Que Hace El Espíritu Santo En Nuestras Vidas?

Que Hace El Espíritu Santo En Nuestras Vidas
¿Cuáles son las funciones del Espíritu Santo? Ven, sígueme — Para el Sacerdocio Aarónico ¿Cuáles son las funciones del Espíritu Santo? El Espíritu Santo testifica de la verdad. Él es la fuente del testimonio y de la revelación personal. Puede guiarnos para tomar decisiones y nos protege del peligro físico y espiritual.

  1. Se le conoce como el Consolador, y puede calmar nuestros temores y llenarnos de esperanza.
  2. Por medio de Su poder, somos santificados al arrepentirnos, recibir las ordenanzas salvadoras y guardar nuestros convenios.
  3. Para prestar servicio de forma eficaz como poseedores del sacerdocio, es esencial que escuchemos y sigamos las impresiones del Espíritu Santo.

¿Qué experiencias personales podría compartir con los jóvenes, las cuales les enseñarían sobre las funciones del Espíritu Santo? ¿Por qué es importante que los jóvenes aprendan a reconocer y seguir los susurros del Espíritu? ¿Cómo puede ayudarlos a ser dignos de Su compañía y a procurarla?

Al estudiar los pasajes de las Escrituras y otros recursos acerca del Espíritu Santo, procure obtener Su guía a fin de que sepa qué debe enseñar a los jóvenes sobre la importancia que el Espíritu Santo tiene en sus vidas. (El Consolador puede enseñarnos y recordarnos todas las cosas) ; ; (El Espíritu Santo da testimonio del Padre y del Hijo) (Pablo describe el fruto del Espíritu) (El Espíritu Santo nos mostrará las cosas que debemos hacer) (Recibir el Espíritu Santo nos santifica) (El Espíritu Santo nos llena de esperanza y amor) (El Espíritu Santo nos enseña la verdad)

Gary E. Stevenson, ”, Liahona, mayo de 2017, págs.117–120. Henry B. Eyring, ”, Liahona, mayo de 2017, págs.15–18. Juan A. Uceda, ”, Liahona, noviembre de 2016, págs.30–32. Robert D. Hales, ”, Liahona, mayo de 2016, págs.105–107. Videos: ‘La voz del Espíritu’, ‘Territorio enemigo’ Enseñar a la manera del Salvador El Salvador contaba relatos, parábolas y ejemplos simples de la vida real con el fin de enseñar de manera tal que tuviera sentido para Sus discípulos.

¿Qué experiencias personales puede compartir con los jóvenes para ayudarlos a entender las funciones del Espíritu Santo y a que sientan el deseo de procurar tener experiencias de ese tipo y ser dignos de ello? Ver un ejemplo de la, Un miembro de la presidencia del cuórum (o un ayudante del obispo en el cuórum de presbíteros) dirige la reunión.

Él dirige a los demás jóvenes para que deliberen en consejo en cuanto a los asuntos del cuórum, les enseña sus deberes del sacerdocio (usando las Escrituras y el librito Mi Deber a Dios ), los alienta a compartir las experiencias que hayan tenido al cumplir con su deber a Dios e invita al asesor o a otro miembro del cuórum a enseñar una lección del Evangelio.

Conceda a los jóvenes un momento para que piensen en un concepto de la lección de la semana pasada y lo mencionen. Piense en la manera en que podría relacionar sus respuestas con la lección de hoy. Invite a los jóvenes a escribir acerca de un momento en que hayan sentido la influencia del Espíritu Santo. ¿Qué hicieron para recibir Su influencia? ¿Qué diferencia supuso el sentir Su influencia? Si es apropiado, pida a varios jóvenes que compartan sus experiencias.

Vea otras, Cada una de las actividades siguientes permitirá a los miembros del cuórum comprender las funciones del Espíritu Santo. Siguiendo la inspiración del Espíritu, seleccione una o más que resulten mejor para su cuórum:

Escriba las preguntas siguientes en la pizarra: ¿Por qué necesitamos el Espíritu Santo? ¿Cómo nos puede ayudar el Espíritu Santo? Invite a los jóvenes a examinar el discurso del élder Gary E. Stevenson ” o a mirar el video ‘La voz del Espíritu’, para buscar respuestas a las preguntas de la pizarra. Según sea apropiado, comparta experiencias que haya tenido de recibir inspiración del Espíritu Santo e invite a los jóvenes a compartir algunas experiencias que hayan tenido. También podrían compartir las cosas que harán para escuchar mejor y seguir las impresiones del Espíritu Santo. Busque algunas historias en los discursos de las conferencias generales más recientes que ilustren las diversas funciones del Espíritu Santo. Considere incluir la experiencia del presidente Henry B. Eyring con su hijo o con los santos austriacos en ” o la del élder Juan A. Uceda de cuando era misionero en Perú, en su discurso”. Invite a cada joven a leer una de las historias, a contarla al cuórum con sus propias palabras y a determinar la función del Espíritu Santo en ese relato. Anime a los jóvenes a compartir experiencias propias en las que el Espíritu Santo los haya ayudado. Invite a un miembro del cuórum a que enseñe una parte de la lección. Él podría hacerlo como parte de su plan de Mi deber a Dios de aprender y enseñar sobre el Espíritu Santo (véase ‘Comprende la doctrina’, págs., o ). Invite a los jóvenes a buscar los siguientes pasajes de las Escrituras, reconocer el papel del Espíritu Santo en cada uno de ellos y compartir cómo Su influencia puede bendecirlos: ; ; ; ;, Los jóvenes también podrían buscar partes del discurso del élder Robert D. Hales ” para aprender acerca de las funciones del Espíritu Santo. Invite a los jóvenes a enumerar etapas de su vida en las que necesitarán la influencia del Espíritu Santo. ¿En qué momentos será importante que el Espíritu Santo les muestre lo que deban hacer? ¿En qué momentos podrían necesitar los jóvenes sentir la influencia reconfortante del Espíritu Santo? Considere la idea de compartir una experiencia personal de cuando haya recibido la ayuda del Espíritu Santo. Muestre uno de los videos que se incluyen en esta reseña y pida a los jóvenes que escuchen lo que se enseña en ellos acerca de recibir guía por medio del Espíritu Santo. Pida a cada joven que comparta algo de lo que aprenda. Luego, escriba en la pizarra la siguiente declaración de la hermana Julie B. Beck en la pizarra: ‘La capacidad de reunir los requisitos para recibir revelación personal y actuar de acuerdo con ella es la aptitud más importante que se pueda lograr en la vida. Con ella, no podemos fracasar; sin ella, no podemos tener éxito’ (‘‘”, Liahona, mayo de 2010, pág.11). Invítelos a pensar en lo que dice la cita y a que escriban lo que piensen al respecto y sobre la importancia de vivir dignos de recibir el Espíritu y de seguirlo. Aliéntelos a reflexionar sobre lo que pueden hacer para procurar gozar más de la compañía del Espíritu Santo. Invite a los jóvenes a que busquen en el índice de temas del himnario, bajo ‘Espíritu Santo’, un himno que enseñe acerca de cómo puede ayudarnos el Espíritu Santo. Pídales que compartan frases de los himnos que eligieron. Considere la idea de que canten uno de los himnos en grupo.

See also:  Quien Es Noel En La Biblia?

Pida a los jóvenes que compartan lo que hayan encontrado. ¿Qué sentimientos o impresiones tienen? ¿Comprenden las funciones del Espíritu Santo? ¿Desean hacer otras preguntas? ¿Resultaría útil dedicarle más tiempo a este tema? Sugerencia para la enseñanza ‘Al prepararse para enseñar con espíritu de oración podría ser guiado a destacar ciertos principios, podría obtener un entendimiento de cómo presentar mejor determinadas ideas, y encontrar algunos ejemplos, lecciones prácticas e historias inspiradoras en las simples actividades de la vida.

  1. También podría recibir la impresión de invitar a alguna persona particular para que le ayude a presentar la lección.
  2. Tal vez recuerde alguna experiencia personal que pueda compartir con la clase’ ( La enseñanza: El llamamiento más importante, 2000, pág.52).
  3. Vea otras,
  4. El joven que dirige concluye la reunión.

Él podría:

Según sea apropiado, contar una experiencia en la que haya sentido la influencia del Espíritu Santo en una de las formas que se explicaron en la reunión de cuórum. Invitar a los jóvenes del cuórum a mantenerse dignos y procurar la compañía del Espíritu Santo.

Actividades para los jóvenes que ayude a los jóvenes a aplicar lo que aprendieron en esta lección. : ¿Cuáles son las funciones del Espíritu Santo?

¿Qué pasa cuando recibimos el Espíritu Santo?

Pasajes adicionales de las Escrituras –

1 Corintios 3:16–17 ; D. y C.130:22–23 (el Espíritu Santo mora con los fieles). Hechos 19:1–7 (el don del Espíritu Santo se otorgó en la antigüedad). Moroni 8:25–26 (cómo recibir al Espíritu Santo). Moroni 10:5 (el Espíritu Santo es un testigo de la verdad). Mosíah 5:2 (el Espíritu Santo cambia el corazón de la gente). Alma 5:54 (el Espíritu Santo santifica).

See also:  Dejad Que Los Muertos Descansen En Paz Biblia?

¿Cómo orar por los dones del Espíritu Santo?

Ven, Oh Bendito Espíritu de Conocimiento, y concédeme que pueda percibir la voluntad del Padre; muéstrame la nulidad de las cosas de la tierra, que tenga idea de su vanidad y las use sólo para tu gloria y mi propia salvación, siempre por encima de ellas mirándote a Ti y tus premios eternos. Amén.

¿Cómo se manifiesta el amor de Dios en nuestras vidas?

El amor se manifiesta con vida y hechos Son las realidades y hechos de los hombres y de las circunstancias no las palabras o sermones los que hacen la historia. Las palabras, una vez dichas, se las lleva el viento y solo quedan las obras realizadas. No podemos llevarnos a engaños ni a cuentos; las obras son la manifestación de lo que somos, no las palabras: por muchos discursos que nos echen los políticos y los gobernantes, al fin y al cabo, son sus obras las que quiere ver el pueblo.

  • Por mucho que se digan los esposos que se aman, son las obras las que manifiestan, en verdad, el amor que mutuamente se tienen.
  • Por mucho que unos hijos enrollen a sus padres con bellas palabras, son sus obras las que declaran qué clase de hijos son.
  • Por mucho que los creyentes digamos ‘Señor, Señor’ (Mt.7,21), son los hechos y las actitudes que tomamos en la vida los que van a decir qué clase de cristianos somos.

El árbol se conoce por sus frutos, no por las hojarascas (Mt.7,20). Cada uno manifiesta lo que es, no a través de bellas palabras, sino con la realidad de su vida: ‘Obras son amores y no buenas razones’. Precisamente una de las alabanzas constantes que se hacen en la Biblia de Dios, es precisamente sobre sus grandes obras llenas de amor: ‘¡Qué grandes son tus obras, Señor!’ (Sal.111,2).

  1. La gran manifestación de amor de Dios hacia los hombres ha sido el don que nos ha brindado de su propio Hijo: ‘Tanto amó Dios al mundo que le dio a su propio Hijo’ (Jn.3,35).
  2. Dios no es Palabra vacía; Dios es amor hecho vida.
  3. 1Jn.4,8).
  4. El amor de Dios no se reduce a una bella filosofía; es la actitud consecuente y permanente del Padre siempre bueno cuyos sueños y delicias son sus hijos, los hombres (Prov.8,31).

El amor de Dios nos es pura palabra, entra por los sentidos, se palpa Este es el amor, así mismo de Jesús: Jesús sabe muy bien que el amor solo se manifiesta en la vida; por eso él ‘guarda los mandamientos de su Padre’ (Jn.15,11). San Juan nos dice que Jesús ‘habiendo amado a los suyos, los amó hasta el fin’ (Jn.13,1).

El amor de Cristo no se quedó en palabras ni en bellos discursos. San Pablo era consciente de ello y, por eso, lleno de un gran sentimiento de ternura, decía: ‘Me amó y se entregó por mí’ (Gal.2,20). Por eso, Jesús tiene fuerza moral para decirnos bien claro: ‘Si me aman, cumplirán mis mandamientos El que acepta mis mandamientos y los cumple, es quien me ama’ (Jn.14,15.20).

El amor a Dios o a los hombres, queramos o no, solo tiene una manifestación válida: los hechos, la vida. Hoy en todos los sectores políticos, gubernamentales, sociales y eclesiales hay superabundancia de palabras y de discursos. Necesitamos todos hablar menos y hacer más.

  • Son las obras quienes dicen lo que somos, no las palabras, como dice Jesús en el evangelio de hoy: ‘Si me amáis, guardaréis mis mandamientos El que acepta mis mandamientos y los guarda, ese me ama’ (Jn.14,15.21).
  • Si guardan mis mandamientos, permanecerán en mi amor, así como yo permanezco en el amor del Padre, guardando sus mandatos’ (Jn.15,10).
See also:  Libre Albedrio En Que Parte Dela Biblia Aparece?

: El amor se manifiesta con vida y hechos

¿Qué representa el Espíritu Santo en la vida de los cristianos?

Información adicional – Funciones del Espíritu Santo El Espíritu Santo trabaja en perfecta unión con el Padre Celestial y Jesucristo, y desempeña varias funciones para ayudarnos a vivir en rectitud y recibir las bendiciones del Evangelio. Él ‘da testimonio del Padre y del Hijo’ (2 Nefi 31:18) y revela y enseña ‘la verdad de todas las cosas’ (Moroni 10:5).

  1. Podemos recibir un testimonio seguro del Padre Celestial y de Jesucristo sólo mediante el poder del Espíritu Santo.
  2. Su comunicación con nuestro espíritu es mucho más certera que cualquier comunicación que podamos recibir mediante nuestros sentidos naturales.
  3. A medida que nos esforcemos por seguir el sendero que lleva a la vida eterna, el Espíritu Santo nos guiará en nuestras decisiones y nos protegerá de los peligros físicos y espirituales.

Por medio de Él podemos recibir dones del Espíritu que nos beneficien a nosotros y a los que amamos y servimos (véase D. y C.46:9–11). Él es el Consolador (Juan 14:26). Así como la dulce voz de un padre amoroso es capaz de calmar el llanto de un niño, los susurros del Espíritu pueden aplacar nuestros miedos, acallar las constantes inquietudes de nuestra vida y consolarnos en la aflicción.

  1. El Espíritu Santo nos puede llenar ‘de esperanza y de amor perfecto’ y [nos}enseña ‘las cosas apacibles del reino’ (Moroni 8:26; D.
  2. Y C.36:2).
  3. Por medio de Su poder, somos santificados a medida que nos arrepentimos, recibimos las ordenanzas del bautismo y la confirmación, y nos mantenemos fieles a nuestros convenios (véase Mosíah 5:1–6; 3 Nefi 27:20; Moisés 6:64–68).

Es el Santo Espíritu de la Promesa (véase Efesios 1:13; D. y C.132:7, 18–19, 26). En tal función, Él confirma que las ordenanzas del sacerdocio que hemos recibido y los convenios que hemos concertado son aceptables para Dios. Esta aprobación depende de nuestra fidelidad continua.

  • El don del Espíritu Santo Todas las personas que buscan la verdad sinceramente pueden sentir la influencia del Espíritu Santo, guiándoles hacia Jesucristo y Su evangelio.
  • No obstante, la plenitud de las bendiciones que se otorgan mediante el Espíritu Santo están disponibles sólo para quienes reciban el don del Espíritu Santo y se conserven dignos.

Después que una persona se bautiza en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, uno o más poseedores del Sacerdocio de Melquisedec colocan las manos sobre la cabeza de dicha persona y, en una ordenanza sagrada del sacerdocio, la confirman como miembro de la Iglesia.

Como parte de esta ordenanza llamada confirmación, a la persona se le otorga el don del Espíritu Santo. El don del Espíritu Santo es algo distinto de la influencia del Espíritu Santo. Antes del bautismo, toda persona puede sentir la influencia del Espíritu Santo de vez en cuando y recibir un testimonio de la verdad mediante tal influencia.

Después de recibir el don del Espíritu Santo, la persona tiene derecho a la compañía constante de dicho miembro de la Trinidad si es que guarda los mandamientos. Véase también Bautismo; Dones espirituales; Imposición de manos; Revelación; Trinidad —Véase Leales a la fe, 2004, págs.72–74 Ver más

¿Qué es la vida espiritual de una persona?

La espiritualidad es la vida interior. Las expresiones y prácticas de espiritualidad son personales; es cómo usted entiende el mundo y el universo en su interior. La espiritualidad no implica ser religioso. De hecho, muchos se consideran muy espirituales y para nada religiosos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *