Que Es Perseverancia En La Biblia?

Que Es Perseverancia En La Biblia
La perseverancia, esa voluntad de mantenernos sin vacilar aun en medio de fuertes retos y dificultades, es clave para una vida firme con Jesús. Cada paso que damos impulsados por la perseverancia nos ayuda a crecer en la fe y a acercarnos más a Dios. Ser perseverante significa persistir en seguir a Jesús aun cuando se estén enfrentando problemas, persecución o situaciones estresantes.

  1. Perseverar es no desistir.
  2. Seguir a Jesús no es siempre fácil, pero si perseveramos recibiremos la recompensa de Dios.
  3. Perseverar tiene que ver también con continuar haciendo el bien y lo que agrada a Dios en medio de cualquier situación.
  4. Hay muchas tentaciones que nos animan a desviarnos del camino, pero con la ayuda de Dios logramos resistir.

Cuando perseveramos continuamos haciendo lo bueno por amor a Dios y nos enfocamos en él, no en las circunstancias.

¿Qué significa la palabra perseverancia en la Biblia?

Perseverar significa ‘permanecer firme en el compromiso de ser fiel a los mandamientos de Dios a pesar de la tentación, la oposición o la adversidad’ 2.

¿Qué es la perseverancia y un ejemplo?

50 Ejemplos de Perseverancia La perseverancia es la capacidad de una persona para mantenerse firme en una decisión tomada o trabajar de manera constante para conseguir una sin llegar a renunciar, incluso frente a los obstáculos más difíciles. Por ejemplo: tocar todos los días la guitarra hasta dominar por completo el instrumento musical.

Puede servirte:

¿Que nos enseña la perseverancia?

Ante los sueños y las dificultades, la perseverancia es la solución – La perseverancia es el esfuerzo continuo necesario para lograr aquellos objetivos que nos proponemos. Es importante n o rendirse ante las dificultades que podemos encontrar en el camino, no perder nunca la voluntad y la esperanza.

  • Son precisamente estos contratiempos o frustraciones los que nos enseñan a tener paciencia y a buscar soluciones para superar cualquier obstáculo.
  • Con una actitud positiva y asertiva, lo aprendido nos hace más fuertes, nos da confianza en nosotros mismos y nos permite crecer como personas.
  • La perseverancia también sirve para levantarnos cuando creemos que ya no podemos más, que necesitamos ayuda o que solos no podremos.

Es el mejor aprendizaje para seguir luchando en los próximos sueños que nos plateemos.

¿Donde dice en la Biblia el que persevera alcanza?

Evangelio. Lc.18, 1-8.

¿Qué produce la perseverancia?

Perseverancia como valor – La perseverancia es un valor humano fundamental. Permite al individuo continuar hacia adelante no rendirse a pesar de las dificultades, los obstáculos, la frustración, el desánimo, el aburrimiento, la tendencia o los deseos de rendirse o abandonar una situación.

  1. La perseverancia es un valor positivo que ayuda, o aumenta la probabilidad de alcanzar metas difíciles, y a apreciar más los logros obtenidos.
  2. La perseverancia aumenta la autoestima cuando el individuo alcanza el éxito, ayuda a mejorar sus capacidades y habilidades, desarrolla nuevas técnicas para superar los obstáculos y enseña de los errores.

La perseverancia permite al individuo conseguir grandes logros individuales, en cualquier ámbito de su vida, bien sea amorosa, profesional, económica, cultural o social. Vea también Valores,

¿Qué dice Colosenses 4 2?

Colosenses 4

  • 1, haced lo que es justo y equitativo con vuestros siervos, sabiendo que también vosotros tenéis un en los,
  • 2 Perseverad en la oración, velando en ella con acción de gracias,
  • 3 orando también juntamente por nosotros, para que el Señor nos abra para la palabra, a fin de proclamar el de Cristo, por el cual también estoy preso,
  • 4 para que lo manifieste como debo hablar.
  • 5 Andad en para con los extraños, aprovechando el tiempo.
  • 6 Sea vuestra palabra siempre con gracia, sazonada con, que sepáis cómo debéis responder a cada uno.
  • 7 Todos mis asuntos os los hará saber, hermano amado y fiel y consiervo en el Señor,
  • 8 a quien os he enviado para esto mismo, para que conozca cómo os encontráis, y consuele vuestros corazones,

9 con, amado y fiel hermano, que es uno de vosotros. Todo lo que acá pasa, os lo harán saber.

  1. 10, mi compañero de prisión, os saluda, y, el sobrino de Bernabé (acerca del que habéis recibido instrucciones; si fuere a vosotros, recibidle),
  2. 11 y Jesús, el que se llama Justo; estos son los únicos de la que me ayudan en el reino de Dios, y que me han sido de consuelo.
  3. 12 Os saluda, el que es uno de vosotros, siervo de Cristo, siempre rogando fervorosamente por vosotros en sus oraciones, para que permanezcáis firmes, perfectos y completos en todo lo que Dios quiere.
  4. 13 Porque de él doy testimonio, de que tiene gran celo por vosotros, y por los que están en y los que están en Hierápolis.
  5. 14 Os saluda, el médico amado, y,
  6. 15 Saludad a los hermanos que están en Laodicea, y a Ninfas y a la iglesia que está en su casa.
  7. 16 Y cuando esta carta se haya leído entre vosotros, haced que también se lea en la iglesia de los laodicenses, y que de Laodicea la leáis también vosotros.

17 Y decid a Arquipo: Mira que cumplas el ministerio que has recibido del Señor.18 Esta salutación es de mi propia mano, de Pablo. Acordaos de mis, La gracia sea con vosotros. Amén. Escrita desde Roma a los colosenses; enviada con Tíquico y Onésimo.

¿Qué es la perseverancia en la Iglesia?

Cristiano de hoy La perseverancia, un don especial A veces se viene como un cansancio, una flojera, como una desgana espiritual y entonces tenemos que pedir este don. Por: Ma Esther De Ariño | Fuente: Catholic.net “El que persevera alcanza”. De nada nos sirve empezar con mucho afán algo que queremos lograr si no tenemos perseverancia. La mitad de los anhelos en nuestra vida se nos quedan en eso, en anhelos, en deseos, en sueños no realizados. y si analizamos bien el por qué no se hicieron realidad fue porque nos faltó perseverancia.

  1. La perseverancia es la firmeza y constancia en la ejecución de los propósitos y en las resoluciones del ánimo.
  2. Cuanta cosa emprendemos en la vida tienen que tener perseverancia pues sin ella, todo lo emprendido se irá diluyendo como agua en nuestras manos, como humo en el azul del cielo.
  3. El ánimo resuelto ante una cosa que emprendemos y la voluntad firme nos llevará al éxito.

Cuando fracasamos no solemos reconocer que generalmente fueron la falta de esos factores, tan importantes y necesarios, lo que hizo que no llegáramos a obtener los resultados que esperábamos, Siempre encontramos otras causas para “echarle la culpa” a nuestras derrotas, a nuestras frustraciones.

  • Nada podemos lograr sin disciplina y perseverancia, en lo físico, en lo intelectual como en lo espiritual.
  • Nadie logrará tener un cuerpo bien modelado o poderosamente musculoso sin hacer ejercicio día con día, no le va a bastar correr y sudar, o pasarse todo un día en el gimnasio si es tan solo por una sola vez,

No le va a bastar al que quiere cultivar su mente leer todo un día cuanto libro tenga a su alcance si no lo vuelve a repetir, si no impone una vida de constante lectura y estudio y no adelantaremos en nuestra vida espiritual sin tan solo nos dejamos llevar por arrebatos místicos, con promesas a Dios de rezar más, de amar más a nuestro prójimo y tener una vida más apegada a los sacramentos, de ir más a la iglesia si todo esto es como “llamarada de petate”, como algo que empezamos con mucho ímpetu y ardor y enseguida nos cansamos y pronto olvidamos todo ese entusiasmo porque eso cuesta, porque nos está pidiendo un gran esfuerzo, porque esos proyectos nos piden disciplina y perseverancia.

  • En el aspecto espiritual tal vez haya personas que al mirar su vida pasada encuentren una trayectoria directa con Dios a pesar de las caídas y miserias naturales de la debilidad humana, pero.
  • ¿y la perseverancia final? A veces con los años se viene como un cansancio, como una flojera, como una desgana espiritual.
See also:  Soñar Que Alguien Se Quema Las Manos?

Ya no hay el ardor juvenil, se fueron los días en que el alma ponía en juego toda su fuerza para los sacrificios y la voluntad estaba al servicio de la fogosidad del espíritu para agradar a Dios. Es el momento del peligro. Peligro de abandonar el estar en pie de lucha.

El enemigo, el demonio ha esperado mucho tiempo, muchos años ese momento, este atardecer de nuestra vida, este estado de pereza espiritual. Ha esperado y ya saborea su triunfo al vernos flaquear, al ver nuestra tibieza, como poco a poco vamos dejando a un lado el sentido de nuestra fe y llenándonos de dudas acabamos por permanecer indolentes a todo lo referente a nuestra vida espiritual.

Ante esta circunstancia, pidamos como un don especial, que acompañe hasta nuestro último día la perseverancia final. También te puede interesar Consultorios

¿Cuáles son las características de una persona perseverante?

La Perseverancia : 10 hábitos importantes de las personas perseverantes – DESARROLLOPERSONALHOY

La perseverancia, permanencia y persistencia a pesar de todos los obstaculos, desalientos e imposibilidades; eso es lo que distingue a las almas fuertes de las débilesThomas CarlyleLa perseverancia es un valor del carácter que se define como la actitud de continuar, seguir, persistir, insistir y avanzar; aunque existan dificultades, problemas y adversidades, en la vida de una persona.

Existen muchos hombres y mujeres que poseen un gran talento, habilidad y experiencia; sin embargo, ante una gran dificultad desisten de sus proyectos. Una persona perseverante en cambio, cuando sufre un revés o una caida; se levanta, se sacude y sigue adelante con sus objetivos.

¿Cuáles son las ventajas de ser una persona perseverante?

Porque todos contamos con algún objetivo en nuestras vidas, es posible que tengas montones de propósitos aún sin cumplir o incluso que no cuentes con ellos. ¡Si es así, enfócate en la búsqueda de motivación y comienza a proponerlos desde ya! – Existe una alta probabilidad que te equivoques en aquellos objetivos que buscas cumplir, puede ser que tu propósito este año sea tener un mejor trabajo, ganar más dinero o quizás hasta deseas tener una mejor figura.

Ventaja #1: Esforzarnos en trabajar nuestros objetivos nos brinda un propósito definido y el sentimiento de tener control sobre nuestras vidas. Ventaja #2 : Tener objetivos definidos aumenta nuestra autoestima, alentándonos a sentirnos confiados y eficaces con respecto a nuestros propósitos. Al mismo tiempo en que a medida en que nos acercamos a nuestra meta, nos levanta el ánimo y orgullo, motivándonos a seguir esforzándonos. Ventaja #3 : Perseguir nuestros objetivos nos aporta estructura y sentido a nuestra vida cotidiana. Nos aporta plazos y oportunidades para alcanzar nuevas responsabilidades. Ventaja #4: Ser constantes en nuestros objetivos nos ayuda a aprender a controlar nuestro uso del tiempo, reconocer objetivos primordiales, y subdividirlos en pequeñas metas.

Te invitamos a seguir leyendo más de este tema y lo que hacemos en The Build Love Company haciendo clic aquí  Saludos y muy buena semana!

¿Cuál es la definición de perseverancia?

¿Qué dice la Biblia sobre la perseverancia? – Cápsula Bíblica: “No mires a tras” #BrandonSoto

Acción y efecto de perseverar.1.f. Constancia en la virtud y en mantener la gracia hasta la muerte.

¿Cuál es la diferencia entre perseverancia y constancia?

Para la mayoría la perseverancia y la constancia son dos palabras que significan lo mismo. Algunos incluso las asemejan a tenacidad, tesón, firmeza, persistencia, asiduidad o empeño. Aunque autores más rigurosos consideran a la constancia como parte de la perseverancia. A la hora de emprender debes cuestionarte si:

¿Eres perseverante ? ¿Eres constante?

Que Es Perseverancia En La Biblia Las definiciones que nos da el diccionario de la RAE (Real Academia Española) son:

¿Qué dice Romanos 5 3 y 4?

Romanos 5

  • 1, pues, por la, tenemos para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo,
  • 2 por medio de quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios.
  • 3 Y no solo esto, sino que también nos gloriamos en las, sabiendo que la tribulación produce ;
  • 4 y la paciencia, ; y la prueba, esperanza;
  • 5 y la no avergüenza, porque el de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.
  • 6 Porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos.
  • 7 Difícilmente alguien muere por un justo; con todo, pudiera ser que alguno osara morir por el bueno.
  1. 8 Mas Dios demuestra su amor para con nosotros, en que, siendo aún, Cristo murió por nosotros.
  2. 9 Mucho más ahora, habiendo sido justificados por su, por medio de él seremos salvos de la ira.
  3. 10 Porque si siendo enemigos, fuimos con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando ya reconciliados, seremos por su vida.
  4. 11 Y no solo esto, sino que también nos gloriamos en Dios por medio del Señor nuestro Jesucristo, por quien hemos recibido ahora la,
  5. 12 Por consiguiente, como el entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la pasó a todos los hombres, por cuanto todos,
  6. 13 Porque aun antes de la ley había pecado en el mundo; pero el pecado no se tiene en cuenta cuando no hay,
  7. 14 No obstante, reinó la muerte desde Adán hasta Moisés, aun en los que no pecaron a la manera de la transgresión de Adán, el cual es del que había de venir.

15 Pero el don no es como la transgresión. Porque si por la transgresión de uno murieron los muchos, más abundó la gracia y el don de Dios para los muchos, por la gracia de un hombre, Jesucristo.

  • 16 Ni tampoco el don es como el pecado de aquel; porque a la verdad el juicio vino por un solo pecado para condenación, mas la gracia vino por muchas transgresiones para justificación.
  • 17 Porque si por la transgresión de uno solo reinó la muerte, mucho más reinarán en vida por medio de uno solo, Jesucristo, los que reciben la abundancia de la y del don de la justicia.
  • 18 Así que, como por la transgresión de uno solo vino la condenación a todos los hombres, así también por la justicia de uno solo vino la gracia a todos los hombres para justificación de vida.
  • 19 Porque así como la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la de uno, los muchos serán constituidos justos.
  • 20 Pero la ley se introdujo para que el pecado abundase; mas cuando el pecado abundó, sobreabundó la gracia,
  • 21 para que así como el pecado reinó para muerte, así también la gracia reine por la para por medio de Jesucristo, nuestro Señor.

¿Qué dice Santiago 1 12?

12 Bienaventurado el hombre que a soporta la tentación, porque una vez que haya sido b aprobado, recibirá la c corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman.

See also:  Cual Es La Importancia De La Biblia?

¿Qué dice en Lucas 18 1?

Lucas 18

  • 1 Y Jesús les relató también una parábola sobre la necesidad de orar siempre y no desmayar,
  • 2 diciendo: Había en una ciudad un juez que no temía a Dios ni respetaba a hombre.
  • 3 Había también en aquella ciudad una viuda, la cual venía a él, diciendo: Hazme justicia contra mi adversario.
  • 4 Y él no quiso por algún tiempo; pero después de esto, dijo dentro de sí: Aunque no temo a Dios ni tengo respeto a hombre,
  • 5 sin embargo, porque esta viuda me es molesta, le haré justicia, no sea que, viniendo de continuo, me agote la paciencia.
  • 6 Y dijo el Señor: Oíd lo que dijo el juez injusto.
  • 7 ¿Y no hará Dios justicia a sus escogidos que claman a él día y noche aunque sea longánimo de ellos?

8 digo que pronto les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?

  1. 9 Y a unos que en sí mismos como justos, y a los otros, dijo también esta parábola:
  2. 10 Dos hombres subieron al templo a orar; uno era fariseo y el otro, publicano.
  3. 11 El fariseo, de pie, oraba para sí de esta manera: Dios, te doy gracias porque soy como los otros hombres: ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como este publicano;
  4. 12 dos veces a la semana, doy de todo lo que gano.
  5. 13 Pero el publicano, estando lejos, no quería ni aun alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: Dios, ten compasión de mí,,
  6. 14 Os digo que este descendió a su casa justificado antes que el otro, porque cualquiera que ensalza será humillado, y el que humilla será ensalzado.
  7. 15 Y traían a él los niños para que los tocase, lo cual, al ver los discípulos, los reprendían.
  8. 16 Mas Jesús, llamándolos, dijo: Dejad a los niños venir a mí y no se lo impidáis, porque de los tales es el reino de Dios.
  9. 17 De cierto os digo que el que no reciba el reino de Dios un niño, no entrará en él.
  10. 18 Y le preguntó un gobernante, diciendo: Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?

19 Y Jesús le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno, sino solo,

  • 20 Los mandamientos sabes: No cometerás adulterio; no matarás; no hurtarás; no dirás falso testimonio; honra a tu padre y a tu madre.
  • 21 Y él dijo: Todas estas cosas he guardado desde mi juventud.
  • 22 Y Jesús, al oír esto, le dijo: Aún te falta una cosa: vende todo lo que tienes y dalo a los, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme.
  • 23 Entonces él, al oír estas cosas, se puso muy triste, porque era muy rico.
  • 24 Y viendo Jesús que se había entristecido mucho, dijo: ¡Cuán difícilmente entrarán en el reino de Dios los que tienen riquezas!
  • 25 Porque es más fácil que pase un camello por el ojo de una aguja que un rico entre en el reino de Dios.
  • 26 Y los que lo oyeron, dijeron: ¿Quién, pues, podrá ser salvo?
  • 27 él les dijo: Lo que es imposible para los hombres es posible para Dios.
  • 28 Entonces Pedro dijo: He aquí, nosotros hemos dejado nuestras posesiones y te hemos seguido.
  • 29 Y él les dijo: De cierto os digo que no hay nadie que haya dejado casa, o padres, o hermanos, o mujer o hijos por el reino de Dios,
  • 30 que no haya de recibir mucho más en este tiempo, y en el mundo venidero la vida eterna.
  • 31 Y Jesús, tomando a los doce, les dijo: He aquí, ahora subimos a Jerusalén, y se cumplirán todas las cosas que fueron por los profetas acerca del Hijo del Hombre.
  • 32 Porque será entregado a los gentiles, y será escarnecido, e injuriado y escupirán en él.
  • 33 Y después que le hayan azotado, le matarán; pero al tercer día,
  • 34 Pero ellos nada de estas cosas, y esta palabra les era encubierta, y no entendían lo que se les decía.
  • 35 Y aconteció que, acercándose él a Jericó, un ciego estaba sentado junto al camino, mendigando;
  • 36 el que, cuando oyó a la gente que pasaba, preguntó qué era aquello.
  • 37 Y le dijeron que pasaba Jesús Nazareno.
  • 38 Entonces dio voces, diciendo: ¡Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí!
  • 39 Y los que iban delante le reprendían para que callase; pero él clamaba mucho más: ¡Hijo de David, ten misericordia de mí!
  • 40 Jesús entonces, deteniéndose, mandó traerle a su presencia; y cuando él llegó, le preguntó,

41 diciendo: ¿Qué quieres que te haga? Y él dijo: Señor, que yo reciba la vista.42 Y Jesús le dijo: la vista, tu te ha sanado.43 Y al instante vio y le seguía, glorificando a Dios; y todo el pueblo, cuando vio aquello, dio alabanza a Dios.

¿Qué es ser una persona perseverante?

¿Qué es perseverancia? – La perseverancia es considerada una virtud que nos acerca a nuestros objetivos. Muchos consideran que ser perseverante es seguir adelante en un proyecto a pesar de los obstáculos que puedan aparecer, sin embargo, esa noción es incompleta porque la perseverancia también incluye la capacidad, la voluntad y el temple de continuar los esfuerzos, aún sin contratiempos de por medio, para alcanzar una meta,

Cuando somos perseverantes nos sobreponemos al cansancio, los contratiempos y la frustración con la ilusión de acercarnos a un sueño, de hacer realidad una meta en particular. Todos nuestros esfuerzos son válidos, ya que conocemos el valor de lo que deseamos. Las personas perseverantes siempre terminan lo que han empezado, son decididas y tienen una voluntad firme,

Se trata de un valor muy reconocido y apreciado en la sociedad, Cualquiera que se plantee un objetivo, y luche contra viento y marea para conseguirlo, tiene lo necesario para alcanzar el éxito. La persona perseverante no conoce de límites, ya que donde todos ven una ventana cerrada, ella ve una oportunidad latente y trabaja muy duro para conseguir lo que desea.

Incluso puede fraguar una estrategia para utilizar sus esfuerzos de forma óptima. La perseverancia está muy relacionada con el esfuerzo, la voluntad, la fortaleza y la paciencia, Con la práctica y fuerte convicción, ese grupo de valores puede sacarnos delante de cualquier situación complicada por la que estemos pasando.

Es así cómo la perseverancia no sólo sirve para cumplir nuestros sueños, sino también para levantarnos de las situaciones difíciles y los momentos en los que no nos sentimos bien anímicamente porque nos plantea ser fuertes, pacientes y no dejar de luchar.

¿Qué dice Santiago 1 12?

12 Bienaventurado el hombre que a soporta la tentación, porque una vez que haya sido b aprobado, recibirá la c corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman.

¿Qué dice Romanos 2 6?

· El juicio de Dios es de acuerdo con las obras ( Romanos 2 : 6 ). · El juicio de Dios es sin acepción ( Romanos 2 :11).

¿Qué dice Lucas 8 15?

1 Y aconteció después, que Jesús caminaba por todas las a ciudades y aldeas, predicando y anunciando el b evangelio del reino de Dios, c y los doce con él, 2 y algunas mujeres que habían sido sanadas de espíritus malos y de enfermedades: a María, que se llamaba Magdalena, de la que habían salido siete demonios, 3 y Juana, mujer de Chuza, mayordomo de Herodes, y Susana y otras muchas que le ayudaban con sus bienes.4 Y como se juntó una gran multitud, y los que de cada ciudad venían a él, les dijo por a parábola : 5 Un sembrador salió a sembrar su semilla; y mientras sembraba, una parte cayó junto al camino y fue hollada; y las aves del cielo se la comieron.6 Y otra parte cayó entre las piedras; y una vez que brotó, se secó, porque no tenía humedad.7 Y otra parte cayó entre espinos, y los espinos que brotaron juntamente la ahogaron.8 Y otra parte cayó en buena tierra y, cuando brotó, dio fruto a ciento por uno.

Hablando estas cosas, decía a gran voz: El que tiene oídos para oír, oiga.9 Y sus discípulos le preguntaron qué significaba esta parábola.10 Y él dijo: A vosotros os es dado saber los a misterios del reino de Dios; pero a los otros, por parábolas, para que viendo no vean y oyendo no b entiendan,11 Esta es, pues, la parábola: La a semilla es la palabra de Dios.12 Y los de junto al camino son los que oyen; pero luego viene el diablo y quita la palabra de su corazón, para que no crean y se salven.13 Y los de entre las piedras son los que, habiendo oído, reciben la palabra con gozo, pero no tienen raíces; por un tiempo creen, pero en el tiempo de la a tentación se apartan.14 Y la que cayó entre espinos son los que oyeron, pero luego siguen su camino y son ahogados por los afanes, y por las riquezas y por los placeres de esta vida, y a no dan fruto.15 Pero la que cayó en a buena tierra son los que con corazón bueno y recto retienen la palabra oída, y dan fruto con b paciencia,16 Ninguno que enciende una a vela la cubre con una vasija ni la pone debajo de la cama, sino que la pone en un candelero, para que los que entren vean la luz.17 Porque no hay nada a oculto que no haya de ser manifestado, ni nada escondido que no haya de ser conocido y de salir a la luz.18 Mirad, pues, cómo oís; porque a todo el que a tiene, le será dado; y a todo el que no tiene, aun lo que cree tener le será quitado.19 Y vinieron a él su madre y sus a hermanos ; pero no podían llegar hasta él por causa de la multitud.20 Y le fue dado aviso, diciendo: Tu madre y tus hermanos están fuera y quieren verte.21 Él entonces, respondiendo, les dijo: Mi a madre y mis hermanos son los que oyen la palabra de Dios y b la hacen.22 Y aconteció un día, que él entró en una barca con sus discípulos y les dijo: Pasemos al otro lado del lago.

Y partieron.23 Pero mientras ellos navegaban, él se durmió. Y se desencadenó una tempestad de viento en el lago, a y se anegaban y peligraban.24 Y acercándose a él, le despertaron, diciendo: ¡Maestro, Maestro, que perecemos! Y despertando él, reprendió al viento y a las olas; y cesaron, y se hizo bonanza.25 Y les dijo: ¿Dónde está vuestra fe? Y atemorizados, se maravillaban, diciéndose los unos a los otros: ¿Quién es este, que aun manda a los vientos y al agua, y le obedecen? 26 Y navegaron a la tierra de los gadarenos, que está en la ribera opuesta a Galilea.27 Y al llegar él a tierra, le salió al encuentro un hombre de la ciudad que tenía demonios desde hacía mucho tiempo; y no vestía ropa ni vivía en una casa, sino entre los sepulcros.28 El cual, cuando vio a Jesús, exclamó y se postró delante de él, y dijo a gran voz: ¿Qué tienes conmigo, a Jesús, Hijo del Dios Altísimo? Te ruego que no me atormentes.29 (Porque mandaba al espíritu inmundo que saliese del hombre, pues muchas veces se había apoderado de él; y le guardaban preso con cadenas y grilletes; mas rompiendo las cadenas, era impelido por el demonio hacia los desiertos).30 Y le preguntó Jesús, diciendo: ¿Qué nombre tienes? Y él dijo: a Legión,

See also:  Soñar Q Alguien Te Qiere Violar?

Porque muchos demonios habían entrado en él.31 Y le rogaban que no los mandase ir al a abismo,32 Y había allí un hato de muchos cerdos que pacían en el monte; y le rogaron que los dejase entrar en ellos; y les dio permiso.33 Entonces salieron los demonios del hombre y entraron en los cerdos; y el hato se arrojó al lago por un despeñadero y se ahogó.34 Y los que los apacentaban, cuando vieron lo que había acontecido, huyeron, y yendo, dieron aviso en la ciudad y por los campos.35 Y salieron a ver lo que había acontecido; y vinieron a Jesús y hallaron al hombre de quien habían salido los demonios sentado a los pies de Jesús, vestido y en su juicio cabal; y tuvieron miedo.36 Y los que lo habían visto les contaron cómo había sido sanado aquel endemoniado.37 Entonces toda la multitud de la región de alrededor de los gadarenos le rogó que se fuese de ellos, porque tenían gran temor.

Y Jesús, subiendo en la barca, regresó.38 Y aquel hombre, de quien habían salido los demonios, le rogó que le dejase estar con él; pero Jesús le despidió, diciendo: 39 Vuélvete a tu casa y cuenta cuán grandes cosas ha hecho Dios contigo. Y él se fue, a publicando por toda la ciudad cuán grandes cosas había hecho Jesús con él.40 Y aconteció que cuando volvió Jesús, la gente le recibió con gozo, porque todos le esperaban.41 Y he aquí, llegó un hombre llamado a Jairo, que era principal de la sinagoga; y postrándose a los pies de Jesús, le rogaba que entrase en su casa, 42 porque tenía una hija única, como de doce años, que se estaba muriendo.

Y mientras Jesús iba, le apretaba la multitud.43 Y una mujer que padecía de a flujo de sangre desde hacía doce años, y que había gastado en médicos todo lo que tenía y que por ninguno había podido ser curada, 44 se le acercó por detrás y tocó el a borde de su manto; y al instante cesó su flujo de sangre.45 Entonces Jesús dijo: ¿Quién es el que me ha tocado? Y negando todos, dijo Pedro y los que estaban con él: Maestro, la multitud te aprieta y oprime, y preguntas: ¿Quién es el que me ha tocado? 46 Y Jesús dijo: Alguien me ha tocado, porque yo he percibido que ha salido poder de mí.47 Entonces, cuando la mujer vio que no había pasado inadvertida, vino temblando y, postrándose delante de él, le declaró delante de todo el pueblo por qué causa le había tocado y cómo al instante había sido sanada.48 Y él le dijo: Hija, tu fe te ha sanado; ve en paz.49 Mientras él aún hablaba, vino uno de la casa del principal de la sinagoga a decirle: Tu hija ha muerto; no importunes más al Maestro.50 Y oyéndolo Jesús, le respondió: No temas; cree solamente, y ella será sanada.51 Y entrando en la casa, no dejó entrar a nadie consigo, sino a Pedro, y a a Jacobo, y a Juan, y al padre y a la madre de la niña.52 Y lloraban todos y se lamentaban.

Y él dijo: No lloréis; no está muerta, sino que duerme.53 Y hacían burla de él, sabiendo que estaba muerta.54 Pero él, tomándola de la mano, clamó, diciendo: ¡Muchacha, levántate! 55 Entonces su espíritu volvió, y se levantó inmediatamente; y él mandó que le diesen de comer.56 Y sus padres estaban atónitos; pero Jesús les mandó que a nadie dijesen lo que había sucedido.