Como Superar La Muerte De Un Ser Querido Segun La Biblia?

Como Superar La Muerte De Un Ser Querido Segun La Biblia
¿Cómo puedo afrontar la pérdida de un ser amado?

  • Expresa tu dolor a Dios Antes que Jesús levantara a Lázaro de los muertos, Él oró a Dios Su padre para recibir fuerza y guía. Derrama tu alma a Dios en oración. Él te ayudará a sentir Su paz y Su amor.
  • Expresa tu dolor a tus amigos
  • El Espíritu Santo trae paz
  • Jesucristo venció la muerte por todos
  • Se te ha prometido gozo

¿Qué es el luto para los cristianos?

El luto se define como el signo exterior que expresa el dolor por la muerte de un ser querido, viene a ser la manifestación externa del duelo. En cierto modo, el luto regula la manera de vestir de la familia, el grupo o la sociedad durante el período de duelo.

¿Qué dice la Biblia sobre el llanto?

‘Las veo’ – Ni un pajarillo cae a tierra sin que Dios lo note (Mateo 10:29), y tampoco ninguna de tus lágrimas. Cuando Agar alzó su voz en el desierto de Beerseba, Dios fue a su encuentro (Génesis 21:17). Cuando Ana lloró amargamente fuera del templo del Señor, Dios lo notó y se acordó de ella (1 Samuel 1:10, 17).

  • Cuando David se cansó de gemir, Dios no se cansó de escucharlo (Salmos 6:6–9).
  • El Dios de toda consolación está atento a tu llanto.
  • Él recoge todas nuestras lágrimas y las pone en su redoma (Salmos 56:8, LBLA).
  • Como una madre sentada junto al lecho de su hijo enfermo, Dios se fija en cada suspiro de malestar y dolor.

Puede que tu angustia haya pasado inadvertida para otros, pero ni por un momento ha escapado a la atención del Dios que no duerme ni se adormece (Salmos 121:4, LBLA). Así como Dios le dijo al rey Ezequías, le dice a cada uno de sus hijos: ‘He escuchado tu oración y he visto tus lágrimas ‘ (2 Reyes 20:5, LBLA).

¿Cómo es la fe cuando muere un familiar?

La necesidad de dar sentido al dolor En conclusión, tener fe es algo positivo para superar el duelo, aunque no es imprescindible. Una fe madura no sólo aligera el peso de la pérdida, sino que da esperanza y permite encontrar sentido a la muerte. No se puede imponer a quien no la tiene, ni arrancar a quien la posee.

¿Cómo consolar a alguien según la Biblia?

La tarea de consolar ‘Alabado sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre misericordioso y Dios de toda consolación’ (2 Corintios 1:3). En la Biblia encontramos muchos textos que enseñan sobre lo que implica consolar, tanto en una manera positiva y sanadora, como también con falencias, cuando se consuela erróneamente.

Como Superar La Muerte De Un Ser Querido Segun La Biblia

Pensemos en Bernabé (Hechos 4:36-37), no solo porque tuvo el gesto bondadoso de vender sus bienes para compartir con los demás, sino porque fue capaz de acompañar a quienes eran rechazados para ayudarlos en su peregrinaje. Bernabé ayudó a Saulo (Hechos 9:26-27) y a su propio sobrino, Marcos, a quien Pablo rechazó para su segundo viaje misionero (Hechos 15:37-39).

La forma negativa de animar a otros la muestran los amigos de Job, que durante su sufrimiento lo acusaron y juzgaron. La tarea de animar o consolar es un ministerio que engrandece la obra de Dios, quien es él mismo el que primero nos consuela y nos da dones que nos capacitan para acompañar a otros. En parte, aprendemos a animar a otros cuando atravesamos por situaciones difíciles.

Paradójicamente, las situaciones adversas posibilitan que descubramos una mayor profundidad de Dios, una nueva realidad de su amor, un enfoque diferente a nuestra fe. Esta experiencia se pone, luego, al servicio del prójimo, nos ayuda a ser compañeros de fe, sin imponer ni menoscabar al otro, sino facilitando su proceso espiritual y desarrollo de la vida humana.

  1. Esto puede ser tanto en términos personales, familiares y comunitarios, en dimensión individual o social.
  2. En 2 Corintios 1:3-11, Pablo presenta a Dios como ‘Padre misericordioso’.
  3. Dios mismo se acerca a la miseria de nuestro corazón y de nuestra vida.
  4. Se ofrece para recuperarnos, para que no perdamos nuestra relación filial.
See also:  Que Es Plenilunio En La Biblia?

Todo esto nos permite sentirnos vulnerables frente a Dios con la seguridad de no ser condenados, ni aplazados, sino de estar abiertos a comprender que él busca ofrecernos una vida abundante. Al compartir con aquellos que están atribulados cómo Dios nos consoló de una manera particular, encendemos en ellos un fuego esperanzador que renueva sus fuerzas.

Esa expresión de misericordia es garantía de vida nueva, de perdón, de la restauración de una relación armoniosa con Dios, nosotros mismo, nuestro prójimo y con el ambiente global. A Dios también se le llama ‘Dios de toda consolación’. Notemos que dice de ‘toda consolación’, si dejar fuera de su consolación ninguna situación humana.

Pablo subraya la misericordia y consolación de Dios a causa de sus propias experiencias. Nos narra cómo él mismo se sintió confortado por Dios, cuando estuvo en apuros y tribulaciones difíciles de soportar, donde experimentó la amenaza de la muerte misma.

  • En medio de su aflicción, la consolación de Dios fue para Pablo como un bálsamo que no pudo dejar de compartir con otros, pues sabía que fue consolado para extender a otros esta bendición.
  • La misericordia y consolación de Dios llenaron a Pablo con la suficiente fuerza para desarrollar su capacidad de acompañamiento en situaciones extremas, tal como Dios lo hizo con él.

Dios nos consuela para que aprendamos a consular a otros, para que mostremos ese mismo amor de Dios a aquellas personas que están pasando tiempos de tribulación. Si alguien pregunta cómo tiene que consolar a otros, Pablo responde: de la misma manera que el Señor te ha consolado a ti; con la misma paciencia, ternura y fuerza que Dios obró para tu consolación.

Rdo. Fabián E. Rey

La manera en que Dios nos consoló cobra en nosotros un vigor fundamental. Al compartir con aquellos que están atribulados cómo Dios nos consoló de una manera particular, encendemos en ellos un fuego esperanzador que renueva sus fuerzas. Por ejemplo, recuerdo una vez cuando acompañé a una joven en un proceso de sanidad emocional.

En su niñez, había sido víctima de un abuso sexual por un familiar directo. Vivía una vida sin sentido, no podía encontrar futuro, su pasado la aplastaba y se sentía siempre condenada. La amargura de su corazón era notoria, aunque nunca había hablado de lo que le había sucedido. En una conversación y proceso gradual que nos llevó algunos meses, ella pudo manifestar su dolor, su sentimiento de culpa y enojo.

Esto nos permitió poder empezar a sacar de raíz viejos resentimientos y descubrir cómo a pesar de estas fatalidades, Dios siempre estuvo presente con su misericordia. Comenzó a perdonarse, incluso a su agresor, y a experimentar el perdón amoroso de Dios, su rostro se ilumino y la risa comenzó a llenar su boca.

En especial, esa vivencia del consuelo de Dios la llevó a reorientar su vida y ver cómo podía ayudar a otras personas que habían sido víctimas de lo mismo. Sus palabras no sonaban huecas, sino que tenían la profundidad de compartir el mismo dolor, pero dando una respuesta de esperanza y vida hacia las demás.

No solo recupero la alegría, sino su propósito de vida. Tanto el regocijo como la esperanza eran los nuevos signos de una vida transformada por el amor de Dios. -Rdo. Fabián E. Rey, licenciado en Psicología, capellán de la Universidad del Centro Educativo Latinoamericano y pastor de la Iglesia Evangélica Metodista Argentina.

¿Qué dice 2 Timoteo 4 7?

He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no solo a mí, sino también a todos los que aman su venida.

¿Cómo consolar a alguien según la Biblia?

La tarea de consolar ‘Alabado sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre misericordioso y Dios de toda consolación’ (2 Corintios 1:3). En la Biblia encontramos muchos textos que enseñan sobre lo que implica consolar, tanto en una manera positiva y sanadora, como también con falencias, cuando se consuela erróneamente.

See also:  En Que Pasaje Dela Biblia Habla De Los Dones?
Como Superar La Muerte De Un Ser Querido Segun La Biblia

Pensemos en Bernabé (Hechos 4:36-37), no solo porque tuvo el gesto bondadoso de vender sus bienes para compartir con los demás, sino porque fue capaz de acompañar a quienes eran rechazados para ayudarlos en su peregrinaje. Bernabé ayudó a Saulo (Hechos 9:26-27) y a su propio sobrino, Marcos, a quien Pablo rechazó para su segundo viaje misionero (Hechos 15:37-39).

  1. La forma negativa de animar a otros la muestran los amigos de Job, que durante su sufrimiento lo acusaron y juzgaron.
  2. La tarea de animar o consolar es un ministerio que engrandece la obra de Dios, quien es él mismo el que primero nos consuela y nos da dones que nos capacitan para acompañar a otros.
  3. En parte, aprendemos a animar a otros cuando atravesamos por situaciones difíciles.

Paradójicamente, las situaciones adversas posibilitan que descubramos una mayor profundidad de Dios, una nueva realidad de su amor, un enfoque diferente a nuestra fe. Esta experiencia se pone, luego, al servicio del prójimo, nos ayuda a ser compañeros de fe, sin imponer ni menoscabar al otro, sino facilitando su proceso espiritual y desarrollo de la vida humana.

Esto puede ser tanto en términos personales, familiares y comunitarios, en dimensión individual o social. En 2 Corintios 1:3-11, Pablo presenta a Dios como ‘Padre misericordioso’. Dios mismo se acerca a la miseria de nuestro corazón y de nuestra vida. Se ofrece para recuperarnos, para que no perdamos nuestra relación filial.

Todo esto nos permite sentirnos vulnerables frente a Dios con la seguridad de no ser condenados, ni aplazados, sino de estar abiertos a comprender que él busca ofrecernos una vida abundante. Al compartir con aquellos que están atribulados cómo Dios nos consoló de una manera particular, encendemos en ellos un fuego esperanzador que renueva sus fuerzas.

  • Esa expresión de misericordia es garantía de vida nueva, de perdón, de la restauración de una relación armoniosa con Dios, nosotros mismo, nuestro prójimo y con el ambiente global.
  • A Dios también se le llama ‘Dios de toda consolación’.
  • Notemos que dice de ‘toda consolación’, si dejar fuera de su consolación ninguna situación humana.

Pablo subraya la misericordia y consolación de Dios a causa de sus propias experiencias. Nos narra cómo él mismo se sintió confortado por Dios, cuando estuvo en apuros y tribulaciones difíciles de soportar, donde experimentó la amenaza de la muerte misma.

  1. En medio de su aflicción, la consolación de Dios fue para Pablo como un bálsamo que no pudo dejar de compartir con otros, pues sabía que fue consolado para extender a otros esta bendición.
  2. La misericordia y consolación de Dios llenaron a Pablo con la suficiente fuerza para desarrollar su capacidad de acompañamiento en situaciones extremas, tal como Dios lo hizo con él.

Dios nos consuela para que aprendamos a consular a otros, para que mostremos ese mismo amor de Dios a aquellas personas que están pasando tiempos de tribulación. Si alguien pregunta cómo tiene que consolar a otros, Pablo responde: de la misma manera que el Señor te ha consolado a ti; con la misma paciencia, ternura y fuerza que Dios obró para tu consolación.

Rdo. Fabián E. Rey

La manera en que Dios nos consoló cobra en nosotros un vigor fundamental. Al compartir con aquellos que están atribulados cómo Dios nos consoló de una manera particular, encendemos en ellos un fuego esperanzador que renueva sus fuerzas. Por ejemplo, recuerdo una vez cuando acompañé a una joven en un proceso de sanidad emocional.

  1. En su niñez, había sido víctima de un abuso sexual por un familiar directo.
  2. Vivía una vida sin sentido, no podía encontrar futuro, su pasado la aplastaba y se sentía siempre condenada.
  3. La amargura de su corazón era notoria, aunque nunca había hablado de lo que le había sucedido.
  4. En una conversación y proceso gradual que nos llevó algunos meses, ella pudo manifestar su dolor, su sentimiento de culpa y enojo.
See also:  Que Significa Sinceridad En La Biblia?

Esto nos permitió poder empezar a sacar de raíz viejos resentimientos y descubrir cómo a pesar de estas fatalidades, Dios siempre estuvo presente con su misericordia. Comenzó a perdonarse, incluso a su agresor, y a experimentar el perdón amoroso de Dios, su rostro se ilumino y la risa comenzó a llenar su boca.

En especial, esa vivencia del consuelo de Dios la llevó a reorientar su vida y ver cómo podía ayudar a otras personas que habían sido víctimas de lo mismo. Sus palabras no sonaban huecas, sino que tenían la profundidad de compartir el mismo dolor, pero dando una respuesta de esperanza y vida hacia las demás.

No solo recupero la alegría, sino su propósito de vida. Tanto el regocijo como la esperanza eran los nuevos signos de una vida transformada por el amor de Dios. -Rdo. Fabián E. Rey, licenciado en Psicología, capellán de la Universidad del Centro Educativo Latinoamericano y pastor de la Iglesia Evangélica Metodista Argentina.

¿Qué dice el Salmo 73 26?

1 Ciertamente bueno es Dios para con Israel, para con los puros de corazón.2 En cuanto a mí, mis pies estuvieron a punto de tropezar; casi resbalaron mis pasos.3 Porque tuve a envidia de los arrogantes al ver la prosperidad de los impíos.4 Porque no hay ataduras para su muerte; antes bien, su cuerpo es robusto.5 No pasan trabajos como los otros mortales, ni son azotados como los demás hombres.6 Por tanto, la soberbia es su collar; se cubren con vestido de violencia.7 Los ojos se les saltan por la gordura; logran con creces los antojos del corazón.8 Se mofan, y a hablan con maldad de hacer opresión; hablan con altanería.9 Ponen contra el cielo su boca, y su lengua se pasea por la tierra.10 Por eso su pueblo vuelve aquí, y aguas abundantes son extraídas para ellos.11 Y dicen: ¿Cómo sabe Dios?, y, ¿hay conocimiento en el Altísimo? 12 He aquí estos impíos, sin ser turbados, aumentan sus riquezas.13 Verdaderamente en vano he purificado mi corazón y he lavado mis manos en inocencia, 14 pues he sido azotado todo el día y castigado cada mañana.15 Si dijera yo: Hablaré de esa manera, he aquí traicionaría a la generación de tus hijos.16 Cuando pensé para saber esto, ante mis ojos fue duro trabajo, 17 hasta que entré en el a santuario de Dios, entonces entendí el fin de ellos.18 Ciertamente los has puesto en lugares resbaladizos; en destrucción los harás caer.19 ¡Cómo han sido destruidos en un momento! Se acabaron; fueron consumidos por el terror.20 Como sueño del que despierta, así, Señor, cuando despiertes, a menospreciarás su apariencia.21 Se llenó de amargura mi corazón, y en mi a alma sentía punzadas.22 Tan necio era yo que no entendía; era como una bestia delante de ti.23 Con todo, yo siempre he estado contigo; me tomaste de la mano derecha.24 Me has guiado según tu a consejo, y después me recibirás en b gloria,25 ¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti? Y fuera de ti, nada deseo en la tierra.26 Mi a carne y mi b corazón desfallecen, mas la roca de mi corazón y mi porción es Dios para siempre.27 Porque he aquí, los que se alejan de ti perecerán; tú destruyes a todo aquel que, prostituyéndose, de ti se aparta.28 Y en cuanto a mí, el acercarme a Dios es el bien; he hecho de Jehová el Señor mi refugio, para contar todas tus obras.

¿Qué dice 2 Timoteo 4 7?

He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no solo a mí, sino también a todos los que aman su venida.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *