Que Es El Reino De Dios Según La Biblia?

Que Es El Reino De Dios Según La Biblia
El Reino en el cristianismo – El Catecismo de la Iglesia Católica indica que en el Nuevo Testamento se utilizan varias expresiones para caracterizar la bienaventuranza a la que Dios llama al hombre: la llegada del Reino de Dios; «Dichosos los limpios de corazón porque ellos verán a Dios» —Mt 5, 8—; «la entrada en el gozo del Señor» — Mt 25; 21.23 —; «la entrada en el descanso de Dios» — Hb 4, 7-11—.

​ « Allí descansaremos y veremos; veremos y nos amaremos; amaremos y alabaremos. He aquí lo que acontecerá al fin sin fin. ¿Y qué otro fin tenemos, sino llegar al Reino que no tendrá fin?, San Agustín civ.22,30» La idea del Reino de Dios se encuentra predominantemente en el Nuevo Testamento, especialmente en los Evangelios,

​ El Reino de Dios es un término usado indistintamente con el de «Reino de los Cielos». En el Evangelio según Mateo se utiliza esta última expresión, mientras que en el de Lucas, en el de Marcos y en el de Juan se utiliza «Reino de Dios». La explicación habitual es que el evangelio de Mateo está destinado a los judíos quienes prefieren evitar el uso directo del nombre de Dios.

Marcos y Lucas están dirigidos a una audiencia más general y menos familiarizada con el término «Reino de los Cielos». Algunos intérpretes premilenaristas piensan que el «Reino de los Cielos» se refiere al reino milenario de Dios, mientras que el «Reino de Dios» se refiere a su reinado universal. Otros opinan que no hay base para tal distinción.

El historiador, escritor y filósofo británico H.G. Wells escribió: «La doctrina del Reino de los Cielos, que fue la enseñanza principal de Jesús, es ciertamente una de las doctrinas más revolucionarias que alguna vez haya animado y transformado el pensamiento humano.» ​ H.G.

  • El Reino de Dios es un gobierno único celestial que regirá en toda la tierra después de Armagedón, cuando todas las personas inicuas hayan sido destruidas.
  • El rey de este reino es Jesucristo, de acuerdo con el pacto que hizo Dios con David.
  • Jesucristo habla muchas veces del Reino de Dios, que está cerca y la manera de explicarlo es con parábolas que son comparaciones que expresan una enseñanza.

¿Cómo es el Reino de Dios que Jesús nos enseñó?

El Hijo Unigénito – Jesús enseñó que Él era el Hijo Unigénito. Él dijo: ‘Porque de tal manera amó Dios al mundo que ha dado a su Hijo Unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, mas tenga vida eterna. ‘Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él’ ( Juan 3:16–17 ).

  • Dios el Padre afirmó esto.
  • En la culminación de la sagrada experiencia en el Monte de la Transfiguración.
  • Él declaró desde el cielo: ‘Éste es mi Hijo amado, en quien me complazco; a él oíd’ ( Mateo 17:5 ).
  • Jesús también enseñó que Su apariencia era la misma que la de Su Padre; les dijo a Sus apóstoles: ‘Si me conocierais, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora le conocéis y le habéis visto.

‘Felipe le dijo: Señor, muéstranos al Padre, y nos basta. ‘Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos al Padre?’ ( Juan 14:7–9 ).

¿Cuál es el propósito del Reino de Dios?

Nuestra responsabilidad de edificar el reino – Ponga en frente de la clase un cartel con la siguiente declaración, o escríbala en la pizarra: Brigham Young dijo una vez: ‘El Reino de Dios es lo único de valor real. Todo lo demás no vale la pena poseerlo aquí ni en la eternidad’ ( Discourses of Brigham Young, pág.444).

¿Qué es el Reino de Dios? El presidente Joseph F. Smith dijo: ‘El Reino de Dios es la organización de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, sobre la cual preside el Hijo de Dios y no el hombre’ ( Doctrina del Evangelio, pág.69). Desde que el reino del Señor fue restaurado sobre la tierra, cada miembro ha tenido la responsabilidad de hacer su parte para que continúe creciendo.

Cada uno de nosotros tenemos la obligación de hacer todo lo que podamos para traer a la gente al conocimiento del Evangelio y para fortalecer a aquellos que ya son miembros de la Iglesia. Nuestra obra es la obra de Dios, la cual es llevar a cabo la inmortalidad y la vida eterna del hombre (véase Moisés 1:39).

Al ayudar en la edificación del Reino de Dios, no solamente estamos preparando al mundo para la segunda venida del Salvador, sino que también ayudamos a nuestros hermanos y hermanas a alcanzar la vida eterna. Nada es más importante que esta obra. Al edificar el Reino de Dios, debemos recordar que la familia es la unidad básica de este reino.

En realidad, el mismo propósito del Reino de Dios es exaltar a las familias en el reino de los cielos (véase Abraham 2:6–11; D. y C.65). Siempre debemos estar seguros, por lo tanto, de no descuidar a nuestra familia mientras servimos en la Iglesia y edificamos el Reino de Dios sobre la tierra.

See also:  Que Dice La Biblia Jahaziel Rodríguez?

¿Qué dice Jesús sobre el reino de los cielos?

Lectura del santo evangelio según san Lucas (17,20-25): – En aquel tiempo, a unos fariseos que le preguntaban cuándo iba a llegar el reino de Dios Jesús les contestó: «El reino de Dios no vendrá espectacularmente, ni anunciarán que está aquí o está allí; porque mirad, el reino de Dios está dentro de vosotros.» Dijo a sus discípulos: «Llegará un tiempo en que desearéis vivir un día con el Hijo del hombre, y no podréis.

¿Cómo podemos vivir en el reino de Dios?

Si vivimos con rectitud, ayudaremos a edificar el reino de Dios. Por medio de la actividad en la Iglesia, las personas y las familias se fortalecen. Debemos estar dispuestos a servir dondequiera que nos encontremos. A medida que prestemos servicio en el reino de Dios, recibiremos bendiciones.

¿Qué debo hacer para entrar en el reino de Dios?

Para entrar en el reino de Dios no tienes que hacer ningún sacrificio especial, solamente debes caminar por el camino, ese camino es Cristo. En Juan 14:6 dice ‘Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí’.

¿Qué es el Reino de Dios según la Biblia Reina Valera?

El reino de Dios en el Antiguo Testamento – ‘El reino del Señor’ aparece una vez en el Antiguo Testamento: malkuth Yahvé (1 Crónicas 28:5). Obviamente el ‘reino’ aparece muchas veces para significar un territorio o dominio aquí en la tierra. ‘Dominio’ o ‘reinado’ es a veces la traducción de la idea de la autoridad y el poder de Dios (Salmos 22:28; 45:6; 66:7; 103:19; 145:11–13;).

A través del Antiguo Testamento (pero especialmente en los Salmos y profetas) la idea de Dios como el Rey que gobierna sobre su Creación y sobre Israel se expresa claramente. Aunque el reino inmediato de Dios es evidente en el Antiguo Testamento, también hay un fuerte énfasis en el futuro cumplimiento del reino universal de Dios.

Esta anticipación frecuentemente coincide con las expectaciones mesiánicas de la primera y la segunda venida (cf. Isaías 9:6,7; 11:1–12; 24:21–23; 45:22–23; Zacarías 14:9). Daniel 4:34 describe el reino de Dios como ‘dominio.sempiterno’ y un ‘reino por todas las edades’.

¿Qué significa la palabra venga a nosotros tu reino?

Cuando en un mundo tan marcado por el pecado y el sufrimiento rezamos con la expresión ‘ venga a nosotros tu Reino ‘, le pedimos a Dios que no se aleje de nosotros, que lo necesitamos. En sus parábolas, Jesús enseñó que el Reino de Dios crece y se propaga con paciencia y mansedumbre.

¿Cómo se identifica el Reino de Dios y la Iglesia?

Abstract. La Iglesia no se identifica con el Reino de Dios, pero se relaciona estrechamente con él. Esto se ve claramente si nos fijamos en el vocabulario del Nuevo Testamento. El Reino (basileia) aparece 163 veces en los escritos del Nuevo Testamento; de ellas, 107 en los evangelios y 56 en los demás escritos.

¿Por qué el reino de Dios no consiste en palabras?

19 Pero iré pronto a vosotros, si el Señor quiere, y conoceré, no las palabras de los que andan envanecidos, sino el poder.20 Porque el reino de Dios no consiste en palabras, sino en a poder.

¿Cuáles son los valores del reino de Dios?

LOS VALORES DEL REINO (Mt.11, 20-24) Los milagros que Jesús realizaba eran la prueba y la señal de la presencia y acción de Dios en Jesucristo. Es por ello por lo que la falta de respuesta en la conversión al mensaje y milagros de Jesús por parte de las ciudades impenitentes significaban rechazo a Dios y a su reino,

  1. El reinado de Dios en nosotros comienza también por nuestra conversión a los valores del reino : santidad, verdad, justicia, amor y paz; frente a los del tener: dinero, poder, soberbia, dominio e influencia.
  2. En el interior de la persona es donde ha de germinar la semilla del reino, porque del corazón humano brota todo lo bueno y lo malo que vemos en el mundo, como lo anunció Cristo.
See also:  Quien Era Leviatan En La Biblia?

Solamente, si nos convertimos a los calores del reino abandonaremos los criterios del mundo y del hombre terreno, asimilando las actitudes básicas que proponen las bienaventuranzas de Jesús: pobreza, hambre y sed de fidelidad, fraternidad, solidaridad, no violencia, reconciliación, perdón y amor al hermano, incluso al enemigo.

  • Sin esta conversión en profundidad es imposible el cambio de estructuras en la familia y la sociedad, en la política y la economía; pues la trampa del viejo egoísmo se agazapará en la ley y situaciones nuevas, perpetuando así el desamor, la explotación del otro y la opresión del más débil.
  • Únicamente la levadura que actúa desde dentro, es decir, la opción evangélica, puede transformar la masa entera y hacer efectivo el proyecto del reino en nuestra vida personal y nuestro ambiente.

Motivémonos pues, para crecer como personas y como cristianos; porque esa es la regla evangélica del juego y la ley del reinado de Dios, ley de crecimiento a todos los niveles. De lo contrario, estaremos limitados al raquitismo, las malformaciones y la esclerosis espiritual.

  1. Que el Señor nos abra los ojos para vernos tal como somos.
  2. Que Él nos conceda el espíritu joven del Evangelio para amar cada día más, para empezar la vida cada mañana.
  3. Dios es muy espléndido; espera tan sólo un atisbo de generosidad por nuestra parte para darnos con creces y hacer fructificar nuestro esfuerzo hasta el ciento por uno.

Para eso hay un secreto: vivir en perenne estado de conversión continua. : LOS VALORES DEL REINO (Mt.11, 20-24)

¿Quién construye el Reino de Dios?

Jesús invita a construir el Reino de Dios, dos los mandamientos. El primero, el Señor nuestro Dios es el único Señor; y tú amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón y con toda tu alma, con todo tu espíritu y con todas tus fuerzas. El segundo, amarás a tu prójimo como a ti mismo.

¿Quién entra en el reino de los cielos?

EL QUE CUMPLA LA VOLUNTAD DE MI PADRE ENTRARÁ EN EL REINO DE LOS CIELOS (MT.7, 21.24-27) Dice Jesús: ‘No todo el que me diga ¡Señor, Señor!, entrará en el Reino de los Cielos’, y lo dice porque no es lo mismo creer en Dios que creerle a Dios.

¿Qué tengo que hacer para heredar el reino de los cielos?

Conclusión – Testifique que a fin de recibir la vida eterna, debemos estar dispuestos a dejar de lado las cosas del mundo y servir al Señor con todo el corazón, alma, mente y fuerza. Inste a los miembros de la clase a ser agradecidos por sus bendiciones terrenales y a esforzarse por verlas en la perspectiva correcta.

¿Que nos ha enseñado Jesús acerca de Dios?

5 enseñanzas de Jesús que mejorarán tu vida Mientras Jesús estaba en la tierra enseñó la manera de ser feliz, de encontrar paz y de regresar a vivir con Dios. Su Evangelio aún se aplica hoy en día. Si sigues a Jesucristo y aplicas estas cinco lecciones que enseñó, tu vida será más feliz. Cuando le preguntaron que cuál era el mandamiento más importante, Jesús dijo, ‘Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante a este: Amarás a tu prójimo como a ti mismo’ (Mateo 22:37-39).

Al sustituir el odio y el resentimiento con amor y amabilidad, te sentirás más cerca de Dios y verás que hay más paz en tu vida. Jesús enseñó la Regla de Oro durante Su Sermón del Monte: ‘Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos’ (Mateo 7:12).

En otras palabras, trata a otros en la manera que quieras que te traten. Al hacerlo, fortalecerás tus relaciones y serás más feliz. En Juan 3:16 leemos, ‘Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a Su Hijo Unigénito para que todo aquel que en Él crea no se pierda más tenga vida eterna’.

  • Tener fe en Jesucristo significa creer en Él y en Sus enseñanzas.
  • Tener fe en Jesucristo te bendecirá en esta vida y en la vida venidera.
  • Jesús enseñó con el ejemplo que deberíamos orar a Dios con frecuencia.
  • Dios te ama.
  • Como tu Padre Celestial, Él está listo para ayudarte.
  • Comunícate con Él por medio de la oración, expresa gratitud y pide por las coss que necesitas.
See also:  Que Dice La Biblia Sobre Los Pensamientos?

Cuando Jesús estuvo en la tierra, Pedro le preguntó, ‘Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete? Jesús le dijo: ‘No te digo que hasta siete, sino hasta setenta veces siete’ (Mateo 18: 21-22). Cuando ofrecemos libremente el perdón a otros, podemos tener más paz y perdón en nuestra alma. Aprende más acerca del amor de Jesucristo Reúnete con los misioneros Ejemplar gratuito del Libro de Mormón Reúnete con los misioneros Busca un centro de reuniones : 5 enseñanzas de Jesús que mejorarán tu vida

¿Por qué crees que Jesús dice que el reino de los cielos es semejante a un grano de mostaza?

Mensaje – Esta parábola probablemente respondía a la pregunta de los primeros oyentes de Jesús: ¿cómo es posible que el reino de los Cielos se pueda presentar de manera tan oculta? El grano de mostaza se considera una de las semillas más pequeñas. Pero cuando crece alcanza una altura de dos o tres metros y puede acoger a pájaros en sus ramas.

  1. Jesús dice que pasa lo mismo con la obra del Evangelio: al inicio se presenta modesta, insignificante, débil, como la más pequeña de las semillas. Y es así.
  2. ¿Qué hay que sea más débil que el Evangelio? Es tan solo una palabra que puede ser desatendida, olvidada y alejada.
  3. No se impone pisoteando nuestras voluntades: si la acogemos y la hacemos crecer, termina por ser bien visible y extiende su influencia más allá de nosotros.

A menudo nosotros despreciamos los inicios humildes, queremos ver los frutos evidentes, el fin de las adversidades y también de nuestra misma fragilidad. ¡Precisamente de la más pequeña e insignificante de las semillas nace la realidad más grande! La siguiente parábola retoma esta lección.

  • Una mujer quiere hornear pan.
  • Añade a la masa de la harina una pequeña cantidad de levadura; lo amasa todo y luego lo cubre con un pafio y lo deja fermentar toda la noche.
  • Por la mañana toda la masa ha fermentado gracias a aquella poca levadura.
  • También en este caso el evangelista destaca la desproporción entre la humildad del inicio y la grandeza del final.

Eso mismo pasa con el Evangelio. Estas palabras nos dicen que no importa el pequeño número y la debilidad; ante Dios lo importante es ser realmente levadura. La levadura se debe perder en medio de la harina para hacer que crezca. Pasa lo mismo con la semilla que solo si cae en la tierra y muere puede dar fruto.

  • Es el secreto del amor: solo dándose, perdiéndose por los demás puede abrirse y mostrar su fuerza.
  • Aquellos que quieran conservar su vida la perderán.
  • Pasa lo mismo con la comunidad de los creyentes: es pequeña y débil, pero si deja que el Espíritu del Señor la guíe se convierte en una planta que acoge a muchos y en una levadura que hace fermentar la vida de los hombres.

(Paglia, p.296-297) V. Paglia – Comunidad de Sant’Egidio, La palabra de Dios cada día, 2018, 296-297.

¿Cómo crece el Reino de Dios en la casa?

Permitamos que el Reino de Dios habite en nuestros corazones y se manifieste en las cosas que hacemos con bondad, cada día de nuestra vida; por ejemplo, al hacer nuestros deberes familiares y escolares, al tratar a los demás con cariño y respeto, al decir siempre la verdad y al buscar el bien común.

¿Qué significa la palabra venga a nosotros tu reino?

Cuando en un mundo tan marcado por el pecado y el sufrimiento rezamos con la expresión ‘ venga a nosotros tu Reino ‘, le pedimos a Dios que no se aleje de nosotros, que lo necesitamos. En sus parábolas, Jesús enseñó que el Reino de Dios crece y se propaga con paciencia y mansedumbre.

Leave a Reply

Your email address will not be published.