Quien Es El Espiritu Santo Segun La Biblia?

Quien Es El Espiritu Santo Segun La Biblia
El Espíritu Santo es el tercer miembro de la Trinidad. Es un personaje de espíritu, sin un cuerpo de carne y huesos. A menudo se le llama el Espíritu, el Santo Espíritu, el Espíritu de Dios, el Espíritu del Señor o el Consolador.

¿Qué dice la Biblia sobre quién es el Espíritu Santo?

5. Gálatas 5:22–23: Cuando tenemos el Espíritu Santo, sentimos amor, gozo, paz – El Espíritu Santo se denomina a menudo Santo Espíritu o el Espíritu del Señor. Gálatas 5:22–23 enseña que ‘el fruto del Espíritu es: amor, gozo, paz, longanimidad, benignidad, bondad, fe, Mansedumbre templanza’.

¿Qué es estar lleno del Espíritu Santo?

ESTUDIANDO EL CONTEXTO INMEDIATO – Para entender a qué se refiere Pablo cuando nos manda a ‘ser llenos del Espíritu Santo’, comencemos nuestra investigación en el mismo versículo de donde surge esta frase. ¡No hay nada como el contexto inmediato para dar claridad al asunto! ‘No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu’ (Ef.5:18).

Nuestra frase de interés es la comparación: ‘con vino’ y ‘del Espíritu Santo’. ¿Qué punto de similitud hay entre el vino y el Espíritu Santo? Ambos controlan. Y entre más y más uno ‘se llena’, más control tienen sobre ti. Entonces, ‘ser lleno del Espíritu Santo’ habla de dejarle tener control, Ahora, si miramos un poquito atrás en el contexto, veremos otro elemento.

El versículo donde Pablo habla de ‘ser llenos del Espíritu’ es el tercer elemento en una lista contrastes: 1. El contraste entre el andar sabio y el andar necio: ‘Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios ‘ (Ef.5:15).2. El contraste entre ser insensato y ser entendido: ‘Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor ‘ (Ef.5:17).3.

  • El contraste entre los efectos de la ‘llenura del vino’ y la ‘llenura del Espíritu Santo’: ‘ No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu ‘ (Ef.5:18).
  • El vino produce cada vez más disolución y descontrol.
  • Y, a continuación, Pablo hace una lista de gerundios que muestran los resultados del control del Espíritu Santo.

El Espíritu Santo produce cada vez más

exhortación mutua (‘ hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales’ ),canto espiritual (‘ cantando ‘ ),alabanza sincera (‘ alabando al Señor’ ),gratitud (‘ dando gracias ‘ ),sumisión mutua (‘ sometiéndoos unos a otros’ ).

Entonces, ‘ser lleno del Espíritu Santo’ se puede medir y confirmar porque produce, en contraste con el desorden de la embriaguez, acciones que edifican a los creyentes y glorifican a Dios.

¿Qué dice en Romanos 15 13?

1 Así que, los que somos más firmes debemos a sobrellevar las flaquezas de los débiles, y no agradarnos a nosotros mismos.2 Cada uno de nosotros agrade a su a prójimo en lo que es bueno, para edificación.3 Porque ni aun Cristo se agradó a sí mismo; antes bien, como está escrito: Los a vituperios de los que te vituperaban, cayeron sobre mí.4 Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra a enseñanza se escribieron, a fin de que por la b paciencia y por la consolación de las Escrituras, tengamos c esperanza,5 Pero el Dios de la paciencia y de la consolación os dé entre vosotros que seáis a unánimes según Cristo Jesús, 6 para que unánimes, a una voz, glorifiquéis al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo.7 Por tanto, aceptaos los unos a los otros, como también Cristo nos aceptó, para gloria de Dios.8 Digo, pues, que Cristo Jesús vino a ser siervo de la circuncisión para mostrar la verdad de Dios, para a confirmar las b promesas hechas a los padres, 9 y para que los gentiles glorifiquen a Dios por su a misericordia, como está escrito: Por tanto, yo te b confesaré entre los gentiles, y cantaré a tu nombre.10 Y otra vez dice: Alegraos, a gentiles, con su pueblo.11 Y otra vez: Alabad al Señor, todos los gentiles; y magnificadle, todos los pueblos.12 Y otra vez, dice Isaías: Habrá una raíz de a Isaí, y el que se levantará a regir a los gentiles; los gentiles pondrán su esperanza en él.13 Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo.14 Y estoy seguro de vosotros, hermanos míos, que aun vosotros mismos estáis llenos de bondad, colmados de todo a conocimiento, de tal manera que podéis b amonestaros los unos a los otros.15 Pero os he escrito, hermanos, en parte osadamente, como para haceros recordar por la a gracia que de Dios me es dada, 16 para ser a ministro de Jesucristo a los gentiles, ministrando el evangelio de Dios, para que la b ofrenda de los gentiles sea agradable, c santificada por el Espíritu Santo.17 Tengo, pues, de qué a gloriarme en Cristo Jesús en lo que se refiere a Dios.18 Porque no osaría hablar de nada que Cristo no haya hecho por medio de mí para la obediencia de los gentiles, con la palabra y con las obras, 19 con el poder de a milagros y prodigios, por el poder del Espíritu de Dios; de manera que desde Jerusalén, y por los alrededores hasta Ilírico, todo lo he llenado del evangelio de Cristo.20 Y de esta manera me esforcé por predicar el evangelio, no donde antes Cristo fue nombrado, para no edificar sobre a fundamento ajeno, 21 sino, como está escrito: Aquellos a los que nunca les fue anunciado acerca de él, verán; y los que nunca han oído, entenderán.22 Por lo cual me he visto impedido muchas veces de ir a vosotros.23 Pero ahora, no teniendo más a lugar en estas regiones, y deseando ir a vosotros desde hace muchos años, 24 cuando vaya a España, iré a vosotros, porque espero veros al pasar, y ser encaminado allá por vosotros, después de haber gozado con vosotros.25 Mas ahora voy a Jerusalén para ministrar a los santos.26 Porque Macedonia y Acaya tuvieron a bien hacer una a colecta para los pobres que hay entre los santos que están en Jerusalén.27 Porque les pareció bueno, y son deudores a ellos; porque si los gentiles han sido hechos participantes de sus bienes espirituales, a deben también ellos servirles en b los bienes materiales.28 Así que, cuando haya concluido esto, y les haya entregado a este fruto, pasaré a visitaros rumbo a España.29 Y sé que cuando vaya a vosotros, llegaré con la abundancia de la bendición del evangelio de Cristo.30 Pero os ruego, hermanos, por nuestro Señor Jesucristo y por el amor del Espíritu, que me ayudéis orando por mí a Dios, 31 para que sea librado de a los rebeldes que están en Judea, y que la ofrenda de mi servicio a los santos de Jerusalén sea acepta; 32 para que con gozo llegue a vosotros por la voluntad de Dios, y que halle descanso juntamente con vosotros.33 Y el Dios de paz sea con todos vosotros.

See also:  Que Dice La Biblia Acerca Del Perdón?

¿Qué dice en Romanos 15 13?

Romanos 15

  • 1 Así que, los que somos más firmes debemos de los débiles, y no agradarnos a nosotros mismos.
  • 2 Cada uno de nosotros agrade a su en lo que es bueno, para edificación.
  • 3 Porque ni aun Cristo se agradó a sí mismo; antes bien, como está escrito: Los de los que te vituperaban, cayeron sobre mí.
  • 4 Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra se escribieron, a fin de que por la y por la consolación de las Escrituras, tengamos,
  • 5 Pero el Dios de la paciencia y de la consolación os dé entre vosotros que seáis según Cristo Jesús,
  • 6 para que unánimes, a una voz, glorifiquéis al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo.
  • 7 Por tanto, aceptaos los unos a los otros, como también Cristo nos aceptó, para gloria de Dios.
  • 8 Digo, pues, que Cristo Jesús vino a ser siervo de la circuncisión para mostrar la verdad de Dios, para las hechas a los padres,
  • 9 y para que los gentiles glorifiquen a Dios por su, como está escrito: Por tanto, yo te entre los gentiles, y cantaré a tu nombre.
  • 10 Y otra vez dice: Alegraos,, con su pueblo.
  • 11 Y otra vez: Alabad al Señor, todos los gentiles; y magnificadle, todos los pueblos.
  • 12 Y otra vez, dice Isaías: Habrá una raíz de, y el que se levantará a regir a los gentiles; los gentiles pondrán su esperanza en él.
  1. 13 Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo.
  2. 14 Y estoy seguro de vosotros, hermanos míos, que aun vosotros mismos estáis llenos de bondad, colmados de todo, de tal manera que podéis los unos a los otros.
  3. 15 Pero os he escrito, hermanos, en parte osadamente, como para haceros recordar por la que de Dios me es dada,
  4. 16 para ser de Jesucristo a los gentiles, ministrando el evangelio de Dios, para que la de los gentiles sea agradable, por el Espíritu Santo.
  5. 17 Tengo, pues, de qué en Cristo Jesús en lo que se refiere a Dios.
  6. 18 Porque no osaría hablar de nada que Cristo no haya hecho por medio de mí para la obediencia de los gentiles, con la palabra y con las obras,
  7. 19 con el poder de y prodigios, por el poder del Espíritu de Dios; de manera que desde Jerusalén, y por los alrededores hasta Ilírico, todo lo he llenado del evangelio de Cristo.
  8. 20 Y de esta manera me esforcé por predicar el evangelio, no donde antes Cristo fue nombrado, para no edificar sobre ajeno,
  9. 21 sino, como está escrito: Aquellos a los que nunca les fue anunciado acerca de él, verán; y los que nunca han oído, entenderán.
  10. 22 Por lo cual me he visto impedido muchas veces de ir a vosotros.
  11. 23 Pero ahora, no teniendo más en estas regiones, y deseando ir a vosotros desde hace muchos años,
  12. 24 cuando vaya a España, iré a vosotros, porque espero veros al pasar, y ser encaminado allá por vosotros, después de haber gozado con vosotros.
  13. 25 Mas ahora voy a Jerusalén para ministrar a los santos.
  14. 26 Porque Macedonia y Acaya tuvieron a bien hacer una para los pobres que hay entre los santos que están en Jerusalén.
  15. 27 Porque les pareció bueno, y son deudores a ellos; porque si los gentiles han sido hechos participantes de sus bienes espirituales, también ellos servirles en bienes materiales.
  16. 28 Así que, cuando haya concluido esto, y les haya entregado fruto, pasaré a visitaros rumbo a España.
  17. 29 Y sé que cuando vaya a vosotros, llegaré con la abundancia de la bendición del evangelio de Cristo.
  18. 30 Pero os ruego, hermanos, por nuestro Señor Jesucristo y por el amor del Espíritu, que me ayudéis orando por mí a Dios,
  19. 31 para que sea librado de rebeldes que están en Judea, y que la ofrenda de mi servicio a los santos de Jerusalén sea acepta;
  20. 32 para que con gozo llegue a vosotros por la voluntad de Dios, y que halle descanso juntamente con vosotros.
See also:  Que Dice La Biblia Sobre Las Virgenes?

33 Y el Dios de paz sea con todos vosotros. Amén.

¿Qué dice Romanos 8 14?

Page 6 –

  • 1 Por lo cual no tienes excusa, oh hombre, quienquiera que seas tú que juzgas; pues en lo que juzgas a otro, te condenas a ti mismo, porque lo mismo haces, tú que juzgas.
  • 2 Mas sabemos que el de Dios contra los que hacen tales cosas es según la verdad.
  • 3 ¿Y piensas esto, oh hombre, que juzgas a los que hacen tales cosas, y haces lo mismo, que tú escaparás del de Dios?
  • 4 ¿O menosprecias las de su bondad, y paciencia, y longanimidad, ignorando que su bondad te guía al ?
  • 5 Mas por tu, y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios,
  • 6 quien a cada uno a sus obras:
  • 7 la a los que en hacer el bien y buscan gloria, y honra e,
  • 8 Pero a los que son, y no la verdad, antes bien obedecen la injusticia: enojo e ira.
  • 9 Y tribulación y sobre todo ser humano que hace lo malo, el judío primeramente, y también el,
  • 10 pero gloria y honra y a todo el que hace el bien, al judío primeramente, y también al griego.
  1. 11 Porque no hay para con Dios.
  2. 12 Porque todos los que sin ley han pecado, sin ley también perecerán; y todos los que en la ley han pecado, por la ley serán juzgados;
  3. 13 porque no son los oidores de la ley los justos ante Dios, sino los de la ley serán,
  4. 14 Porque los gentiles que no tienen ley hacen por naturaleza lo que es de la ley; estos, aunque no tengan ley, son ley para sí mismos,
  5. 15 pues muestran la obra de la escrita en sus corazones, dando también testimonio su, mientras que sus pensamientos los acusan o los excusan;
  6. 16 en el día en que Dios los secretos de los hombres por medio de Jesucristo, conforme a mi,
  7. 17 He aquí, tú que llevas el nombre de judío, y te apoyas en la ley, y te glorías en Dios,
  8. 18 y conoces su voluntad e, instruido por la ley, apruebas lo mejor,
  9. 19 y confías en que eres guía de los ciegos, luz de los que están en tinieblas,
  10. 20 instructor de los que no saben, maestro de niños, que tienes en la ley la de la ciencia y de la verdad.

21 Tú, pues, que enseñas a otro, ¿no te enseñas a ti mismo? Tú que que no se ha de, ¿hurtas? 22 Tú que dices que no se ha de adulterio, ¿cometes adulterio? Tú que abominas los ídolos, ¿?

  • 23 Tú que te jactas de la ley, ¿con infracción de la ley deshonras a Dios?
  • 24 Porque el nombre de Dios es por causa de vosotros entre los gentiles, como está escrito.
  • 25 Porque la en verdad aprovecha, si guardas la ley; pero si eres transgresor de la ley, tu circuncisión viene a ser incircuncisión.
  • 26 De manera que, si el incircunciso guarda las ordenanzas de la ley, ¿no será tenida en cuenta su incircuncisión por circuncisión?
  • 27 Y el que físicamente es incircunciso, pero guarda perfectamente la ley, te juzgará a ti, que con la letra y con la circuncisión eres transgresor de la ley.
  • 28 Porque no es judío el que lo es exteriormente, ni la circuncisión es la que se hace exteriormente en la carne;
  • 29 sino que es judío el que lo es en lo interior, y la es la del corazón, en espíritu, no en letra; la alabanza del cual no es de los hombres, sino de Dios.
See also:  Que Dice La Biblia Sobre Nuestra Identidad?

¿Qué dice Juan 14 26?

1 No a se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.2 En la a casa de mi Padre muchas moradas hay; de otra manera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.3 Y si me voy y os preparo lugar, a vendré otra vez y os tomaré a mí mismo, para que b donde yo esté, vosotros también estéis.4 Y sabéis a dónde yo voy, y sabéis el camino.5 Le dijo Tomás: Señor, no sabemos a dónde vas; ¿cómo, pues, podemos saber el camino? 6 Jesús le dijo: Yo soy a el camino, y b la verdad y la vida; nadie viene al c Padre sino d por mí,7 Si me conocierais, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora le conocéis y le habéis visto.8 Felipe le dijo: Señor, muéstranos al Padre, y nos basta.9 Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al a Padre ; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos al Padre? 10 ¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mí mismo, sino que el Padre que mora en mí, él hace las obras.11 Creedme que yo soy en el Padre, y el Padre en mí; de otra manera, creedme por las mismas obras.12 De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las a obras que yo hago él también las hará; y aun mayores que estas hará, porque yo b voy al Padre.13 Y todo lo que a pidiereis al Padre en mi nombre, esto haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.14 Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré.15 Si me a amáis, b guardad mis c mandamientos,16 Y yo rogaré al Padre, y os dará otro a Consolador, para que esté con vosotros para siempre: 17 El Espíritu de verdad, al que el mundo no puede recibir, porque no le ve ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros y estará en vosotros.18 No os dejaré a huérfanos ; vendré a vosotros.19 Todavía un poquito, y el mundo no me verá más; pero vosotros me veréis; porque yo vivo, vosotros también viviréis.20 En aquel día vosotros conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros.21 El que tiene mis mandamientos y los guarda, ese es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré y me a manifestaré a él.22 Le dijo Judas, no el Iscariote: Señor, ¿cómo es que te vas a manifestar a nosotros y no al mundo? 23 Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él y haremos a morada con él.24 El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió.25 Estas cosas os he hablado estando con vosotros.26 Mas el Consolador, el a Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que os he dicho.27 a La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da.

No se turbe vuestro corazón ni tenga miedo.28 Habéis oído que yo os he dicho: Voy, y vuelvo a vosotros. Si me amarais, ciertamente os regocijaríais, porque he dicho que voy al Padre, porque a el Padre mayor es que yo.29 Y ahora os lo he dicho antes que suceda, para que, cuando suceda, a creáis,30 No hablaré ya mucho con vosotros, a porque viene b el príncipe de este mundo, y él no tiene nada en mí.31 Pero para que conozca el mundo que amo al Padre, y como el Padre me dio el mandamiento, a así hago.

¡Levantaos, vámonos de aquí!

¿Qué dice Efesios 4 30?

30 Y no a contristéis al b Santo Espíritu de Dios, con el cual fuisteis c sellados para el día de la redención.31 Quítense de vosotros toda amargura, y enojo, e ira, y gritos, y a maledicencia y toda b malicia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *