y esto podemos apreciarlo más claramente en la Santa Biblia, en 1 Tesalonicenses 4:16-17, nos expresa: Que luego de la trompeta tocada por el mismo Dios hará que su hijo se manifieste descendiendo del cielo y todo aquel que haya muerto en su nombre y amándole hasta su último aliento resucitarán primero.

Luego, le seguirán los vivos, y finalmente, los que hayan quedado serán arrebatados e invitados a recibir y disfrutar de la vida eterna, del paraíso, la tierra prometida por Dios. La biblia también nos dice en Mateo 24:27 que la segunda venida de Cristo será como un relámpago, sale por un lado, y se muestra hasta el otro.

El mismo Cristo nos dice que no creamos en falsos profetas o falsos anuncios de que el hijo del hombre está aquí, en los aposentos o en el desierto. Nos advierte, que no creamos en nada de esto, siquiera, en falsas ‘señales’ por la necesidad del hombre de ser quien le anuncie, pues el mesías no necesita anuncios de ningún profeta, cuando llegue la hora, lo sabremos y todos podremos apreciarle y rendirnos ante su grandeza.

¿Qué dice la Biblia sobre la segunda venida de Cristo?

¿Qué sientes al pensar en la segunda venida de Jesucristo? ¿La deseas con expectativa o sientes miedo? En Isaías 33 dice que algunos deberían temer la Segunda Venida porque son inicuos y no están preparados para estar con el Señor; también habla de los que morarán con Él y describe cómo serán.

Los que desean vivir con el Señor deben subrayar esas cualidades y esforzarse por desarrollarlas.El capítulo 34 de Isaías parece ser, hasta ahora, el más severo de todos los que hablan de destrucción; en él se describen los juicios que sobrevendrían a los inicuos, tanto en la época de Isaías como poco antes de la Segunda Venida.

No obstante, debemos recordar que esos terribles juicios los recibirán solamente aquellos que hayan sido amonestados y hayan decidido seguir siendo malvados de todos modos. El Señor no desea que ninguno de Sus hijos reciba esa clase de castigos (véase 2 Nefi 26:23–8); pero si una ley se ha quebrantado, es preciso que sobrevengan las consecuencias (véase D.

¿Qué señales habrá de la venida de Jesús?

‘¿Y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?’ (Mateo 24:3). –

Preguntas Referencias de la Perla de Gran Precio y del Nuevo Testamento
¿Quién intentará engañar aun a los mismos elegidos y qué tácticas se usarán? (Los electos son los miembros fieles de la Iglesia) José Smith 1:22 Mateo 24:24
¿Cuál deberá ser la reacción de los hombres al oír de guerras y rumores de guerras? José Smith 1:23, 28-29 Mateo 24:6
Cuando se diga que Cristo está en el desierto o en cámaras secretas, ¿cuál deberá ser la reacción de ustedes? José Smith 1:25 Mateo 24:26
¿Hasta qué punto se esparcirá la luz del evangelio en la tierra? José Smith 1:26 Mateo 24:27
¿Qué significa la siguiente declaración: ‘Porque dondequiera que estuviere el cuerpo muerto, allí se juntarán las águilas’? José Smith 1:27 Mateo 24:28 (Véase el Comentario interpretativo, 22-6).
Hagan una lista de las cuatro señales mencionadas en Mateo 24:7 José Smith 1:29 Mateo 24:7
¿Qué quiere decir esta declaración: ‘el amor de muchos se enfriará’? José Smith 1:30 Mateo 24:12
¿Quiénes, entonces, serán salvos? José Smith 1:30 Mateo 24:12
¿Cuándo vendrá el fin (la destrucción de los malvados)? ¿Y por qué el evangelio del reino tiene que ser predicado primero? José Smith 1:31 Mateo 24:14
¿Qué es la abominación de desolación que ocurrirá por segunda vez? José Smith 1:32 Mateo 24:15 (Véase el Comentario Interpretativo 22-4)
¿Cuáles serán las cuatro señales que serán dadas después de la tribulación de los días de abominación? José Smith 1:33 Mateo 24:29
¿Qué significa el pasaje de Mateo 24:34? José Smith 1:34 Mateo 24:34
¿Cuál es la señal del Hijo del Hombre, la cual aparecerá en el cielo? José Smith 1:36 Mateo 24:29, 30 (Véase Comentario Interpretativo 22-7).
¿En qué forma pueden los hombres evitar el engaño? José Smith 1:37-40
¿Cuál será la actitud de la mayoría de los hombres antes de la venida de Jesús? José Smith 1:41-43 Mateo 24:37-39
¿Qué quiere decir esta declaración: ‘Entonces estarán dos en el campo; el uno será tomado, y el otro será dejado’? José Smith 1:44, 45 Mateo 24:40, 41 (Véase Comentario Interpretativo 22-8).
¿Cuál es la amonestación que los hombres deben escuchar? José Smith 1:46-48 Mateo 24:42, 43
¿Qué sucederá si fracasamos y no nos preparamos? José Smith 1:49-55 Mateo 24:45-51

