Que Dice La Biblia Sobre Los Niños?

Que Dice La Biblia Sobre Los Niños
Tools Verse page ‘>1 Timoteo 5:4 pero si alguna viuda tiene hijos o nietos, que aprendan primero a mostrar piedad para con su propia familia y a recompensar a sus padres, porque esto es agradable delante de Dios. Tools Verse page ‘>Proverbios 22:6 Enseña al niño el camino en que debe andar, y aun cuando sea viejo no se apartará de él. Tools Verse page ‘>Proverbios 17:6 Corona de los ancianos son los hijos de los hijos, y la gloria de los hijos son sus padres. Tools Verse page ‘>Marcos 10:13-16 Y le traían niños para que los tocara; y los discípulos los reprendieron. Pero cuando Jesús vio esto, se indignó y les dijo: Dejad que los niños vengan a mí; no se lo impidáis, porque de los que son como éstos es el reino de Dios. En verdad os digo: el que no reciba el reino de Dios como un niño, no entrará en él. Leer más. Y tomándolos en sus brazos, los bendecía, poniendo las manos sobre ellos. Tools Verse page ‘>Efesios 6:4 Y padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en la disciplina e instrucción del Señor. Tools Verse page ‘>Mateo 18:10 Mirad que no despreciéis a uno de estos pequeñitos, porque os digo que sus ángeles en los cielos contemplan siempre el rostro de mi Padre que está en los cielos. Tools Verse page ‘>Deuteronomio 4:9 Por tanto, cuídate y guarda tu alma con diligencia, para que no te olvides de las cosas que tus ojos han visto, y no se aparten de tu corazón todos los días de tu vida; sino que las hagas saber a tus hijos y a tus nietos. Tools Verse page ‘>Proverbios 22:15 La necedad está ligada al corazón del niño; la vara de la disciplina la alejará de él. Tools Verse page ‘>Deuteronomio 6:7 y diligentemente las enseñarás a tus hijos, y hablarás de ellas cuando te sientes en tu casa y cuando andes por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes. Tools Verse page ‘>Mateo 18:2-6 Y El, llamando a un niño, lo puso en medio de ellos, y dijo: En verdad os digo que si no os convertís y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos. Así pues, cualquiera que se humille como este niño, ése es el mayor en el reino de los cielos. Leer más. Y el que reciba a un niño como éste en mi nombre, a mí me recibe. Pero al que haga tropezar a uno de estos pequeñitos que creen en mí, mejor le sería que le colgaran al cuello una piedra de molino de asno, y que se ahogara en lo profundo del mar. Tools Verse page ‘>Isaías 54:13 Todos tus hijos enseñados por el SEÑOR, y grande el bienestar de tus hijos. Tools Verse page ‘>Efesios 6:1-3 Hijos, obedeced a vuestros padres en el Señor, porque esto es justo. HONRA A TU PADRE Y A MADRE (que es el primer mandamiento con promesa), PARA QUE TE VAYA BIEN, Y PARA QUE TENGAS LARGA VIDA SOBRE LA TIERRA. Tools Verse page ‘>Colosenses 3:21 Padres, no exasperéis a vuestros hijos, para que no se desalienten. Tools Verse page ‘>Salmos 78:4 No ocultaremos a sus hijos, sino que contaremos a la generación venidera las alabanzas del SEÑOR, su poder y las maravillas que hizo. Tools Verse page ‘>Salmos 127:3-5 He aquí, don del SEÑOR son los hijos; recompensa es el fruto del vientre. Como flechas en la mano del guerrero, así son los hijos en la juventud. Bienaventurado el hombre que de ellos tiene llena su aljaba; no será avergonzado cuando hable con sus enemigos en la puerta. Tools Verse page ‘>1 Timoteo 5:8 Pero si alguno no provee para los suyos, y especialmente para los de su casa, ha negado la fe y es peor que un incrédulo. Tools Verse page ‘>Efesios 6:1-4 Hijos, obedeced a vuestros padres en el Señor, porque esto es justo. HONRA A TU PADRE Y A MADRE (que es el primer mandamiento con promesa), PARA QUE TE VAYA BIEN, Y PARA QUE TENGAS LARGA VIDA SOBRE LA TIERRA. Leer más. Y padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en la disciplina e instrucción del Señor.
Los niños son un regalo de Dios Mas Jesús, llamándolos, dijo: ‘Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de Dios. De cierto os digo, que el que no recibe el reino de Dios como un niño, no entrará en él’».

¿Cuáles son los versículos de la Biblia sobre los niños?

25 Versículos de la Biblia sobre los Niños « Que Dice La Biblia Sobre Los Niños »

Grábate en el corazón estas palabras que hoy te mando. Incúlcaselas continuamente a tus hijos. Háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes. Jesús dijo: «Dejen que los niños vengan a mí, y no se lo impidan, porque el reino de los cielos es de quienes son como ellos». Instruye al niño en el camino correcto, y aun en su vejez no lo abandonará. ¿Puede una madre olvidar a su niño de pecho, y dejar de amar al hijo que ha dado a luz? Aun cuando ella lo olvidara, ¡yo no te olvidaré! Grabada te llevo en las palmas de mis manos; tus muros siempre los tengo presentes. Ciertamente, ninguna disciplina, en el momento de recibirla, parece agradable, sino más bien penosa; sin embargo, después produce una cosecha de justicia y paz para quienes han sido entrenados por ella. Y ustedes, padres, no hagan enojar a sus hijos, sino críenlos según la disciplina e instrucción del Señor. La corona del anciano son sus nietos; el orgullo de los hijos son sus padres. Por tanto, imiten a Dios, como hijos muy amados. Queridos hijos, apártense de los ídolos. Dichosos los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios. Cree en el Señor Jesús; así tú y tu familia serán salvos —le contestaron. Nada me produce más alegría que oír que mis hijos practican la verdad. Todos ustedes son hijos de Dios mediante la fe en Cristo Jesús, porque todos los que han sido bautizados en Cristo se han revestido de Cristo. El necio desdeña la corrección de su padre; el que la acepta demuestra prudencia. Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios. ¡Fíjense qué gran amor nos ha dado el Padre, que se nos llame hijos de Dios! ¡Y lo somos! El mundo no nos conoce, precisamente porque no lo conoció a él. El que no provee para los suyos, y sobre todo para los de su propia casa, ha negado la fe y es peor que un incrédulo. Mas a cuantos lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio el derecho de ser hijos de Dios. La creación aguarda con ansiedad la revelación de los hijos de Dios. El Espíritu mismo le asegura a nuestro espíritu que somos hijos de Dios. Queridos hermanos, ahora somos hijos de Dios, pero todavía no se ha manifestado lo que habremos de ser. Sabemos, sin embargo, que cuando Cristo venga seremos semejantes a él, porque lo veremos tal como él es. Todo el que tiene esta esperanza en Cristo se purifica a sí mismo, así como él es puro. Y ustedes no recibieron un espíritu que de nuevo los esclavice al miedo, sino el Espíritu que los adopta como hijos y les permite clamar: « ¡Abba! ¡Padre!» ¡Ojalá su corazón esté siempre dispuesto a temerme y a cumplir todos mis mandamientos, para que a ellos y a sus hijos siempre les vaya bien! Obedece sus preceptos y normas que hoy te mando cumplir. De este modo a ti y a tus descendientes les irá bien, y permanecerán mucho tiempo en la tierra que el S eñor su Dios les da para siempre. Porque ustedes antes eran oscuridad, pero ahora son luz en el Señor. Vivan como hijos de luz.

See also:  Maldito El Hombre Que Confia En Otro Hombre Biblia?

: 25 Versículos de la Biblia sobre los Niños

¿Qué significa la palabra “niño” en la Biblia?

22 versículos bíblicos sobre los niños La palabra ‘niño’ en la Biblia tiene varios usos que van desde un significado de inmadurez, hasta hablar de los niños como un ejemplo de cosas que Dios desea ver en los creyentes maduros. Aquí te presentamos 22 versículos bíblicos sobre los niños.

  • ‘Herodes, al verse burlado por los sabios, se enfureció en gran manera, y mandó matar a todos los niños que había en Belén y en todos sus alrededores, de dos años para abajo, según el tiempo que había averiguado de los sabios’ (Mateo 2:16).
  • ‘En aquel tiempo, Jesús dijo: ‘Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque ocultaste estas cosas a sabios e inteligentes, y las revelaste a los niños” (Mateo 11:25).
  • ‘Y los que comieron fueron unos 5,000 hombres, sin contar las mujeres y los niños’ (Mateo 14:21).
  • ‘Los que comieron fueron 4,000 hombres, sin contar las mujeres y los niños’ (Mateo 15:38).

‘En aquel momento se acercaron los discípulos a Jesús, diciendo: ‘¿Quién es el mayor en el reino de los cielos?’. Él, llamando a un niño, lo puso en medio de ellos, y dijo: ‘En verdad les digo que si no se convierten y se hacen como niños, no entrarán en el reino de los cielos.

Así pues, cualquiera que se humille como este niño, ese es el mayor en el reino de los cielos. Y el que reciba a un niño como este en mi nombre, me recibe a mí” (Mateo 18:1-5). ‘Entonces trajeron algunos niños a Jesús para que pusiera las manos sobre ellos y orara; y los discípulos los reprendieron. Pero Jesús dijo: ‘Dejen a los niños, y no les impidan que vengan a mí, porque de los que son como estos es el reino de los cielos” (Mateo 19:13-14).

‘En aquella misma hora Jesús se regocijó mucho en el Espíritu Santo, y dijo: ‘Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque ocultaste estas cosas a sabios y a inteligentes, y las revelaste a niños. Sí, Padre, porque así fue de Tu agrado” (Lucas 10:21).

‘Así que yo, hermanos, no pude hablarles como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo’ (1 Corintios 3:1). ‘Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, razonaba como niño; pero cuando llegué a ser hombre, dejé las cosas de niño’ (1 Corintios 13:11). ‘Hermanos, no sean niños en la manera de pensar.

Más bien, sean niños en la malicia, pero en la manera de pensar sean maduros’ (1 Corintios 14:20).

  1. ‘Así también nosotros, mientras éramos niños, estábamos sujetos a servidumbre bajo las cosas elementales del mundo’ (Gálatas 4:3).
  2. ‘Entonces ya no seremos niños, sacudidos por las olas y llevados de aquí para allá por todo viento de doctrina, por la astucia de los hombres, por las artimañas engañosas del error’ (Efesios 4:14).
  3. ‘Por tanto, desechando toda malicia, y todo engaño, e hipocresías, y envidias y toda difamación, deseen como niños recién nacidos, la leche pura de la palabra, para que por ella crezcan para salvación’ (1 Pedro 2:1-2).

: 22 versículos bíblicos sobre los niños

¿Qué dice la Biblia sobre los derechos de los niños?

Pregunta Respuesta Hasta el siglo XX, no se pensaba mucho en el concepto de los derechos de los niños. Los niños eran básicamente propiedad de los padres o, en algunos casos, se les consideraba pequeños adultos y los mandaban a trabajar en fábricas y granjas. En 1924, las Naciones Unidas adoptaron un tratado llamado Declaración de los Derechos del Niño y, desde ese entonces, se han hecho muchos intentos por parte de organizaciones mundiales como UNICEF, así como de diferentes países, para definir y defender los derechos de los niños.

  • La Biblia no tiene mucho que decir sobre los derechos de los niños, y en cambio da instrucciones a los padres sobre la educación de sus hijos.
  • Efesios 6:4 dice: ‘Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor’.
  • Muchos derechos de los niños están incluidos en ese mandamiento, pero su enfoque no está en el niño, sino en el padre.
See also:  Que Significa Giovanni En La Biblia?

Dios les da a los padres importantes mandatos sobre la formación de sus hijos y hace que el padre sea responsable de que se cumplan (Deuteronomio 6:1-2). Incluso cuando los hijos crecen, Dios espera que los padres establezcan límites cuando está a su alcance hacerlo.

  • En 1 Samuel 3:13, Dios reprendió al sacerdote Elí porque sus hijos adultos eran malvados y se burlaban de la casa de Dios.
  • Elí lo sabía, pero no los refrenó.
  • Si bien la idea de que los derechos de los niños son una garantía legalmente protegida puede sonar bien, la realidad puede ser desastrosa.
  • Si los ‘derechos de los niños’ incluyen el derecho a no ser disciplinados, entonces la desgracia y la deshonra están a la vuelta de la esquina: ‘La vara y la corrección dan sabiduría; Mas el muchacho consentido avergonzará a su madre’ (Proverbios 29:15).

Muchos defensores de los derechos del niño quieren que esos derechos sustituyan al derecho de los padres de ‘instruir al niño en su camino’ (Proverbios 22:6). La mayoría de las declaraciones de los derechos del niño pisotean los derechos de los padres que Dios les ha otorgado, infringiendo el derecho de los padres de disciplinar como lo consideren conveniente, de dar instrucción religiosa de acuerdo con su conciencia, e incluso de educar al niño de la manera que consideren correcta para él.

Son numerosos los casos en los que un tribunal, en nombre de un niño menor, ha castigado a los padres por no apoyar la cirugía transgénero, la terapia hormonal u otros procedimientos relacionados con la mutilación de un niño pequeño, declarando que el niño tiene ‘derecho’ a la autodeterminación. Aunque todo ser humano debe ser tratado con dignidad y respeto como alguien creado a imagen y semejanza de Dios (Génesis 1:27), los ‘derechos’ especiales que sólo corresponden a los niños hay que considerarlos con precaución.

En lugar de derechos especiales, los niños reciben instrucciones en la Biblia. Dios ordena a los niños lo siguiente: ‘Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que el Señor tu Dios te da’ (Éxodo 20:12). En Efesios 6:1 y de nuevo en Colosenses 3:20, se les dice a los hijos que obedezcan a sus padres en el Señor, porque esto es justo.

Debemos señalar que ningún mandato bíblico implica o condona el abuso de ninguna clase. Ya que Dios creó la familia y confió los hijos a los padres, es Él quien mejor sabe cómo criarlos (Salmo 127:3). Cuando los hijos son criados con espíritus obedientes y se les enseña a honrar a los padres, también se convierten en mejores adultos.

Salvo en circunstancias extremas, son los padres, y no el Estado, quienes deben responder por los hijos. Dios dio los hijos a las mamás y a los papás, no al gobierno, independientemente de lo bien intencionado que sea el sistema judicial. Por lo general, los niños no saben ni prefieren lo que es mejor para ellos.

Además, no siempre está dentro de las posibilidades de los padres proporcionar estos ‘derechos’. Dependiendo del documento concreto sobre los derechos del niño, se pueden conceder a los niños ‘derechos’ que no son posibles. Por ejemplo, una viuda en Sudán que ha perdido su casa a manos de los terroristas puede no ser capaz de proporcionar a sus hijos su ‘derecho’ a una comida balanceada y una buena cama.

¿Infringe entonces la ley dándoles migajas de pan mientras duermen en el suelo sucio? ¿Hasta dónde llega la aplicación de estas leyes sobre los derechos de los niños? Son preguntas que deben considerarse seriamente cuando se intenta redactar una legislación que garantice a todos los niños ciertos derechos al margen de los padres.

¿Qué dice la Biblia sobre los hijos?

25 Versículos de la Biblia sobre los Niños – NVI & RVR60 « Que Dice La Biblia Sobre Los Niños »

Grábate en el corazón estas palabras que hoy te mando. Incúlcaselas continuamente a tus hijos. Háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes. Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes.
Jesús dijo: «Dejen que los niños vengan a mí, y no se lo impidan, porque el reino de los cielos es de quienes son como ellos». Pero Jesús dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos.
Instruye al niño en el camino correcto, y aun en su vejez no lo abandonará. Instruye al niño en su camino, Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.
¿Puede una madre olvidar a su niño de pecho, y dejar de amar al hijo que ha dado a luz? Aun cuando ella lo olvidara, ¡yo no te olvidaré! Grabada te llevo en las palmas de mis manos; tus muros siempre los tengo presentes. ¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar de compadecerse del hijo de su vientre? Aunque olvide ella, yo nunca me olvidaré de ti. He aquí que en las palmas de las manos te tengo esculpida; delante de mí están siempre tus muros.
Ciertamente, ninguna disciplina, en el momento de recibirla, parece agradable, sino más bien penosa; sin embargo, después produce una cosecha de justicia y paz para quienes han sido entrenados por ella. Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados.
Y ustedes, padres, no hagan enojar a sus hijos, sino críenlos según la disciplina e instrucción del Señor. Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor.
La corona del anciano son sus nietos; el orgullo de los hijos son sus padres. Corona de los viejos son los nietos, Y la honra de los hijos, sus padres.
Por tanto, imiten a Dios, como hijos muy amados. Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados.
Queridos hijos, apártense de los ídolos. Hijitos, guardaos de los ídolos. Amén.
Dichosos los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios. Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.
Cree en el Señor Jesús; así tú y tu familia serán salvos —le contestaron. Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.
Nada me produce más alegría que oír que mis hijos practican la verdad. No tengo yo mayor gozo que este, el oír que mis hijos andan en la verdad.
Todos ustedes son hijos de Dios mediante la fe en Cristo Jesús, porque todos los que han sido bautizados en Cristo se han revestido de Cristo. Pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús; porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos.
El necio desdeña la corrección de su padre; el que la acepta demuestra prudencia. El necio menosprecia el consejo de su padre; Mas el que guarda la corrección vendrá a ser prudente.
Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios. Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.
¡Fíjense qué gran amor nos ha dado el Padre, que se nos llame hijos de Dios! ¡Y lo somos! El mundo no nos conoce, precisamente porque no lo conoció a él. Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a él.
El que no provee para los suyos, y sobre todo para los de su propia casa, ha negado la fe y es peor que un incrédulo. Porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo.
Mas a cuantos lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio el derecho de ser hijos de Dios. Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios.
La creación aguarda con ansiedad la revelación de los hijos de Dios. Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios.
El Espíritu mismo le asegura a nuestro espíritu que somos hijos de Dios. El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios.
Queridos hermanos, ahora somos hijos de Dios, pero todavía no se ha manifestado lo que habremos de ser. Sabemos, sin embargo, que cuando Cristo venga seremos semejantes a él, porque lo veremos tal como él es. Todo el que tiene esta esperanza en Cristo se purifica a sí mismo, así como él es puro. Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es. Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro.
Y ustedes no recibieron un espíritu que de nuevo los esclavice al miedo, sino el Espíritu que los adopta como hijos y les permite clamar: « ¡Abba! ¡Padre!» Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: !!Abba, Padre!
¡Ojalá su corazón esté siempre dispuesto a temerme y a cumplir todos mis mandamientos, para que a ellos y a sus hijos siempre les vaya bien! !!Quién diera que tuviesen tal corazón, que me temiesen y guardasen todos los días todos mis mandamientos, para que a ellos y a sus hijos les fuese bien para siempre!
Obedece sus preceptos y normas que hoy te mando cumplir. De este modo a ti y a tus descendientes les irá bien, y permanecerán mucho tiempo en la tierra que el S eñor su Dios les da para siempre. Y guarda sus estatutos y sus mandamientos, los cuales yo te mando hoy, para que te vaya bien a ti y a tus hijos después de ti, y prolongues tus días sobre la tierra que Jehová tu Dios te da para siempre.
Porque ustedes antes eran oscuridad, pero ahora son luz en el Señor. Vivan como hijos de luz. Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz.
See also:  Que Son Las Algarrobas Segun La Biblia?

25 Versículos de la Biblia sobre los Niños – NVI & RVR60

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *