Como Se Llamaba Pablo En La Biblia?

Como Se Llamaba Pablo En La Biblia
como se llamaba pablo en la biblia? Pablo es considerado uno de los líderes de la iglesia más influénciales. Antes de convertirse en el Apóstol Pablo, como mejor lo conocemos, Pablo se llamaba Saulo y era un enemigo ferviente del cristianismo. La Biblia nos deja saber que era de la ciudad de Tarsos y que su familia tenía ciudadanía Romana.

¿Cómo se llamaba Pablo antes en la Biblia?

La historia de la conversión de San Pablo El 25 de enero se conmemora el Día de la conversión de San Pablo. Este apóstol no siempre fue cristiano, sino que sufrió una conversión, Pasó de recharzar por completo a Jesús a admirarle y dedicarse a evangelizar.

  • El capítulo 9 de los Hechos de los Apóstoles de la Biblia, cuenta como Pablo, un joven judío conocido como Saúl, se dedicaba a perseguir a los cristianos.
  • El joven estaba preocupado ante la expansión que estaba tiendo a su alrededor el cristianismo.
  • Por ello, decidió salir a combatirlo con un único propósito: destruir el cristianismo,

A Saúl le autorizaron una misión muy importante: viajar a Damasco para encarcelar a todos los cristianos que se encontraran en esa ciudad. Cuando Saúl estaba preparado para entrar en la ciudad sucedió algo inesperado. A las puertas de Damasco, una poderosa luz cegó al joven tirándolo por tierra.

Entonces una voz le dijo “¿por qué me persigues?”, Pablo respondió: “¿Quién eres, Señor?”, a lo que la voz le contestó: “Yo soy Jesús, a quien tú persigues. Levántate y entra en la ciudad. Allí se te indicará lo que tienes que hacer”. En ese momento, Pablo quedó cegado. Entró en la ciudad de Damasco y se instaló en la casa de Judas,

Permaneció allí durante tres días. Fue entonces cuando apareció un hombre llamado Ananías y le dijo: “Saúl, hermano, el Señor Jesús que se te apareció en el camino por donde venías, me ha enviado para que recuperes la vista y quedes lleno del Espíritu Santo “.

Entonces, el hombre colocó sus manos encima de Pablo, y al instante recuperó milagrosamente la vista. Tras este suceso, Saúl cambió de visión. Ananías le bautizó, y en aquel momento comenzó a instroducirse en la comunidad católica de la ciudad y a predicar el evangelio. “El que antes nos perseguía, ahora anuncia la buena noticia de la fe”, con esta frase se resumió y se sigue resumiendo la vida y obra de San Pablo.

Una conversión, que ha pasado a la historia y que ha sido retratada por numerosos artistas tan prestigiosos como Caravaggio o Miguel Ángel. En la escena en la que San Pablo se quedá ciego en su entrada a Damasco, hay quien defiende que se cayó de un caballo. Un dato que no está reflejado en los textos bíblicos, pero que ha ido pasando de generación en generación. : La historia de la conversión de San Pablo

¿Qué otro nombre tenía Pablo?

PABLO – Pablo es un nombre masculino con Paula en su modalidad femenina. Se trata de un nombre de origen latino que procede de Paulus, un viejo cognomen o apellido romano, derivado del adverbio paulus o paullus (poco, un poco, en pequea cantidad), diminutivo de paucus (poco, poco abundante, escaso, pequeo, corto en nmero); trminos asociados a la raz indoeuropea *pou- (poco), tambin relacionada con los vocablos latinos paululum (muy poco), paululus (muy pequeo), pauper (humilde, pobre), pauperculus (pobrecillo), pauperies (pobreza), etc.

  1. Entre los personajes clebres de la Antigedad con este nombre, sobresalen Julio Cornelio Paulo Prudentsimo ( Julius Cornelius Paulus Prudentissimus ), un jurista romano del siglo III d.C., Paulus Catena (s.
  2. IV d.C.), y desde luego, San Pablo (10-67? d.C.), un judo ciudadano romano que no perteneci al grupo de los 12 apstoles de Cristo, aunque fue su contemporneo durante su infancia y juventud.

Fue llamado el Apstol de los Gentiles. Naci en Tarso, Cilicia, a las orillas del Mediterrneo. Su nombre original era Sal (en hebreo שָׁאוּל = Sha’ul, que significa algo as como ‘ruega o pide por’ o ‘el invocado’, ‘el llamado’). San Pablo era ciudadano romano.

Con la colaboracin de Valentn Anders.7 de abril de 2019.

– Gracias: Jess Gerardo Trevio Rodrguez. Avísanos si tienes ms datos o si encuentras algn error. Miembros Autorizados solamente: A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z ↓↓↓ Grupos Siguientes Los iconos de la parte superior e inferior de la pgina te llevarn a otras secciones tiles e interesantes. Puedes encontrar la etimologa de una palabra usando el motor de bsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el trmino que buscas en la casilla que dice Busca aqu y luego presiona la tecla “Entrar”, “↲” o “⚲” dependiendo de tu teclado.

¿Cómo era el verdadero nombre de Pablo?

Pablo de Tarso (San Pablo) Su nombre original era Saulo de Tarso, conocido también como Pablo de Tarso, pero tiempo después, ​la iglesia católica le llamó San Pablo, Nació entre los años 5 y 10 d. C, en Tarso de Cilicia y es conocido como “”, “El Apóstol de las naciones “, o simplemente ” El Apóstol “.

¿Cuándo fue cambiado el nombre de Saulo por Pablo?

De repente en Hechos 13,9 encontramos la siguiente frase: ‘Entonces Saulo, que también es Pablo ‘, y desde ese momento, de la narración de la segunda parte de la obra de Lucas desaparece el primer nombre para encontrar sólo ‘ Pablo ‘.

¿Cuál es el significado del nombre Saulo?

Proviene del griego y significa ‘aquel que es venerable’.

¿Cuál es el significado del nombre Pablo?

El nombre « Pablo » deriva del adjetivo latino paulus, que significa «pequeño» u «hombre de humildad». Su prevalencia en el mundo cristiano es por el hecho de que se relaciona con el Apóstol Pablo o Pablo de Tarso.

¿Cuál es el verdadero nombre de San Pedro y San Pablo?

La fiesta de San Pedro y San Pablo, cuyo nombre oficial es solemnidad conjunta de San Pedro y San Pablo es la conmemoración del martirio en Roma de los apóstoles Simón Pedro y Pablo de Tarso, celebrada el 29 de junio.

¿Qué apóstol era romano?

Pablo de Tarso, originalmente Saulo, también llamado San Pablo Apóstol, el Apóstol de los Gentiles y San Pablo de Tarso (nacimiento entre año 5 y año 10 DC, Tarso (actual Turquía)- †año 67 en Roma), aunque no perteneció al círculo de apóstoles de Jesucristo.

Introducción Según Reinaldo Fabris, autor del Libro «Pablo, el apóstol de las Gentes», este personaje no cambió su nombre al convertirse al cristianismo, ya que como ciudadano romano y nacido en Tarso, además de ser judío tenía gran influencia de la cultura helenística y romana, por lo que como todo romano de la época tenía un “praenomen” relacionado con una característica familiar (el cual es SAULO, su nombre judío), y un “cognomen” que se asocia a una característica física (que en este caso es PABLO, que es su nombre romano).

El conocimiento de la cultura helénica —hablaba fluidamente el griego como el arameo— le permitió predicar el Evangelio con ejemplos y comparaciones comunes de esta cultura por lo que su mensaje fue recibido en territorio griego claramente y ésta característica marca el éxito de sus viajes fundando comunidades cristianas. Pablo es reconocido por los católicos como un Santo. Hizo mucho para introducir el cristianismo entre los gentiles y es considerado como uno de las fuentes significativas de la doctrina de la primitiva iglesia cristiana. Biografía Nació entre el año 5 y el año 10 en Tarso, en la región de Cilicia, en la costa sur del Asia Menor (la actual Turquía).

  • La ciudad de Tarso tenía concedida la ciudadanía romana por nacimiento (Hechos 22:22-29).
  • Por lo que Pablo era ciudadano romano pese a ser hijo de judíos.
  • Hijo de hebreos y descendiente de la tribu de Benjamín, en su adolescencia es enviado a Jerusalén, donde estudia con el famoso rabino Gamaliel (Hch 22, 3).

Tuvo una educación mucho mayor que los humildes pescadores que fueron los primeros apóstoles de Cristo. Pablo de Tarso fue un activo perseguidor de los cristianos bajo la influencia de los fariseos. De hecho él fue de los que participó y asintió en la ejecución de San Esteban, el primer mártir (denominado protomártir) de la iglesia de aquel entonces, quien fue víctima de lapidación no como consecuencia de la barbarie de la multitud, sino como cumplimiento de una ejecución judicial, pues Saulo contaba con la venia de Roma. En el año 36, camino a Damasco, tuvo una visión y se convirtió al cristianismo. Según el libro de los Hechos de los Apóstoles y las epístolas paulinas fue gracias a una aparición de Cristo camino de la ciudad de Damasco, luego de la cual pide ser bautizado.

  • Comenzó su actividad de evangelización cristiana en Damasco y Arabia.
  • Es perseguido por los judíos y huye a Jerusalén, donde es visto por Bernabé quien lo lleva con Pedro y con Santiago en el año 36.Huye de Jerusalén, escapando de los judíos de habla griega.
  • Se lo llevan a Cesárea y es enviado a refugiarse en Tarso.

Bernabé acude a Tarso y se va con Pablo a Antioquía, donde pasaron un año evangelizando. Antioquía se convierte en el centro de los cristianos convertidos desde el paganismo. Aquí surge por primera vez la denominación de cristianos para los discípulos de Jesús. La conversión En las obras de arte y en la creencia popular se tiene la imagen de que Pablo se cayó de su caballo, cuando ni en las epístolas ni en los Hechos de los Apóstoles se menciona una caída de un caballo y, es más, pudiera tratarse de un anacronismo.

Según los Hechos de los Apóstoles «Saulo, respirando aún amenazas y muerte contra los discípulos del Señor, vino al sumo sacerdote, y le pidió cartas para las sinagogas de Damasco, a fin de que si hallase algunos hombres o mujeres de este Camino, los trajese presos a Jerusalén. Mas yendo por el camino, aconteció que al llegar cerca de Damasco, repentinamente le rodeó un resplandor de luz del cielo; y cayendo en tierra, oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? El dijo: ¿Quién eres, Señor? Y le dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues; dura cosa te es dar coces contra el aguijón.

Él, temblando y temeroso, dijo: Señor, ¿qué quieres que yo haga? Y el Señor le dijo: Levántate y entra en la ciudad, y se te dirá lo que debes hacer. Y los hombres que iban con Saulo se pararon atónitos, oyendo a la verdad la voz, mas sin ver a nadie. Muchos científicos han querido refutar la llamada Visión de Pablo, aduciendo varias explicaciones rayanas en la especulación. Se ha sugerido a través de no-creyentes, que este fenómeno podría tratarse de un ataque epiléptico, pues la epilepsia puede ocasionar ceguera temporal y visiones místicas acompañadas de sentimiento de placer (epilepsia extática).

También se ha comparado este relato con una experiencia cercana a la muerte, se ha dicho que podría haber sufrido un delirio como consecuencia de una insolación, etc. En contra de la hipótesis de una experiencia cercana a la muerte, puede decirse que la luz que se ve en este tipo de experiencias no causa ceguera, aunque no puede descartarse que la ceguera de Pablo sea metafórica y no física, en cuyo caso esta teoría sería más plausible.

Decapitación de San Pablo. Pintura de Enrique Simonet de 1887. La hipótesis de una epilepsia del lóbulo temporal derecho es defendida, entre otros, por el neurobiólogo Francisco J. Rubio. Sin embargo, de tratarse de una epilepsia sería atípica, pues, siguiendo a este científico, los que sufren este mal relatan que han conectado con Dios si son creyentes (p.e.

Santa Teresa de Jesús), mientras que los budistas hablan de iluminación, es decir, que suele haber cierta predisposición. En el caso de Saulo, sin embargo, resulta atípico que manifieste haber visto a Jesús cuando se dedicaba a perseguir a sus seguidores y se pase al enemigo. En cualquier caso, con independencia de si la visión en el camino de Damasco fue milagrosa o tiene explicación científica, el resultado es que Saulo de Tarso, que se dedicaba a «perseguir sobremanera» y «asolar» con «celo» las comunidades cristianas, según sus propias palabras (Gálatas 1; 13; Filipenses 2; 6), tuvo un testimonio que lo marcó para el resto de sus días, literalmente se pasó al enemigo para ser el principal difusor del cristianismo arriesgando su vida, sufriendo encarcelamientos y, finalmente, morir decapitado en Roma.

Pablo fue fiel hasta la muerte al testimonio que lo convirtió en uno de los apóstoles más efectivos de Jesucristo. Viajes misionales A partir del año 46 comienzan los tres grandes viajes misioneros de Pablo: Aparición de Jesús a Saulo * En el primer viaje misional, junto con Bernabé y su primo Juan Marcos de ayudante, parte de Seleucia, puerto de Antioquía, donde había predicado durante un año, hacia la isla de Chipre, concretamente a Salamina.

Este era el primer lugar donde predicaban a los «no judíos», es decir, a los gentiles o paganos. En Pafos, se convierte al cristianismo el procónsul romano Sergio Pablo, en su séquito se hallaba el mago Elimas o Barjesús. Pablo y Bernabé, según las escrituras, predican la palabra y el procónsul con su familia quiere convertirse, pero el mago lo quiere impedir.

Pablo llama al mago embustero, embaucador, empedernido, hijo del diablo y enemigo de todo lo bueno, y deja a Elimas ciego. En ese momento el procónsul cree. Después de esto toman un barco con el que abandonan la isla de Chipre. Es aquí donde Saulo comienza a ser llamado por su nombre romano Pablo que significa «el más pequeño».

  • Navegan hacia Perge, en la región de Panfilia.
  • Juan Marcos regresa a Jerusalén.
  • Pablo y Bernabé continúan por el sur de Galacia.
  • Encuentran mala acogida por parte de los judíos, y deciden dirigirse a los paganos, por los sitios nombrados formaban comunidades y dejaban encargados para cuidarlas.
  • A partir de estas fechas, a los discípulos, también se les empezó a llamar cristianos.

Los nuevos cristianos llamados «no judíos» enviaban dinero a Jerusalén por medio de Pablo y del apóstol Bernabé. Los cristianos procedentes del judaísmo plantean la idea de que estos nuevos cristianos deberían aceptar también las leyes judías, como la circuncisión.

  • Pablo decide plantear la cuestión en Jerusalén a su regreso en el año 49, ante los apóstoles.
  • Esto dio lugar al primer concilio, el Concilio de Jerusalén, del año 50.
  • Triunfó la postura de Pablo, sobre no imponer rituales judíos a los conversos gentiles.
  • En el segundo viaje misionero, Pablo se hace acompañar por Silas.

Parten de Antioquia, por tierra, hacia Siria y Cilicia, llegando al sur de Galacia. En Listra, se les une Timoteo. Atraviesan las regiones de Frigia y Misia. Al parecer, se les une Lucas el Evangelista en Tróade. Decide ir a Europa, y en Macedonia funda la primera comunidad cristiana europea: la comunidad de Filipos.

También en Tesalónica, Berea, Atenas y Corinto. Se queda durante año y medio en Corinto, acogido por Aquila y Priscila, matrimonio judeo-cristiano que había sido expulsado de Roma debido al edicto del emperador Claudio. En invierno del año 51 escribe la primera carta a los tesalonicenses, el documento más antiguo del Nuevo Testamento.

Al año siguiente vuelve a Antioquía. * En primavera del año 54 inicia su tercer viaje misionero, estableciendo su centro de operaciones en Éfeso, capital de Asia Menor. Permanece allí unos tres años. Le llegan noticias de los conflictos surgidos en la comunidad de Corinto.

Escribe la primera carta a los corintios en el año 54 y la segunda carta a los corintios a finales del 57. Atendiendo a los conflictos con los judeo-cristianos, escribe las cartas a los filipenses (año 57) y a los gálatas. Va a Corinto a finales del 57, donde pasa el invierno. Escribe la carta a los romanos, en la primavera del 58.

Vuelve entonces a Jerusalén para entregar la colecta de las comunidades cristianas procedentes del paganismo, destinada a los pobres de las comunidades de Jerusalén. Estatua de Pablo de Tarso en la Basílica de San Pedro. Judíos procedentes de Antioquia lo acusan de violar la Ley e intentan matarlo en una reyerta. El tribuno romano impide que lo maten y lo encarcela. Es enviado a la provincia de Judea, donde el procurador Antonino Félix lo retiene durante dos años (del 58 al 60) a la espera de conseguir un rescate por su libertad.

  1. Porcio Festo sucede a Antonino Félix como procurador de Judea.
  2. Pablo apela a su derecho, como ciudadano romano, a ser juzgado en Roma.
  3. Tras un accidentado viaje, llega a Roma en la primavera del año 61.
  4. Es liberado en el 63.
  5. Su carta a Filemón se supone escrita en este periodo de cautividad, entre el 58 y el 63.

Había expresado sus deseos de llegar, lo cual posiblemente se cumplió en el año 63. Al parecer, después visitó las comunidades de Oriente. Volvió a ser apresado en Roma durante las persecuciones de Nerón. Fue sentenciado a muerte, por lo que fue decapitado hacia el año 67.

  1. Por tener la ciudadanía romana, gozó del privilegio de la decapitación, ya que el suplicio de la cruz estaba destinado para quien no era romano.
  2. Según la tradición, la cabeza rodó por el suelo y lo golpeó tres veces, y de allí donde chocó, surgió una vía de agua.
  3. Fue enterrado en la vía Ostiense de Roma.
See also:  Soñar Que Alguien Me Deben Dinero?

El 11 de diciembre de 2006 el Vaticano anunció el descubrimiento del sarcófago de San Pablo tras cuatro años de excavaciones arqueológicas bajo el altar mayor de la basílica que lleva su nombre. Sacado de la página web: http://es.wikipedia.org/wiki/Pablo_de_Tarso

¿Qué significa Saulo y Pablo?

¿Por qué el apóstol Pablo cambió su nombre de Saulo a Pablo? Empecemos diciendo que no hay razones contundentes para oponerse a la opinión de «Lucas», autor de los Hechos de los apóstoles, en su afirmación de que Pablo era ciudadano romano. Por tanto, aceptamos en principio su afirmación, A este respecto surge otra cuestión: En las cartas auténticas (1) nunca aparece Pablo con un nombre completo compuesto de tres nombres.

  • Por ejemplo, Marco Tulio Cicerón.
  • A este propósito se ha argumentado que este hecho –Pablo aparece simplemente con un nombre- es una prueba más de que no era ciudadano romano.
  • Este argumento no es en sí fuerte, pues la mayoría de los cristianos, y muchos judíos, de quienes por otro lado se sabe ciertamente que eran ciudadanos romanos, nunca o casi nunca utilizaban el nombre triple completo.

Probablemente no lo hacían porque la costumbre judía, y también cristiana primitiva, era acentuar su pertenencia al grupo religioso en donde el nombre completo desempeñaba ningún papel. ¿Por qué el cambio de Saulo a Pablo? A lo largo de los siglos se ha formulado muchas veces esta pregunta.

En los Hechos de los Apóstoles, en los primeros capítulos –del 7 al 13-, aparece siempre «Saulo» (en griego Saulos como helenización del hebreo Sha’ul), en total unas quince veces. Pablo no se encuentra nunca en estos capítulos. De repente en Hechos 13,9 encontramos la siguiente frase: “Entonces Saulo, que también es Pablo”, y desde ese momento, de la narración de la segunda parte de la obra de Lucas desaparece el primer nombre para encontrar sólo “Pablo”.

Y en las cartas auténticas del Apóstol encontramos también sólo “Pablo”. ¿Por qué? Saulo parece a veces como Soulos en la traducción de los LXX. Como es bien sabido, Saúl /Saulo es el nombre del primer rey de Israel, de la tribu de Benjamín, y Paulos es la helenización del nombre latino Paulus, que significa literalmente “pequeño”.

La historia de la investigación sabe que se han formulado muchas hipótesis para responder a esta cuestión del cambio de nombre y de la falta de explicación. Algunos han llegado a creer probado que el nombre latino del Apóstol era Gaius Julius Paulus, porque la familia de Pablo -al recibir la ciudadanía romana después de que hubo nacido el niño Saulo- había adoptado el nombre de la famosa familia que había dado al mundo al general Emilio Paulo.

Los otros dos vocablos, Gaio Julio, se los habrían puesto al niño Saulo/Pablo en honor de Julio César, personaje conocidísimo que tantos beneficios había procurado a los judíos. También es posible que si la familia de Pablo/Saulo, aunque libre, procedía de antiguos esclavos luego liberados (los «libertos»), sus padres hubieran puesto al niño el nombre del «patrono» de la familia que sería un romano y se llamaba Paulus.

Todas estas explicaciones no pasan de ser meras especulaciones, o hipótesis que carecen de apoyo o fundamento en los textos que conservamos. Es conveniente que antes de ofrecer una posible respuesta a la cuestión del cambio de nombre nos detengamos en un tema previo: ¿Cómo se formaba un nombre romano? El nombre romano tenía tres partes.

Para explicar su uso tomemos como ejemplo la designación de un romano famoso: Marco Tulio Cicerón. – El primer miembro era el “praenomen” (“lo que está delante del nombre”): por ejemplo, Gaius, Lucius, Marcus Corresponde a lo que hoy nosotros llamamos el nombre propio de cada persona.

  • El segundo miembro era el “nomen”, nombre o “gentilicio” : es la designación según la “gens” o tribu a la que pertenecía cada uno.
  • Al principio, en la antigua Roma, había grandes clanes o tribus de latinos dispersos en aldeas del Lacio, que se fueron congregando poco a poco tras la fundación de Roma, hasta formar el gran pueblo que fue más tarde.

Cada ciudadano recibía como segunda parte de su nombre el “gentilicio”. En nuestro ejemplo Marco Tulio. Este personaje era por tanto de la tribu, o gens, Tulia. – El tercero y último miembro era el “cognomen” o designación específica -a veces un apodo- con el que llamaba concretamente a una “familia” dentro de cada gens o tribu.

  • Por tanto un nombre romano estaba compuesto de:
  • Un nombre propio + El nombre de la tribu + el nombre la familia (a veces un apodo).
  • Nada que ver, en principio, con nuestro sistema:
  • Nombre propio + nombre de la familia del padre + nombre de la familia de la madre.

En las cartas auténticas de Pablo sólo aparece como nombre un vocablo: el Apóstol se designa a sí mismo con una sola palabra, que suena a latina, aunque esté helenizada en su terminación, Paulos. Nunca se presenta con un nombre completo compuesto de tres partes.

  1. En principio, pues, no sabemos por boca de Pablo cuál era su nombre completo, ni tampoco si «Paulos» era un praenomen -nombre propio- o un «gentilicio», como arriba hemos explicado.
  2. En este cambio de nombre, además, hay como un juego de palabras: de “Saulus” a “Paulus” sólo se muda un fonema, una letra.

Es éste en principio un cambio muy curioso y llamativo: de tener nombre de un gran rey de Israel, al que la tradición pinta como grande y apuesto, pasa el Apóstol a utilizar un nombre que significa “El pequeño”. Nos preguntamos de nuevo: ¿Por qué? Entre todas las explicaciones que he leído a este respecto la que más me convence es la que ofrece Giorgio Agamben en las pp.20 y siguientes de su obra ” El tiempo que resta.

  1. Su explicación es la siguiente:
  2. Pablo es el sobrenombre que Dios (en una visión), o Pablo mismo, se da como un signo del cambio de su persona cuando acepta su llamada o vocación mesiánica por parte divina: la mal denominada “conversión” en el camino de Damasco.
  3. Este cambio de nombre indica que él, un judío normal, un antiguo perseguidor de los cristianos, ha pasado a ser un siervo, un esclavo especial de Dios para el servicio de la salvación de los gentiles.

Este cambio de nombre se explica por lo siguiente : cuando un señor romano, dueño naturalmente de esclavos, compraba un nuevo siervo, le cambiaba el nombre como signo de que su estado ya no era el mismo que antes: había cambiado como su nombre. Por ejemplo, un varón libre, griego, de nombre “Hipódamo”, que por una acción de guerra había sido convertido en esclavo pasaba a llamarse “Heleno”, o “Lidio” o “Licio”, según la región de procedencia.

  • Recuerda Agamben que Platón alude a esta costumbre (Cratilo 384d) cuando escribe:
  • « “Mudamos el nombre a nuestros esclavos, sin que la nueva denominación sea menos justa que la precedente”, »
  • Y Filóstrato cuenta que Herodes Ático había dado a sus esclavos el nombre de las veinticuatro letras del alfabeto, de modo que su hijo pudiera ejercitarse al llamarlos.
  • Conservamos listas de esos cambios de nombres, de los que Agamben pone algunos ejemplos, que reproduzco (p.21):
  • « Januarius qui et Asellus (Asnillo) Lucius qui et Porcellus (Cochinillo) Ildebrandus qui et Pecora (Ganado) Manlius qui et Longus (Largo) Aemilia Maura qui et Minima (La menor). »
  • Obsérvese que en esta lista el nombre de la persona aparece en primer lugar, y que luego -en último lugar- el nuevo nombre va unido al primero por la fórmula “qui et” = “el cual también (se llama)”.

Pues bien, en el pasaje arriba nombrado de los Hechos de los apóstoles 13,9, en el que aparece el cambio de nombre de Saulos a Paulos se emplea esta misma fórmula “qui et” : en griego “Saulos de ho kai Paulos” = “Entonces Saulo que es también Pablo”.

El griego “ho kai” es, pues, la traducción exacta del latín “qui et”. Por tanto, da la impresión –por la utilización de esa fórmula “qui et”- que, según Lucas, Saulo cambia su nombre en Pablo cuando cambia de estado: de libre a siervo/esclavo. ¿Siervo o esclavo de quién? Respuesta: esclavo de Dios o de su mesías.

Todo empieza a encajar: tras su llamada por Dios a una nueva misión, descrita también en los Hechos, Pablo siente que se ha transformado radicalmente: ha pasado de ser un hombre libre a esclavo del mesías para predicar que también es posible la salvación de los gentiles.

Entonces cambia de nombre. ¿Por qué escoge Paulus? Sencillamente porque significa “pequeño” y porque ofrece un buen juego de palabras con Saulus (S/P). ¿Por qué pequeño? Porque él, el Apóstol, siempre se consideró “el apóstol más pequeño, de menor importancia, el último en ser llamado al apostolado de todos los apóstoles (1 Corintios 15,8-10).

Jesús resucitado se apareció a muchos y después

  1. « A mí, el último de todos, como a un abortivo, se me apareció, a mí que soy el más pequeño de los apóstoles, que no soy digno de ser llamado apóstol, porque perseguí a la iglesia de Dios, pero por la gracia de Dios soy lo que soy »
  2. Y luego en otro lugar de la misma carta (en 1 Corintios 1,27) aclara Pablo que
  3. « Dios ha escogido lo débil del mundo para confundir a los fuertes las cosas que no son para hacer inactivas las que son. »
  4. Y por eso, por sentirse un esclavo de Dios para una misión y por reconocer humildemente que el como hombre era bien poca cosa, al principio de la Carta a los romanos –y en otras- comienza Pablo a presentarse a sí mismo a sus lectores del modos siguiente: “Pablo, esclavo (griego doúlos) de Jesucristo, llamado a ser apóstol”.
  5. Así pues, la llamada o vocación mesiánica ha mudado de tal modo el ser de Saulo, lo ha hecho pasar de hombre libre a esclavo del mesías para cumplir una misión, que es preciso significar este hecho por un cambio de nombre: Saulos qui et Paulos.
  6. Comenta Agamben (p.22):

« En el momento en el que la “llamada” lo ha constituido de hombre libre en “esclavo del mesías”, el Apóstol debe, como siervo que es, perder su nombre –sea cual fuere, romano o judío— y llamarse con un simple apodo. Este hecho no escapó a la sensibilidad de Agustín quien –contra la descaminada sugerencia de Jerónimo, repetida por los modernos, según la cual el nombre de Pablo se derivaría del nombre del procónsul por él convertido — sabe perfectamente que Pablo significa simplemente “pequeño” (Paulum minimum est: Comm.

Hoy día hay un notable consenso (90%) entre los investigadores en declarar genuinamente paulinas, es decir, “sólo auténticas sin duda alguna”, las siguientes cartas: 1 Tesalonicenses, Gálatas, Filipenses, Filemón, 1 y 2 Corintios y Romanos. Junto a éstas hay un grupo de 4 cartas en las que la inmensa mayoría de la investigación tiene pocas dudas al declararlas “no auténticas”: las llamadas ” Epístolas Pastorales “: 1 y 2 Timoteo y Tito, la Epístola a los hebreos, Queda un grupo de tres cartas en las que la discusión sobre el verdadero autor continúa hoy día, aunque la proporción de los que se inclinan por un veredicto de inautenticidad supera a los defensores de lo contrario: 2 Tesalonicenses, Efesios y Colosenses,

Tomado de: : ¿Por qué el apóstol Pablo cambió su nombre de Saulo a Pablo?

¿Qué dice la Biblia de Saulo?

Page 22 –

  • 1 Entonces Agripa dijo a Pablo: Se te permite hablar por ti mismo. Pablo entonces, extendiendo la mano, comenzó así su defensa, diciendo:
  • 2 Acerca de todas las cosas de que soy acusado por los judíos, oh rey Agripa, me tengo por dichoso de que haya de defenderme hoy delante de ti;
  • 3 mayormente porque tú conoces todas las costumbres y cuestiones que hay entre los judíos; por lo cual, te ruego que me oigas con paciencia.
  • 4 Mi vida, pues, desde mi juventud, la cual desde el principio pasé en mi nación, en Jerusalén, la conocen todos los judíos,
  • 5 quienes también saben que yo desde el principio, si quieren testificarlo, conforme a la más rigurosa secta de nuestra religión, viví como,
  • 6 Y ahora, por la esperanza de la promesa que hizo Dios a nuestros padres, soy llamado a juicio;

7 esta es la promesa que esperan alcanzar nuestras tribus, sirviendo fervientemente a Dios de día y de noche. Por esta esperanza, oh rey Agripa, soy acusado por los judíos.8 ¡Qué! ¿Se juzga entre vosotros cosa increíble que Dios a los muertos?

  1. 9 Yo ciertamente había creído que era mi deber hacer muchas cosas el nombre de Jesús de Nazaret,
  2. 10 lo cual también hice en Jerusalén; y yo encerré en cárceles a muchos de los santos, habiendo recibido autoridad de los principales sacerdotes; y cuando los, yo daba mi voto.
  3. 11 Y muchas veces, castigándolos en todas las sinagogas, los forcé a blasfemar; y enfurecido sobremanera contra ellos, los perseguí hasta en las ciudades extranjeras.
  4. 12 Ocupado en esto, iba yo a Damasco con la autoridad y la comisión de los principales sacerdotes,
  5. 13 cuando a mediodía, oh rey, yendo por el camino, vi una del cielo que sobrepujaba al resplandor del sol, la cual me rodeó a mí y a los que iban conmigo.

14 Y habiendo caído todos nosotros a tierra, oí una voz que me hablaba y decía en lengua hebrea: Saulo, Saulo, ¿por qué persigues? Dura cosa te es coces contra el aguijón.15 Yo entonces dije: ¿Quién eres, Señor? Y el Señor dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues.

  • 16 Pero levántate y ponte sobre tus pies; porque para esto me he a ti, para ponerte como ministro y de las cosas que has visto y de aquellas en que me apareceré a ti,
  • 17 librándote del pueblo y de los gentiles, a quienes ahora te envío,
  • 18 para que abras sus ojos, para que se conviertan de las a luz y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban, por la fe en mí, remisión de pecados y herencia entre los santificados.
  • 19 Por lo cual, oh rey Agripa, fui rebelde a la celestial;
  • 20 antes bien, anuncié primeramente a los que están en Damasco y en Jerusalén, y por toda la tierra de Judea, y a los gentiles, que se arrepintiesen y se convirtiesen a Dios, haciendo obras dignas de arrepentimiento.
  • 21 Por causa de esto los judíos, prendiéndome en el templo, intentaron,
  • 22 Pero habiendo recibido auxilio de Dios, persevero hasta el día de hoy, dando testimonio a pequeños y a grandes, no diciendo nada fuera de las cosas que los y Moisés dijeron que habían de suceder:
  • 23 que el Cristo había de, y ser el primero de la de los muertos, para anunciar luz al pueblo y a los gentiles.

24 Y diciendo él estas cosas en su defensa, Festo a gran voz dijo: ¡Estás loco, Pablo! ¡Las muchas letras te vuelven ! 25 Pero él dijo: No estoy loco, excelentísimo Festo, sino que hablo palabras de verdad y de cordura.26 El rey, delante de quien también hablo confiadamente, sabe estas cosas, pues no pienso que ignora nada de esto, porque no se ha hecho esto en algún rincón.27 ¿Crees, oh rey Agripa, a los profetas? ¡Yo que crees!

  1. 28 Entonces Agripa dijo a Pablo: Por poco me a hacerme,
  2. 29 Y Pablo dijo: ¡Quiera Dios que por poco o por mucho, no solamente tú, sino también todos los que hoy me oyen, fueseis hechos como yo soy, excepto estas cadenas!
  3. 30 Y cuando hubo dicho estas cosas, se levantaron el rey, y el gobernador, y Berenice y los que se habían sentado con ellos;
  4. 31 y cuando se retiraron aparte, se hablaban los unos a los otros, diciendo: Ninguna cosa digna ni de muerte ni de prisión ha hecho este hombre.
  5. 32 Y Agripa dijo a Festo: Este hombre podría ser puesto en libertad si no hubiera apelado a César.

¿Qué dice Hechos 13 9?

Hechos 13

  • 1 Había entonces en la iglesia que estaba en Antioquía y maestros: ; y Simón, el que se llamaba Niger y Lucio cireneo; y Manaén, que se había criado con Herodes, el tetrarca, y Saulo.
  • 2 Ministrando, pues, estos al Señor y, el Espíritu Santo: a Bernabé y a Saulo para la obra a la que he llamado.
  • 3 Entonces, habiendo ayunado y orado, les las manos y los despidieron.
  • 4 Y ellos, enviados así por el Espíritu Santo, descendieron a Seleucia, y de allí navegaron a Chipre.
  • 5 Y después de haber llegado a Salamina, anunciaban la palabra de Dios en las sinagogas de los judíos; y tenían también a Juan como ayudante.
  • 6 Y habiendo atravesado toda la isla hasta Pafos, hallaron a cierto,, judío, llamado Barjesús,
See also:  Soñar Que Das Abrazo Y Beso A Alguien Del Pasado?

7 que estaba con el procónsul Sergio Paulo, varón, Este, llamando a Bernabé y a Saulo, deseaba oír la palabra de Dios.

  1. 8 Pero los resistía Elimas, el encantador (pues así se interpreta su nombre), procurando apartar de la fe al procónsul.
  2. 9 Entonces Saulo, que también es Pablo, lleno del, fijando en él los ojos,
  3. 10 le dijo: Oh, lleno de todo engaño y de toda maldad, del diablo, de toda, ¿no cesarás de trastornar los caminos rectos del Señor?

11 Ahora, pues, he aquí la mano del Señor está contra ti, y te quedarás y no verás el sol por algún tiempo. Y de inmediato cayeron en él oscuridad y tinieblas; y andando alrededor, buscaba quien le condujese de la mano.

  • 12 Entonces el procónsul, viendo lo que había sucedido, creyó, maravillado de la doctrina del Señor.
  • 13 Y habiendo zarpado de Pafos, Pablo y sus compañeros arribaron a Perge de Panfilia; entonces, separándose de ellos, volvió a Jerusalén.
  • 14 Y ellos, pasando de Perge, llegaron a Antioquía de Pisidia, y entraron en la sinagoga un día de reposo y se sentaron.
  • 15 Y después de la lectura de la ley y de los profetas, los principales de la sinagoga mandaron a decirles: Varones hermanos, si tenéis alguna palabra de exhortación para el pueblo, hablad.
  • 16 Entonces Pablo se levantó y, habiendo hecho señal de silencio con la mano, dijo: Varones israelitas y los que a Dios, oíd:
  • 17 El Dios de este pueblo de Israel escogió a nuestros padres y enalteció al pueblo, siendo ellos en la tierra de Egipto, y con brazo levantado los sacó de ella.
  • 18 Y por un tiempo como de cuarenta años soportó sus costumbres en el desierto;
  • 19 habiendo siete naciones en la, les dio en herencia la tierra de ellas.
  • 20 Y después, como por cuatrocientos cincuenta años, les dio jueces hasta el profeta Samuel.
  • 21 Y entonces pidieron rey, y Dios les dio a hijo de Cis, varón de la tribu de Benjamín, durante cuarenta años.
  • 22 Y después de haber quitado a este, les levantó por rey a, de quien dio también testimonio, diciendo: He hallado a David hijo de Isaí, varón conforme a mi, quien hará todo lo que yo quiero.
  • 23 De la de este, Dios, conforme a la, levantó a Jesús por a Israel.
  • 24 Antes de su venida, predicó el bautismo de arrepentimiento a todo el pueblo de Israel.

25 Mas cuando Juan terminaba su carrera, dijo: ¿Quién pensáis que soy? Yo no soy él; pero he aquí, viene tras mí uno cuyo calzado de los pies no soy digno de desatar.

  1. 26 Varones hermanos, hijos del linaje de y los que entre vosotros teméis a Dios, a vosotros es enviada la palabra de esta salvación.
  2. 27 Porque los que habitan en Jerusalén y sus gobernantes, no reconociendo a Jesús ni las voces de los profetas que se leen todos los días de reposo, las cumplieron al condenarle.
  3. 28 Y sin hallar en él causa de muerte, pidieron a Pilato que le,
  4. 29 Y habiendo cumplido todas las cosas que de él estaban escritas, lo bajaron del y lo pusieron en el sepulcro.
  5. 30 Pero Dios le levantó de entre los muertos.
  6. 31 Y vieron durante muchos días los que habían subido juntamente con él de Galilea a Jerusalén, quienes ahora son sus ante el pueblo.
  7. 32 Y nosotros también os anunciamos el evangelio de aquella que fue hecha a los,
  8. 33 la cual Dios nos ha cumplido a nosotros, los hijos de ellos, resucitando a Jesús, como también está escrito en el segundo: Mi eres tú; yo te he engendrado hoy.
  9. 34 Y con respecto a que le levantó de entre los muertos para nunca más volver a corrupción, lo dijo así: Os daré las fieles de David.
  10. 35 Por eso dice también en otro : No permitirás que tu Santo vea corrupción.
  11. 36 Porque a la verdad David, habiendo servido a su propia generación según la voluntad de Dios, durmió, y fue reunido con sus padres y vio corrupción.
  12. 37 Pero aquel a quien Dios no vio corrupción.
  13. 38 Sabed, pues, esto, varones hermanos: que por medio de él se os anuncia la de pecados,
  14. 39 y de todo lo que por la de Moisés no pudisteis ser, en él es justificado todo aquel que cree.
  15. 40 Mirad, pues, que no venga sobre vosotros lo que está dicho en los profetas:
  16. 41 Mirad, oh menospreciadores, asombraos y pereced; porque yo hago una en vuestros días, obra que no creeréis si alguien os la contare.
  17. 42 Y al salir ellos de la sinagoga de los judíos, los gentiles les rogaron que el siguiente de reposo les hablasen de estas cosas.
  18. 43 Y despedida la congregación, muchos de los judíos y de los prosélitos devotos siguieron a Pablo y a Bernabé, quienes, hablándoles, los persuadían a perseverar en la gracia de Dios.
  19. 44 Y el siguiente día de reposo, se reunió casi toda la ciudad para oír la palabra de Dios.
  20. 45 Pero los judíos, al ver la multitud, se llenaron de y lo que Pablo decía, contradiciendo y,
  21. 46 Entonces Pablo y Bernabé osadamente dijeron: A vosotros a la verdad era menester que se os hablase primero la palabra de Dios; pero puesto que la desecháis y no os juzgáis dignos de la vida eterna, he aquí, nos volvemos a los,
  22. 47 Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo: Te he puesto para de los gentiles, a fin de que seas hasta los confines de la tierra.
  23. 48 Y los gentiles, oyendo esto, se regocijaban y glorificaban la palabra del Señor, creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna.
  24. 49 Y la palabra del Señor se por toda aquella provincia.
  25. 50 Pero los judíos instigaron a mujeres piadosas y distinguidas, y a los principales de la ciudad, y levantaron contra Pablo y Bernabé, y los expulsaron de sus límites.
  26. 51 Estos, entonces, sacudiendo contra ellos el polvo de sus pies, se fueron a Iconio.
  27. 52 Y los discípulos estaban llenos de gozo y del Espíritu Santo.

¿Qué significa el nombre Saulo y Pablo?

¿Por qué el apóstol Pablo cambió su nombre de Saulo a Pablo? Empecemos diciendo que no hay razones contundentes para oponerse a la opinión de «Lucas», autor de los Hechos de los apóstoles, en su afirmación de que Pablo era ciudadano romano. Por tanto, aceptamos en principio su afirmación, A este respecto surge otra cuestión: En las cartas auténticas (1) nunca aparece Pablo con un nombre completo compuesto de tres nombres.

  1. Por ejemplo, Marco Tulio Cicerón.
  2. A este propósito se ha argumentado que este hecho –Pablo aparece simplemente con un nombre- es una prueba más de que no era ciudadano romano.
  3. Este argumento no es en sí fuerte, pues la mayoría de los cristianos, y muchos judíos, de quienes por otro lado se sabe ciertamente que eran ciudadanos romanos, nunca o casi nunca utilizaban el nombre triple completo.

Probablemente no lo hacían porque la costumbre judía, y también cristiana primitiva, era acentuar su pertenencia al grupo religioso en donde el nombre completo desempeñaba ningún papel. ¿Por qué el cambio de Saulo a Pablo? A lo largo de los siglos se ha formulado muchas veces esta pregunta.

  1. En los Hechos de los Apóstoles, en los primeros capítulos –del 7 al 13-, aparece siempre «Saulo» (en griego Saulos como helenización del hebreo Sha’ul), en total unas quince veces.
  2. Pablo no se encuentra nunca en estos capítulos.
  3. De repente en Hechos 13,9 encontramos la siguiente frase: “Entonces Saulo, que también es Pablo”, y desde ese momento, de la narración de la segunda parte de la obra de Lucas desaparece el primer nombre para encontrar sólo “Pablo”.

Y en las cartas auténticas del Apóstol encontramos también sólo “Pablo”. ¿Por qué? Saulo parece a veces como Soulos en la traducción de los LXX. Como es bien sabido, Saúl /Saulo es el nombre del primer rey de Israel, de la tribu de Benjamín, y Paulos es la helenización del nombre latino Paulus, que significa literalmente “pequeño”.

  • La historia de la investigación sabe que se han formulado muchas hipótesis para responder a esta cuestión del cambio de nombre y de la falta de explicación.
  • Algunos han llegado a creer probado que el nombre latino del Apóstol era Gaius Julius Paulus, porque la familia de Pablo -al recibir la ciudadanía romana después de que hubo nacido el niño Saulo- había adoptado el nombre de la famosa familia que había dado al mundo al general Emilio Paulo.

Los otros dos vocablos, Gaio Julio, se los habrían puesto al niño Saulo/Pablo en honor de Julio César, personaje conocidísimo que tantos beneficios había procurado a los judíos. También es posible que si la familia de Pablo/Saulo, aunque libre, procedía de antiguos esclavos luego liberados (los «libertos»), sus padres hubieran puesto al niño el nombre del «patrono» de la familia que sería un romano y se llamaba Paulus.

  • Todas estas explicaciones no pasan de ser meras especulaciones, o hipótesis que carecen de apoyo o fundamento en los textos que conservamos.
  • Es conveniente que antes de ofrecer una posible respuesta a la cuestión del cambio de nombre nos detengamos en un tema previo: ¿Cómo se formaba un nombre romano? El nombre romano tenía tres partes.

Para explicar su uso tomemos como ejemplo la designación de un romano famoso: Marco Tulio Cicerón. – El primer miembro era el “praenomen” (“lo que está delante del nombre”): por ejemplo, Gaius, Lucius, Marcus Corresponde a lo que hoy nosotros llamamos el nombre propio de cada persona.

El segundo miembro era el “nomen”, nombre o “gentilicio” : es la designación según la “gens” o tribu a la que pertenecía cada uno. Al principio, en la antigua Roma, había grandes clanes o tribus de latinos dispersos en aldeas del Lacio, que se fueron congregando poco a poco tras la fundación de Roma, hasta formar el gran pueblo que fue más tarde.

Cada ciudadano recibía como segunda parte de su nombre el “gentilicio”. En nuestro ejemplo Marco Tulio. Este personaje era por tanto de la tribu, o gens, Tulia. – El tercero y último miembro era el “cognomen” o designación específica -a veces un apodo- con el que llamaba concretamente a una “familia” dentro de cada gens o tribu.

  • Por tanto un nombre romano estaba compuesto de:
  • Un nombre propio + El nombre de la tribu + el nombre la familia (a veces un apodo).
  • Nada que ver, en principio, con nuestro sistema:
  • Nombre propio + nombre de la familia del padre + nombre de la familia de la madre.

En las cartas auténticas de Pablo sólo aparece como nombre un vocablo: el Apóstol se designa a sí mismo con una sola palabra, que suena a latina, aunque esté helenizada en su terminación, Paulos. Nunca se presenta con un nombre completo compuesto de tres partes.

  1. En principio, pues, no sabemos por boca de Pablo cuál era su nombre completo, ni tampoco si «Paulos» era un praenomen -nombre propio- o un «gentilicio», como arriba hemos explicado.
  2. En este cambio de nombre, además, hay como un juego de palabras: de “Saulus” a “Paulus” sólo se muda un fonema, una letra.

Es éste en principio un cambio muy curioso y llamativo: de tener nombre de un gran rey de Israel, al que la tradición pinta como grande y apuesto, pasa el Apóstol a utilizar un nombre que significa “El pequeño”. Nos preguntamos de nuevo: ¿Por qué? Entre todas las explicaciones que he leído a este respecto la que más me convence es la que ofrece Giorgio Agamben en las pp.20 y siguientes de su obra ” El tiempo que resta.

  1. Su explicación es la siguiente:
  2. Pablo es el sobrenombre que Dios (en una visión), o Pablo mismo, se da como un signo del cambio de su persona cuando acepta su llamada o vocación mesiánica por parte divina: la mal denominada “conversión” en el camino de Damasco.
  3. Este cambio de nombre indica que él, un judío normal, un antiguo perseguidor de los cristianos, ha pasado a ser un siervo, un esclavo especial de Dios para el servicio de la salvación de los gentiles.

Este cambio de nombre se explica por lo siguiente : cuando un señor romano, dueño naturalmente de esclavos, compraba un nuevo siervo, le cambiaba el nombre como signo de que su estado ya no era el mismo que antes: había cambiado como su nombre. Por ejemplo, un varón libre, griego, de nombre “Hipódamo”, que por una acción de guerra había sido convertido en esclavo pasaba a llamarse “Heleno”, o “Lidio” o “Licio”, según la región de procedencia.

  • Recuerda Agamben que Platón alude a esta costumbre (Cratilo 384d) cuando escribe:
  • « “Mudamos el nombre a nuestros esclavos, sin que la nueva denominación sea menos justa que la precedente”, »
  • Y Filóstrato cuenta que Herodes Ático había dado a sus esclavos el nombre de las veinticuatro letras del alfabeto, de modo que su hijo pudiera ejercitarse al llamarlos.
  • Conservamos listas de esos cambios de nombres, de los que Agamben pone algunos ejemplos, que reproduzco (p.21):
  • « Januarius qui et Asellus (Asnillo) Lucius qui et Porcellus (Cochinillo) Ildebrandus qui et Pecora (Ganado) Manlius qui et Longus (Largo) Aemilia Maura qui et Minima (La menor). »
  • Obsérvese que en esta lista el nombre de la persona aparece en primer lugar, y que luego -en último lugar- el nuevo nombre va unido al primero por la fórmula “qui et” = “el cual también (se llama)”.

Pues bien, en el pasaje arriba nombrado de los Hechos de los apóstoles 13,9, en el que aparece el cambio de nombre de Saulos a Paulos se emplea esta misma fórmula “qui et” : en griego “Saulos de ho kai Paulos” = “Entonces Saulo que es también Pablo”.

  • El griego “ho kai” es, pues, la traducción exacta del latín “qui et”.
  • Por tanto, da la impresión –por la utilización de esa fórmula “qui et”- que, según Lucas, Saulo cambia su nombre en Pablo cuando cambia de estado: de libre a siervo/esclavo.
  • ¿Siervo o esclavo de quién? Respuesta: esclavo de Dios o de su mesías.

Todo empieza a encajar: tras su llamada por Dios a una nueva misión, descrita también en los Hechos, Pablo siente que se ha transformado radicalmente: ha pasado de ser un hombre libre a esclavo del mesías para predicar que también es posible la salvación de los gentiles.

Entonces cambia de nombre. ¿Por qué escoge Paulus? Sencillamente porque significa “pequeño” y porque ofrece un buen juego de palabras con Saulus (S/P). ¿Por qué pequeño? Porque él, el Apóstol, siempre se consideró “el apóstol más pequeño, de menor importancia, el último en ser llamado al apostolado de todos los apóstoles (1 Corintios 15,8-10).

Jesús resucitado se apareció a muchos y después

  1. « A mí, el último de todos, como a un abortivo, se me apareció, a mí que soy el más pequeño de los apóstoles, que no soy digno de ser llamado apóstol, porque perseguí a la iglesia de Dios, pero por la gracia de Dios soy lo que soy »
  2. Y luego en otro lugar de la misma carta (en 1 Corintios 1,27) aclara Pablo que
  3. « Dios ha escogido lo débil del mundo para confundir a los fuertes las cosas que no son para hacer inactivas las que son. »
  4. Y por eso, por sentirse un esclavo de Dios para una misión y por reconocer humildemente que el como hombre era bien poca cosa, al principio de la Carta a los romanos –y en otras- comienza Pablo a presentarse a sí mismo a sus lectores del modos siguiente: “Pablo, esclavo (griego doúlos) de Jesucristo, llamado a ser apóstol”.
  5. Así pues, la llamada o vocación mesiánica ha mudado de tal modo el ser de Saulo, lo ha hecho pasar de hombre libre a esclavo del mesías para cumplir una misión, que es preciso significar este hecho por un cambio de nombre: Saulos qui et Paulos.
  6. Comenta Agamben (p.22):

« En el momento en el que la “llamada” lo ha constituido de hombre libre en “esclavo del mesías”, el Apóstol debe, como siervo que es, perder su nombre –sea cual fuere, romano o judío— y llamarse con un simple apodo. Este hecho no escapó a la sensibilidad de Agustín quien –contra la descaminada sugerencia de Jerónimo, repetida por los modernos, según la cual el nombre de Pablo se derivaría del nombre del procónsul por él convertido — sabe perfectamente que Pablo significa simplemente “pequeño” (Paulum minimum est: Comm.

See also:  Soñar Quitarle Piojos A Alguien?

Hoy día hay un notable consenso (90%) entre los investigadores en declarar genuinamente paulinas, es decir, “sólo auténticas sin duda alguna”, las siguientes cartas: 1 Tesalonicenses, Gálatas, Filipenses, Filemón, 1 y 2 Corintios y Romanos. Junto a éstas hay un grupo de 4 cartas en las que la inmensa mayoría de la investigación tiene pocas dudas al declararlas “no auténticas”: las llamadas ” Epístolas Pastorales “: 1 y 2 Timoteo y Tito, la Epístola a los hebreos, Queda un grupo de tres cartas en las que la discusión sobre el verdadero autor continúa hoy día, aunque la proporción de los que se inclinan por un veredicto de inautenticidad supera a los defensores de lo contrario: 2 Tesalonicenses, Efesios y Colosenses,

Tomado de: : ¿Por qué el apóstol Pablo cambió su nombre de Saulo a Pablo?

¿Qué dice Hechos 22 3?

Hechos 22

  • 1 Varones hermanos y padres, oíd ahora mi defensa ante vosotros.
  • 2 (Y al oír que les hablaba en lengua hebrea, guardaron más silencio). Y él les dijo:
  • 3 Yo de cierto soy judío, nacido en Tarso de Cilicia, pero criado en esta ciudad a los pies de, instruido estrictamente conforme a la de nuestros padres, celoso de Dios, como todos vosotros lo sois hoy.
  • 4 yo este camino hasta la muerte, prendiendo y entregando en cárceles a hombres y a mujeres,
  • 5 como también el sumo sacerdote me es testigo y todos los ancianos, de quienes también recibí cartas para los hermanos, e iba a Damasco para traer presos a Jerusalén aun a los que estuviesen allí, para que fuesen castigados.
  • 6 Pero aconteció que yendo yo, al llegar cerca de Damasco, como a mediodía, de repente me rodeó mucha luz del cielo;
  • 7 y caí al suelo y oí una voz que me decía:, Saulo, ¿por qué me persigues?

8 Yo entonces respondí: ¿Quién eres, Señor? Y me dijo: Yo soy Jesús de Nazaret, a quién tú persigues.9 Y los que estaban conmigo vieron en verdad la luz y se espantaron, pero no oyeron la voz del que hablaba conmigo.10 Y dije: ¿Qué haré, Señor? Y el Señor me dijo: Levántate y ve a Damasco, y allí se te dirá todo lo que te está señalado hacer.11 Y como yo no veía a causa de la gloria de la luz, llevado de la mano por los que estaban conmigo, llegué a Damasco.12 Entonces uno llamado, varón piadoso conforme a la ley, que tenía buen testimonio de todos los judíos que allí moraban, 13 vino a mí y, acercándose, me dijo: Hermano Saulo, recibe de nuevo la,

  1. 17 Y me aconteció, de regreso en Jerusalén, que orando en el templo, me sobrevino un éxtasis.
  2. 18 Y le que me decía: Date prisa y sal prontamente de Jerusalén, porque no recibirán tu testimonio acerca de mí.
  3. 19 Y yo dije: Señor, ellos saben que yo encarcelaba y azotaba en todas las sinagogas a los que creían en ti;
  4. 20 y cuando se derramaba la sangre de Esteban, tu, yo mismo también estaba presente, y en su muerte y guardaba las ropas de los que le mataban.
  5. 21 Pero me dijo: Ve, porque yo te enviaré lejos, a los,
  6. 22 Y le oyeron hasta esta palabra; entonces alzaron la voz, diciendo: Quita de la tierra a este hombre, porque no conviene que viva.
  7. 23 Y dando ellos voces, y arrojando sus ropas y echando polvo al aire,
  8. 24 mandó el tribuno que le llevasen a la fortaleza y ordenó que fuese interrogado con azotes, para saber por qué causa clamaban así contra él.
  9. 25 Pero cuando le ataron con correas, Pablo dijo al centurión que estaba presente: ¿Os es lícito azotar a un ciudadano romano sin haber sido condenado?

26 Y cuando el centurión oyó esto, fue y dio aviso al tribuno, diciendo: ¿Qué vas a hacer? Porque este hombre es ciudadano romano.27 Vino el tribuno y le dijo: Dime, ¿eres tú ciudadano romano? Y él dijo: Sí.28 Y respondió el tribuno: Yo con una gran suma adquirí esta ciudadanía.

¿Cómo se llama el maestro de Pablo?

En las fuentes – Gamaliel I es referido como el padre de Simeon ben Gamaliel por el historiador Josefo en su autobiografía. ​ En Hechos de los apóstoles Gamaliel es descrito como fariseo con gran autoridad entre sus contemporáneos. Se afirma que fue maestro de Pablo de Tarso,

En Hechos de los Apóstoles 22:3, Pablo indica: “Yo soy judío. Nací en Tarso de Cilicia, pero me crié aquí en Jerusalén y estudié bajo la dirección de Gamaliel, muy de acuerdo con la ley de nuestros antepasados”. Célebre fariseo, doctor de la ley y miembro del sanedrín. Representante de los liberales entre los fariseos (la escuela de Hilel era opuesta a la más conservadora de Shamai ), el autor de Hechos de los apóstoles le atribuye una intervención con un razonable consejo en el concilio convocado contra los apóstoles y salvó a estos de la muerte (Hechos 5.33–42).

En el Talmud y la Mishná, lleva su nombre, como su abuelo Hilel, acompañado de “El Mayor” o “El Anciano”, y es el primero a quien se le asigna el título de “Rabban”, “nuestro maestro”. De ahí que surge que se considera como un prominente miembro del alto tribunal de los judíos.

¿Por qué Pablo era ciudadano romano?

Pablo de Tarso, originalmente Saulo, también llamado San Pablo Apóstol, el Apóstol de los Gentiles y San Pablo de Tarso (nacimiento entre año 5 y año 10 DC, Tarso (actual Turquía)- †año 67 en Roma), aunque no perteneció al círculo de apóstoles de Jesucristo.

Introducción Según Reinaldo Fabris, autor del Libro «Pablo, el apóstol de las Gentes», este personaje no cambió su nombre al convertirse al cristianismo, ya que como ciudadano romano y nacido en Tarso, además de ser judío tenía gran influencia de la cultura helenística y romana, por lo que como todo romano de la época tenía un “praenomen” relacionado con una característica familiar (el cual es SAULO, su nombre judío), y un “cognomen” que se asocia a una característica física (que en este caso es PABLO, que es su nombre romano).

El conocimiento de la cultura helénica —hablaba fluidamente el griego como el arameo— le permitió predicar el Evangelio con ejemplos y comparaciones comunes de esta cultura por lo que su mensaje fue recibido en territorio griego claramente y ésta característica marca el éxito de sus viajes fundando comunidades cristianas. Pablo es reconocido por los católicos como un Santo. Hizo mucho para introducir el cristianismo entre los gentiles y es considerado como uno de las fuentes significativas de la doctrina de la primitiva iglesia cristiana. Biografía Nació entre el año 5 y el año 10 en Tarso, en la región de Cilicia, en la costa sur del Asia Menor (la actual Turquía).

  1. La ciudad de Tarso tenía concedida la ciudadanía romana por nacimiento (Hechos 22:22-29).
  2. Por lo que Pablo era ciudadano romano pese a ser hijo de judíos.
  3. Hijo de hebreos y descendiente de la tribu de Benjamín, en su adolescencia es enviado a Jerusalén, donde estudia con el famoso rabino Gamaliel (Hch 22, 3).

Tuvo una educación mucho mayor que los humildes pescadores que fueron los primeros apóstoles de Cristo. Pablo de Tarso fue un activo perseguidor de los cristianos bajo la influencia de los fariseos. De hecho él fue de los que participó y asintió en la ejecución de San Esteban, el primer mártir (denominado protomártir) de la iglesia de aquel entonces, quien fue víctima de lapidación no como consecuencia de la barbarie de la multitud, sino como cumplimiento de una ejecución judicial, pues Saulo contaba con la venia de Roma. En el año 36, camino a Damasco, tuvo una visión y se convirtió al cristianismo. Según el libro de los Hechos de los Apóstoles y las epístolas paulinas fue gracias a una aparición de Cristo camino de la ciudad de Damasco, luego de la cual pide ser bautizado.

  1. Comenzó su actividad de evangelización cristiana en Damasco y Arabia.
  2. Es perseguido por los judíos y huye a Jerusalén, donde es visto por Bernabé quien lo lleva con Pedro y con Santiago en el año 36.Huye de Jerusalén, escapando de los judíos de habla griega.
  3. Se lo llevan a Cesárea y es enviado a refugiarse en Tarso.

Bernabé acude a Tarso y se va con Pablo a Antioquía, donde pasaron un año evangelizando. Antioquía se convierte en el centro de los cristianos convertidos desde el paganismo. Aquí surge por primera vez la denominación de cristianos para los discípulos de Jesús. La conversión En las obras de arte y en la creencia popular se tiene la imagen de que Pablo se cayó de su caballo, cuando ni en las epístolas ni en los Hechos de los Apóstoles se menciona una caída de un caballo y, es más, pudiera tratarse de un anacronismo.

Según los Hechos de los Apóstoles «Saulo, respirando aún amenazas y muerte contra los discípulos del Señor, vino al sumo sacerdote, y le pidió cartas para las sinagogas de Damasco, a fin de que si hallase algunos hombres o mujeres de este Camino, los trajese presos a Jerusalén. Mas yendo por el camino, aconteció que al llegar cerca de Damasco, repentinamente le rodeó un resplandor de luz del cielo; y cayendo en tierra, oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? El dijo: ¿Quién eres, Señor? Y le dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues; dura cosa te es dar coces contra el aguijón.

Él, temblando y temeroso, dijo: Señor, ¿qué quieres que yo haga? Y el Señor le dijo: Levántate y entra en la ciudad, y se te dirá lo que debes hacer. Y los hombres que iban con Saulo se pararon atónitos, oyendo a la verdad la voz, mas sin ver a nadie. Muchos científicos han querido refutar la llamada Visión de Pablo, aduciendo varias explicaciones rayanas en la especulación. Se ha sugerido a través de no-creyentes, que este fenómeno podría tratarse de un ataque epiléptico, pues la epilepsia puede ocasionar ceguera temporal y visiones místicas acompañadas de sentimiento de placer (epilepsia extática).

También se ha comparado este relato con una experiencia cercana a la muerte, se ha dicho que podría haber sufrido un delirio como consecuencia de una insolación, etc. En contra de la hipótesis de una experiencia cercana a la muerte, puede decirse que la luz que se ve en este tipo de experiencias no causa ceguera, aunque no puede descartarse que la ceguera de Pablo sea metafórica y no física, en cuyo caso esta teoría sería más plausible.

Decapitación de San Pablo. Pintura de Enrique Simonet de 1887. La hipótesis de una epilepsia del lóbulo temporal derecho es defendida, entre otros, por el neurobiólogo Francisco J. Rubio. Sin embargo, de tratarse de una epilepsia sería atípica, pues, siguiendo a este científico, los que sufren este mal relatan que han conectado con Dios si son creyentes (p.e.

Santa Teresa de Jesús), mientras que los budistas hablan de iluminación, es decir, que suele haber cierta predisposición. En el caso de Saulo, sin embargo, resulta atípico que manifieste haber visto a Jesús cuando se dedicaba a perseguir a sus seguidores y se pase al enemigo. En cualquier caso, con independencia de si la visión en el camino de Damasco fue milagrosa o tiene explicación científica, el resultado es que Saulo de Tarso, que se dedicaba a «perseguir sobremanera» y «asolar» con «celo» las comunidades cristianas, según sus propias palabras (Gálatas 1; 13; Filipenses 2; 6), tuvo un testimonio que lo marcó para el resto de sus días, literalmente se pasó al enemigo para ser el principal difusor del cristianismo arriesgando su vida, sufriendo encarcelamientos y, finalmente, morir decapitado en Roma.

Pablo fue fiel hasta la muerte al testimonio que lo convirtió en uno de los apóstoles más efectivos de Jesucristo. Viajes misionales A partir del año 46 comienzan los tres grandes viajes misioneros de Pablo: Aparición de Jesús a Saulo * En el primer viaje misional, junto con Bernabé y su primo Juan Marcos de ayudante, parte de Seleucia, puerto de Antioquía, donde había predicado durante un año, hacia la isla de Chipre, concretamente a Salamina.

Este era el primer lugar donde predicaban a los «no judíos», es decir, a los gentiles o paganos. En Pafos, se convierte al cristianismo el procónsul romano Sergio Pablo, en su séquito se hallaba el mago Elimas o Barjesús. Pablo y Bernabé, según las escrituras, predican la palabra y el procónsul con su familia quiere convertirse, pero el mago lo quiere impedir.

Pablo llama al mago embustero, embaucador, empedernido, hijo del diablo y enemigo de todo lo bueno, y deja a Elimas ciego. En ese momento el procónsul cree. Después de esto toman un barco con el que abandonan la isla de Chipre. Es aquí donde Saulo comienza a ser llamado por su nombre romano Pablo que significa «el más pequeño».

Navegan hacia Perge, en la región de Panfilia. Juan Marcos regresa a Jerusalén. Pablo y Bernabé continúan por el sur de Galacia. Encuentran mala acogida por parte de los judíos, y deciden dirigirse a los paganos, por los sitios nombrados formaban comunidades y dejaban encargados para cuidarlas. A partir de estas fechas, a los discípulos, también se les empezó a llamar cristianos.

Los nuevos cristianos llamados «no judíos» enviaban dinero a Jerusalén por medio de Pablo y del apóstol Bernabé. Los cristianos procedentes del judaísmo plantean la idea de que estos nuevos cristianos deberían aceptar también las leyes judías, como la circuncisión.

  1. Pablo decide plantear la cuestión en Jerusalén a su regreso en el año 49, ante los apóstoles.
  2. Esto dio lugar al primer concilio, el Concilio de Jerusalén, del año 50.
  3. Triunfó la postura de Pablo, sobre no imponer rituales judíos a los conversos gentiles.
  4. En el segundo viaje misionero, Pablo se hace acompañar por Silas.

Parten de Antioquia, por tierra, hacia Siria y Cilicia, llegando al sur de Galacia. En Listra, se les une Timoteo. Atraviesan las regiones de Frigia y Misia. Al parecer, se les une Lucas el Evangelista en Tróade. Decide ir a Europa, y en Macedonia funda la primera comunidad cristiana europea: la comunidad de Filipos.

También en Tesalónica, Berea, Atenas y Corinto. Se queda durante año y medio en Corinto, acogido por Aquila y Priscila, matrimonio judeo-cristiano que había sido expulsado de Roma debido al edicto del emperador Claudio. En invierno del año 51 escribe la primera carta a los tesalonicenses, el documento más antiguo del Nuevo Testamento.

Al año siguiente vuelve a Antioquía. * En primavera del año 54 inicia su tercer viaje misionero, estableciendo su centro de operaciones en Éfeso, capital de Asia Menor. Permanece allí unos tres años. Le llegan noticias de los conflictos surgidos en la comunidad de Corinto.

  1. Escribe la primera carta a los corintios en el año 54 y la segunda carta a los corintios a finales del 57.
  2. Atendiendo a los conflictos con los judeo-cristianos, escribe las cartas a los filipenses (año 57) y a los gálatas.
  3. Va a Corinto a finales del 57, donde pasa el invierno.
  4. Escribe la carta a los romanos, en la primavera del 58.

Vuelve entonces a Jerusalén para entregar la colecta de las comunidades cristianas procedentes del paganismo, destinada a los pobres de las comunidades de Jerusalén. Estatua de Pablo de Tarso en la Basílica de San Pedro. Judíos procedentes de Antioquia lo acusan de violar la Ley e intentan matarlo en una reyerta. El tribuno romano impide que lo maten y lo encarcela. Es enviado a la provincia de Judea, donde el procurador Antonino Félix lo retiene durante dos años (del 58 al 60) a la espera de conseguir un rescate por su libertad.

Porcio Festo sucede a Antonino Félix como procurador de Judea. Pablo apela a su derecho, como ciudadano romano, a ser juzgado en Roma. Tras un accidentado viaje, llega a Roma en la primavera del año 61. Es liberado en el 63. Su carta a Filemón se supone escrita en este periodo de cautividad, entre el 58 y el 63.

Había expresado sus deseos de llegar, lo cual posiblemente se cumplió en el año 63. Al parecer, después visitó las comunidades de Oriente. Volvió a ser apresado en Roma durante las persecuciones de Nerón. Fue sentenciado a muerte, por lo que fue decapitado hacia el año 67.

  • Por tener la ciudadanía romana, gozó del privilegio de la decapitación, ya que el suplicio de la cruz estaba destinado para quien no era romano.
  • Según la tradición, la cabeza rodó por el suelo y lo golpeó tres veces, y de allí donde chocó, surgió una vía de agua.
  • Fue enterrado en la vía Ostiense de Roma.

El 11 de diciembre de 2006 el Vaticano anunció el descubrimiento del sarcófago de San Pablo tras cuatro años de excavaciones arqueológicas bajo el altar mayor de la basílica que lleva su nombre. Sacado de la página web: http://es.wikipedia.org/wiki/Pablo_de_Tarso