Que Dice La Biblia Sobre El Matrimonio Reina Valera 1960?

Que Dice La Biblia Sobre El Matrimonio Reina Valera 1960
21 Versículos de la Biblia sobre el Matrimonio – RVR60 & NVI « Que Dice La Biblia Sobre El Matrimonio Reina Valera 1960 »

El que halla esposa halla el bien, Y alcanza la benevolencia de Jehová. Quien halla esposa halla la felicidad: muestras de su favor le ha dado el S eñor,
Él, respondiendo, les dijo: ¿No habéis leído que el que los hizo al principio, varón y hembra los hizo, y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne? Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre. ¿No han leído —replicó Jesús— que en el principio el Creador “los hizo hombre y mujer”, y dijo: “Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa, y los dos llegarán a ser un solo cuerpo”? Así que ya no son dos, sino uno solo. Por tanto, lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre.
Casadas, estad sujetas a vuestros maridos, como conviene en el Señor. Maridos, amad a vuestras mujeres, y no seáis ásperos con ellas. Esposas, sométanse a sus esposos, como conviene en el Señor. Esposos, amen a sus esposas y no sean duros con ellas.
Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios. Tengan todos en alta estima el matrimonio y la fidelidad conyugal, porque Dios juzgará a los adúlteros y a todos los que cometen inmoralidades sexuales.
Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas. Mujer ejemplar, ¿dónde se hallará? ¡Es más valiosa que las piedras preciosas!
Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra. Esposos, amen a sus esposas, así como Cristo amó a la iglesia y se entregó por ella para hacerla santa. Él la purificó, lavándola con agua mediante la palabra.
El corazón del hombre piensa su camino; Mas Jehová endereza sus pasos. El corazón del hombre traza su rumbo, pero sus pasos los dirige el S eñor,
Pero a causa de las fornicaciones, cada uno tenga su propia mujer, y cada una tenga su propio marido. Pero, en vista de tanta inmoralidad, cada hombre debe tener su propia esposa, y cada mujer su propio esposo.
Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él. Luego Dios el S eñor dijo: «No es bueno que el hombre esté solo. Voy a hacerle una ayuda adecuada».
Cuando alguno fuere recién casado, no saldrá a la guerra, ni en ninguna cosa se le ocupará; libre estará en su casa por un año, para alegrar a la mujer que tomó. No envíes a la guerra a ningún hombre recién casado, ni le impongas ningún otro deber. Tendrá libre todo un año para atender su casa y hacer feliz a la mujer que tomó por esposa.
Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre. Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del varón fue tomada. Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne. De la costilla que le había quitado al hombre, Dios el S eñor hizo una mujer y se la presentó al hombre, el cual exclamó: «Esta sí es hueso de mis huesos y carne de mi carne. Se llamará “mujer” porque del hombre fue sacada». Por eso el hombre deja a su padre y a su madre, y se une a su mujer, y los dos se funden en un solo ser.
Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor; porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador. Esposas, sométanse a sus propios esposos como al Señor. Porque el esposo es cabeza de su esposa, así como Cristo es cabeza y Salvador de la iglesia, la cual es su cuerpo.
Toda tú eres hermosa, amiga mía, Y en ti no hay mancha. Toda tú eres bella, amada mía; no hay en ti defecto alguno.
El marido cumpla con la mujer el deber conyugal, y asimismo la mujer con el marido. La mujer no tiene potestad sobre su propio cuerpo, sino el marido; ni tampoco tiene el marido potestad sobre su propio cuerpo, sino la mujer. El hombre debe cumplir su deber conyugal con su esposa, e igualmente la mujer con su esposo. La mujer ya no tiene derecho sobre su propio cuerpo, sino su esposo. Tampoco el hombre tiene derecho sobre su propio cuerpo, sino su esposa.
Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo. De igual manera, ustedes esposos, sean comprensivos en su vida conyugal, tratando cada uno a su esposa con respeto, ya que como mujer es más delicada, y ambos son herederos del grato don de la vida. Así nada estorbará las oraciones de ustedes.
Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne. Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa, y los dos llegarán a ser un solo cuerpo.
Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama. Así mismo el esposo debe amar a su esposa como a su propio cuerpo. El que ama a su esposa se ama a sí mismo.
No os neguéis el uno al otro, a no ser por algún tiempo de mutuo consentimiento, para ocuparos sosegadamente en la oración; y volved a juntaros en uno, para que no os tiente Satanás a causa de vuestra incontinencia. No se nieguen el uno al otro, a no ser de común acuerdo, y solo por un tiempo, para dedicarse a la oración. No tarden en volver a unirse nuevamente; de lo contrario, pueden caer en tentación de Satanás, por falta de dominio propio.
Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo; y la mujer respete a su marido. En todo caso, cada uno de ustedes ame también a su esposa como a sí mismo, y que la esposa respete a su esposo.
Oísteis que fue dicho: No cometerás adulterio. Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón. Ustedes han oído que se dijo: “No cometas adulterio”. Pero yo les digo que cualquiera que mira a una mujer y la codicia ya ha cometido adulterio con ella en el corazón.
En gran manera me gozaré en Jehová, mi alma se alegrará en mi Dios; porque me vistió con vestiduras de salvación, me rodeó de manto de justicia, como a novio me atavió, y como a novia adornada con sus joyas. Me deleito mucho en el S eñor ; me regocijo en mi Dios. Porque él me vistió con ropas de salvación y me cubrió con el manto de la justicia. Soy semejante a un novio que luce su diadema, o una novia adornada con sus joyas.
See also:  Que Significa Soñar Que Peinas A Alguien Con Piojos?

Este sitio utiliza cookies : 21 Versículos de la Biblia sobre el Matrimonio – RVR60 & NVI

¿Cuál es la finalidad del matrimonio según la Biblia?

El Génesis (1, 28) establece que la función del matrimonio debe ser la fecundidad, el medio de asegurar la descendencia: «procread y multi- plicaos, y henchid la tierra; sometedla y dominad sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo y sobre los ganados y sobre todo cuanto vive y se mueve sobre la tierra»2.

¿Como tiene que ser el matrimonio según la Biblia?

Abstract: – El matrimonio cristiano tiene sus bases en el pensamiento de Dios. Dios que es Amor y vive en sí mismo un misterio de comunión personal de amor, ha creado al hombre, varón y mujer, a su imagen y semejanza, es decir, con la dignidad de persona, y por tanto como un ser capaz de amar y ser amado.

  • Más aún, lo ha creado por amor y lo llama al amor, no a la soledad.
  • Ésta es la vocación fundamental del amor, que es innata de todo ser humano.
  • Así pues, la dignidad personal del varón y de la mujer, encuentran una básica y fundamental concreción en el matrimonio.
  • A semejanza del amor divino, se vuelca en dar vida a otros y en cuidar del mundo, ámbito de la existencia humana; varón y mujer dan vida a los hijos.

Unidos con ellos en la familia, con amor les procuran amparo y seguridad, y los educan. Varón y mujer deben mantenerse en fidelidad por su propio amor y por amor a los hijos. Dios protege el matrimonio. El matrimonio no debe romperse ni separarse. Lo que Dios ha unido, no lo separe el hombre (Mt 19,6).

  • El matrimonio cristiano, no sólo llama a cada uno a la santidad personal, sino que también llama inseparablemente a contribuir con la misión de la Iglesia, es decir, al apostolado.
  • La Iglesia ha recibido del Señor la misión de anunciar y establecer en todos los pueblos el Reino de Dios (Lc 9,1-4).
  • Este encargo no es exclusivamente para unos cuantos, sino para todos los bautizados, por ser todos miembros del pueblo santo de Dios, y responsables de la misión eclesial.

En este marco, la vocación apostólica de los esposos cristianos se específica por el sacramento del matrimonio y se desarrolla precisamente a través de la vida matrimonial y familiar, de manera particular, impregnando de espíritu la vida conyugal y procurando la educación cristiana de los hijos (1Co 7, 1-ss).

¿Qué dijo Pablo sobre casarse?

1 Corintios 7

  • 1 En cuanto a las cosas de que me escribisteis, para el hombre no tocar mujer.
  • 2 Pero causa de las, cada uno tenga su, y cada una tenga su marido.
  • 3 El marido con la esposa el deber conyugal, y asimismo la esposa con el marido.
  • 4 La esposa no tiene potestad sobre su propio cuerpo, sino el marido; ni tampoco el marido tiene potestad sobre su propio cuerpo, sino la esposa.
  • 5 os neguéis el uno al otro, a no ser por algún tiempo de mutuo consentimiento, para ocuparos en el ayuno y la oración; y volved a juntaros en uno, para que no os a causa de vuestra falta de dominio propio.
  • 6 Mas esto digo por vía de concesión, no por mandamiento.
  • 7 Quisiera más bien que todos los hombres fuesen como yo; pero cada uno tiene su propio de Dios; uno a la verdad de una manera, y otro de otra.
  • 8 Digo, pues, a los solteros y a las viudas, que bueno les fuera quedarse como yo.
  • 9 Pero si carecen de dominio propio, cásense; mejor es casarse que,
  • 10 Y a los que están unidos en matrimonio, mando, no yo, sino el Señor: Que la esposa no separe del marido;
  • 11 y si se separa, quédese sin casar, o reconcíliese con su marido; y que el marido no abandone a su esposa.
  • 12 Y a los demás yo digo, no el Señor: Si algún hermano tiene esposa que no sea creyente, y ella consiente en vivir con él, no la abandone.
  • 13 Y si una mujer tiene que no sea creyente, y él consiente en vivir con ella, no lo abandone.
  • 14 Porque el marido no creyente es por la esposa, y la esposa no creyente, por el marido; pues de otra manera vuestros hijos serían impuros; mientras que ahora son santos.
  • 15 Pero si el no creyente se separa, sepárese, pues el hermano o la hermana no están sujetos a servidumbre en semejante caso, sino que nos llamó Dios.
See also:  Soñar Que Alguien Vende Casa?

16 Porque, ¿cómo sabes, oh mujer, si quizá a tu marido? O, ¿cómo sabes, oh marido, si quizá salvarás a tu esposa? 17 Pero a cada uno como el Señor le, y como Dios llamó a cada uno, así haga. Y así lo prescribo en todas las iglesias.18 ¿Fue llamado alguno ya circuncidado? Quédese circunciso.

  1. 22 Porque el que en el Señor es llamado siendo esclavo, es del Señor; asimismo, el que es llamado siendo libre, es de Cristo.
  2. 23 Por precio sois ; no os hagáis esclavos de los hombres.
  3. 24 Cada uno, hermanos, en el llamamiento en que fue llamado, así permanezca para con Dios.
  4. 25 En cuanto a las que son vírgenes, no tengo mandamiento del Señor; pero doy mi parecer, como quien ha alcanzado del Señor para ser fiel.
  5. 26 Tengo, pues, esto por bueno a causa de la dificultad que apremia, que bueno es hombre quedarse así.

27 ¿Estás ligado a esposa? No procures separarte. ¿Estás libre de mujer? No procures esposa.

  • 28 Mas también si te casas, no pecas; y si la doncella se casa, no peca; pero los tales tendrán aflicción de la carne, y yo os la quisiera evitar.
  • 29 Pero digo, hermanos: El tiempo es corto; resta, pues, que los que tienen esposa sean como si no las tuvieran,
  • 30 y los que lloran, como si no llorasen; y los que se regocijan, como si no se regocijasen; y los que compran, como si no poseyesen;
  • 31 y los que disfrutan las cosas de este mundo, como si no las disfrutasen, porque la actual de este pasará.
  • 32 Quisiera, pues, que estuvieseis sin congoja. El soltero se preocupa por las cosas que son del Señor, de cómo agradar al Señor;
  • 33 pero el casado se preocupa por las cosas que son del mundo, de cómo agradar a su esposa.
  • 34 Hay asimismo diferencia entre la casada y la doncella: la doncella se preocupa por las cosas del Señor, para ser santa tanto en el cuerpo como en el espíritu; pero la casada se preocupa por las cosas del mundo, de cómo agradar a su marido.
  • 35 Esto digo para vuestro provecho; no para poneros restricción, sino para lo honesto y decente, y para que sin impedimento os dediquéis al Señor.
  • 36 Mas, si a alguno le parece que no se comporta correctamente con respecto a su doncella, que pasa ya de edad, y que conviene que se haga algo, haga lo que quiera, no peca; cásense.
  • 37 Pero el que está firme en su corazón, y no tiene necesidad, sino que domina su voluntad, y ha determinado en su corazón guardar a su doncella, bien hace.
  • 38 Así que, el que se da en casamiento, bien hace; y el que no se da en casamiento, hace mejor.
  • 39 La mujer casada está ligada por la ley a su marido mientras él vive; pero si su marido muere, queda libre para casarse con quien quiera, con tal que sea en el Señor.
  • 40 Pero, a mi juicio, más venturosa será si se queda así; y pienso que también yo tengo el Espíritu de Dios.

¿Qué dice la Biblia sobre la unión del hombre y la mujer?

Dios instituyó el matrimonio para nuestra gloria y exaltación eternas. Dios instituyó el matrimonio en el principio. Él hizo al hombre a Su propia imagen y semejanza, varón y mujer, y en la creación de ellos se dispuso que debían unirse en los sagrados lazos del matrimonio, y uno no es perfecto sin el otro 4.

¿Cuál es el matrimonio que Dios aprueba?

El matrimonio eterno se debe efectuar en el templo por medio de la debida autoridad –

¿Por qué es necesario que el casamiento se efectúe en el templo por medio de la debida autoridad para que sea eterno?

See also:  Cuando Soñamos A Alguien Que Ya Murio?

Un matrimonio eterno lo debe efectuar alguien que posee el poder para sellar. El Señor prometió: “si un hombre se casa con una mujer por el nuevo y sempiterno convenio por conducto del que es ungido y si cumplen convenio estará en pleno vigor cuando ya no estén en el mundo” ( D.

  • Y C.132:19 ).
  • El matrimonio eterno no sólo se debe efectuar por medio de la debida autoridad del sacerdocio, sino que también debe llevarse a cabo en uno de los santos templos del Señor.
  • El templo es el único lugar donde se puede efectuar esta ordenanza santa.
  • En el templo, los matrimonios Santos de los Últimos Días se arrodillan en uno de los sagrados altares en presencia de su familia y amigos que hayan recibido la investidura del templo y hacen sus convenios matrimoniales ante Dios.

Se les declara marido y mujer por esta vida y por toda la eternidad, lo cual se hace por medio de un poseedor del santo sacerdocio de Dios, a quien se le ha dado la debida autoridad para realizar esta sagrada ordenanza. Él actúa bajo la dirección del Señor y le promete a la pareja las bendiciones de la exaltación y le da a conocer lo que deben hacer para recibirlas; además, les recuerda que todas las bendiciones dependen de la obediencia a las leyes de Dios.

¿Qué salmo habla del matrimonio?

Texto 3: Los Salmos – Salmos 33:5 Él ama que se haga justicia y se establezca el derecho. La tierra está llena del fiel amor del Señor.Salmos 42:8 El Señor me muestra su fiel amor todos los días. Por la noche yo le canto y elevo una oración al Dios que me dio la vida.Salmos 103:8 El Señor es compasivo y misericordioso, es paciente y abunda en fiel amor.

¿Qué versiculo de la Biblia habla del matrimonio?

1 Corintios 7:39 – De acuerdo con la ley, la mujer casada está ligada a su esposo mientras éste vive; pero si su esposo muere, queda en libertad de casarse con quien quiera, con tal de que sea en el Señor (1 Co 7:39).

¿Cómo se llama cuando viven juntos sin estar casados según la Biblia?

El concubinato es la relación marital de dos personas que no están unidas en vínculo matrimonial.

¿Como debe ser el amor de pareja según la Biblia?

El amor no es envidioso ni jactancioso ni orgulloso. No se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor. El amor no se deleita en la maldad, sino que se regocija con la verdad. Todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

¿Cuáles son los deberes de los esposos entre sí?

Principales Artículos sobre los derechos y deberes de los cónyuges en el Matrimonio – Artículo 66 del Código Civil

Los cónyuges son iguales en derechos y deberes.

Artículo 67 del Código Civil

Los cónyuges deben respetarse y ayudarse mutuamente y actuar en interés de la familia.

Artículo 68 del Código Civil

Los cónyuges están obligados a vivir juntos, guardarse fidelidad y socorrerse mutuamente. Deberán, además, compartir las responsabilidades domésticas y el cuidado y atención de ascendientes y descendientes y otras personas dependientes a su cargo.

Artículo 69 del Código Civil

Se presume, salvo prueba en contrario, que los cónyuges viven juntos.

¿Quién debe mantener el hogar según la Biblia?

Las responsabilidades de los hijos –

¿De qué manera ayudan los hijos a sus padres para tener un hogar feliz?

Los hijos tienen la responsabilidad, junto a sus padres, de establecer un hogar feliz. Deben obedecer los mandamientos y cooperar con los demás miembros de la familia. El Señor no se siente complacido cuando los hijos riñen (véase Mosíah 4:14 ). El Señor ha mandado a los hijos a honrar a sus padres.

Él dijo: “Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra” ( Éxodo 20:12 ). Honrar a los padres significa amarlos y respetarlos, y a la vez significa obedecerlos. En las Escrituras se dice a los hijos: “obedeced a vuestros padres en el Señor, porque esto es justo” ( Efesios 6:1 ).

El presidente Spencer W. Kimball dijo que los hijos deberían aprender a trabajar y a ser responsables también del trabajo de la casa y el jardín; se les deben dar asignaciones para que conserven la casa ordenada y limpia. (Véase Enseñanzas de los presidentes de la Iglesia: Spencer W.

¿Qué deben hacer los hijos con el fin de honrar y respetar a sus padres? ¿Que hicieron sus propios padres que lo llevaron a usted a honrarlos y respetarlos?

¿Donde dice la Biblia que es mejor no casarse?

1 Corintios 7:8-32 RVR1960.

¿Qué salmo habla del matrimonio?

Texto 3: Los Salmos – Salmos 33:5 Él ama que se haga justicia y se establezca el derecho. La tierra está llena del fiel amor del Señor.Salmos 42:8 El Señor me muestra su fiel amor todos los días. Por la noche yo le canto y elevo una oración al Dios que me dio la vida.Salmos 103:8 El Señor es compasivo y misericordioso, es paciente y abunda en fiel amor.