Para tener más luz sobre el asunto, lean los otros versículos que indicó el presidente Lee diciendo que los hombres deben estudiarlos si es que quieren comprender las señales de los tiempos: D. y C.45:15-17; D. y C.101:11-23; D. y C.133:1-25, 36-52, 58-64.

¿Cómo debemos prepararnos para la segunda venida de Cristo?

Para aprender sobre las señales de la Segunda Venida debemos estudiar las Escrituras. Si el mundo quiere saber lo que va a pasar, que lean la Biblia, el Libro de Mormón, y Doctrina y Convenios; que lean las revelaciones de Juan. Y vive Dios que se cumplirán. No habrá ni una que quede sin cumplirse.

¿Cómo se explica el Apocalipsis en el cielo?

El Libro de Apocalipsis contiene uno de los pocos pasajes de las Escrituras que describe la guerra en los cielos de la vida preterrenal (véase Apocalipsis 12:7–11) y presenta una reseña inspirada de la historia del mundo, que se centra particularmente en los últimos días y el Milenio.

¿Qué ocurre con aquellos que han muerto?

4. Conclusión – En este artículo, estudiamos el tema de lo que sucede después de la muerte. Como vimos, aparte del Señor Jesucristo que fue resucitado de los muertos, no hay otro muerto que ahora este vivo. Los próximos que recobrarán la vida, serán aquellos que son de Cristo, esto es, los cristianos muertos, en el día de la venida del Señor.

  • El cuerpo que tendrán aquel día, no será un cuerpo alma, como el que tenían hasta su muerte, sino un cuerpo espiritual, como el cuerpo que el Señor Jesús tiene ahora.
  • La resurrección de los cristianos muertos será seguida por el arrebatamiento de aquellos cristianos que estén vivos aquel día, y cuyos cuerpos también serán cambiados de alma a espiritual.

Después de todo eso, ‘NOSOTROS (todos los cristianos, muertos y vivos) ESTAREMOS SIEMPRE CON EL SEÑOR’ (1 de Tesalonicenses 4:17). Habiendo examinado lo que la Biblia dice sobre la muerte, avanzamos y examinamos algunas afirmaciones comunes de la tradición a la luz de lo que la Palabra de Dios dice.

Así que, vimos que los muertos: i) No van al cielo sino al dominio de la tumba. ii) No tienen conciencia y no tienen parte con lo que sucede en la vida. iii) No alaban a Dios ni le dan gracias. Además, vimos que: iv) La muerte no son un amigo que nos acerca más a Dios, sino un enemigo que será destruido y que v) No tiene a Dios como originario sino al diablo.

De todo lo anterior, debería quedar claro que la muerte no es una esperanza que como cristianos debemos de tener. Más bien, nuestra esperanza es la venida del Señor Jesucristo, mediante la cual, si estamos muertos seremos resucitados, y si estamos vivos seremos arrebatados en las nubes para encontrarnos con el Señor en el aire (1 de Tesalonicenses 4:17).

Por lo cual, como cristianos no deberíamos esperar el día de nuestra muerte sino el día de la venida del Señor. Como en Filipenses 3:20-21 característicamente dice: Filipenses 3:20-21 ‘En cambio, nosotros somos ciudadanos del cielo, de donde anhelamos recibir al Salvador, el Señor Jesucristo. Él transformará nuestro cuerpo miserable para que sea como su cuerpo glorioso, mediante el poder con que somete a sí mismo todas las cosas.’ (NVI) Por lo cual, no abramos nuestros oídos y nuestro corazón al falso ‘consuelo’ de la religión sino al verdadero consuelo de la Palabra, para que no esperemos el día del miserable evento de la muerte sino el día de la gloriosa venida del Señor, en la cual nuestro presente cuerpo alma corruptible será transformado ‘para que sea conforme a Su glorioso cuerpo’ y para que después del cual ‘siempre estemos con el Señor’.

Anastasios Kioulachoglou Español: Aleida López de Steinmetz Versión Bíblica: Reina-Valera 1960 Notas al pie 1. Como veremos, aunque hay diferencias en cuanto al tiempo en el que cada categoría de muertos (creyentes, no creyentes, gente que vivió bajo otras administraciones) seremos resucitados así como lo que seguirá esas resurrecciones (vida eterna, condenación, juicio de acuerdo a la ley) no hay diferencia entre ellos en cuando al presente estado de la muerte que los compone.2.

Para más sobre el alma, ver: Espíritu, Alma y Cuerpo,3. Puesto que después de su resurrección Jesucristo tiene un cuerpo espiritual, una manera razonable para obtener más información sobre las propiedades y habilidades de este cuerpo sería a través de un estudio de las referencias del evangelio posterior a la resurrección.

Haciendo eso podemos ver que: el cuerpo espiritual es un cuerpo con habilidades sobrenaturales, puesto que el Cristo resucitado pudo automáticamente y de repente aparecer y desaparecer (ver Lucas 24:31, 37). Además, es un cuerpo de forma variable (Marcos 16:12), aunque tiene ambos, carne y huesos y se puede tocar, esto es, es literalmente un cuerpo (Lucas 24:39).4.

¿Donde dice que Cristo viene pronto?

(56-1) Apocalipsis 19:7-9.

¿Qué dice en Apocalipsis 22 7?

Apocalipsis 22 1 Después me mostró un río limpio, de agua de vida, resplandeciente como cristal, que fluía del trono de Dios y del Cordero.2 En medio de la calle de la ciudad, y a uno y a otro lado del río, estaba el de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las del árbol eran para la sanidad de las naciones.3 Y no habrá más,

El trono de Dios y del Cordero estará en ella, y sus siervos le servirán.4 Y su rostro, y su estará en sus frentes.5 Y allí no habrá más noche, y no tendrán necesidad de luz de lámpara ni de luz del, porque Dios el Señor los alumbrará, y reinarán jamás.6 Y me dijo: Estas palabras son fieles y, Y Dios, el Señor de los santos profetas, ha enviado su ángel para mostrar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto.7 Y he aquí, pronto.

el que guarda las palabras de la profecía de este libro.8 Yo, Juan, soy el que ha oído y visto estas cosas. Y después que las hube oído y visto, me postré para adorar a los pies del ángel que me mostraba estas cosas.9 Pero él me dijo: ¡Mira, no lo hagas!, porque yo soy tu consiervo, y de tus hermanos, los profetas, y de los que guardan las palabras de este libro.

  • 10 Y me dijo: No selles las palabras de la profecía de este libro, porque el tiempo está cerca.
  • 11 que es injusto, sea injusto todavía; y el que es impuro, sea impuro todavía; y el que es justo, sea justo todavía; y el que es santo, sea santo todavía.
  • 12 Y he aquí, yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su,
  • 13 Yo soy el, el principio y el fin, el primero y el último.
  • 14 Bienaventurados los que guardan sus mandamientos, para que tengan derecho al árbol de la vida y para que entren en la ciudad por las puertas.
  • 15 Pero los perros estarán fuera, y los, los, los, los y todo el que ama y practica la,

16 Yo, Jesús, he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias. Yo soy la y el linaje de David, la resplandeciente de la mañana.17 Y el Espíritu y la Novia dicen: ¡! Y el que oiga, diga: ¡Ven! Y el que tenga sed, venga; y el que quiera, tome gratuitamente del,18 Porque yo testifico a todo el que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro.19 Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del, y de la ciudad santa y de las cosas que están escritas en este libro.20 El que da testimonio de estas cosas, dice: Ciertamente en breve.

¿Qué dice en Mateo 24 44?

Mateo 24 1 Jesús salió del templo y, cuando se iba, se le acercaron sus discípulos para mostrarle los edificios del,2 Y respondiendo él, les dijo: ¿Veis todo esto? De cierto os digo que no quedará aquí piedra sobre piedra que no sea derribada.

  • 3 Y estando él sentado en el monte de los Olivos, se acercaron a él los discípulos aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué habrá de tu venida y del fin del ?
  • 4 Y respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os,
  • 5 porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el, y a muchos engañarán.
  • 6 Y oiréis de guerras y de rumores de guerras; mirad que no os, porque es menester que todo esto acontezca; mas aún no es el fin.
  • 7 Porque se levantará nación contra nación y reino contra reino; y habrá pestilencias, y y terremotos en diferentes lugares.
  • 8 Y todas estas cosas son solo el principio de dolores.
  • 9 Entonces os entregarán para ser afligidos y matarán; y seréis por todas las naciones por causa de mi nombre.
  • 10 Y muchos entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán.
  • 11 Y muchos falsos profetas se levantarán y engañarán a muchos.
  • 12 Y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará.
  • 13 Pero el que hasta el fin, este será salvo.
  • 14 Y será predicado este del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
  • 15 Por tanto, cuando veáis la de la cual habló el profeta Daniel, en el lugar santo (el que lee, entienda),
  • 16 entonces los que estén en Judea huyan a los montes;
  • 17 y el que esté en la azotea no descienda para sacar algo de su casa;
  • 18 y el que esté en el campo no vuelva atrás a tomar su ropa.
  • 19 Mas, ¡ay de las que estén encintas y de las que estén criando en aquellos días!
  • 20 Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en día de reposo;
  • 21 porque habrá entonces gran, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá.
  • 22 Y si aquellos días no fuesen acortados, ninguna carne sería salva; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados.
  • 23 Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o allí, lo creáis.
  • 24 Porque se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los,
  • 25 He aquí, os lo he dicho antes.
  • 26 Así que, si os dijeren: He aquí está en el desierto, no salgáis; he aquí está en los aposentos, no lo creáis.
  • 27 Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre.
  • 28 Porque dondequiera que estuviere el cuerpo muerto, allí juntarán las águilas.
  • 29 E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su luz, y las estrellas caerán del cielo y los poderes de los cielos serán sacudidos.
  • 30 Y aparecerá la del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces se todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre que vendrá sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria.
  1. 31 Y enviará a sus ángeles con gran voz de trompeta, y reunirán a sus de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.
  2. 32 De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna y brotan sus hojas, sabéis que el verano está cerca.
  3. 33 Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, sabed que está cerca, a las puertas.
  4. 34 De cierto os digo que no pasará esta hasta que todas estas cosas acontezcan.
  5. 35 El cielo y la tierra, pero mis no pasarán.
  6. 36 Pero del y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino solo mi Padre.
  7. 37 Mas como en los días de, así será la venida del Hijo del Hombre.
  8. 38 como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dándose en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca,
  9. 39 y no comprendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre.
  10. 40 Entonces estarán dos en el campo; uno será tomado y el otro será dejado;
  11. 41 dos mujeres estarán moliendo en un molino; una será tomada y la otra será dejada.
  12. 42 Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor.
  13. 43 Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría y no dejaría minar su casa.
  14. 44 Por tanto, también vosotros estad, porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora,
  15. 45 ¿Quién es, pues, el siervo y prudente, a quien puso su señor sobre su casa para que les diese alimento a tiempo?
  16. 46 Bienaventurado aquel siervo al que, cuando su señor venga, le halle haciendo así.
  17. 47 De cierto os digo que sobre todos sus bienes le pondrá.
  18. 48 Mas si aquel siervo malo dijere en su corazón: Mi señor se en venir,
  19. 49 y comenzare a golpear a sus consiervos, y aun a comer y a beber con los borrachos,
  20. 50 vendrá el señor de aquel siervo en el día que no le espera y a la hora que no sabe,
  21. 51 y lo por en medio y pondrá su parte con los hipócritas; allí será el llanto y el crujir de dientes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *