Que Dice La Biblia Sobre Pegarle A Los Hijos?

Que Dice La Biblia Sobre Pegarle A Los Hijos
‘ El que detiene el castigo a su hijo aborrece, mas el que lo ama, desde temprano lo corrige’, Proverbios 13:24, dice uno de los pasajes bíblicos con la cual se sustenta la tesis de la disciplina con castigo físico.

¿Qué dice la Biblia sobre el maltrato a los niños?

Reseña – El abuso es el maltrato o la negligencia hacia otras personas (tales como un hijo o un cónyuge, los ancianos o los discapacitados) de una manera que cause daño físico, emocional o sexual. La postura de la Iglesia es que el abuso no se puede tolerar en ninguna de sus formas y quienes ejercen abuso serán responsables ante Dios (véanse Mateo 18:6 ; Marcos 9:42 ; Lucas 17:2 ).

  1. El Señor espera que hagamos todo lo posible para prevenir el abuso y proteger y ayudar a las víctimas.
  2. No se espera que nadie padezca un comportamiento abusivo.
  3. Los informes de abuso no deben desestimarse nunca.
  4. Todos deben tratar con compasión y sensibilidad a las víctimas y sus familias.
  5. Las personas afectadas por el abuso necesitan ser oídas y recibir apoyo.

Cuando los obispos y presidentes de estaca tengan conocimiento de un abuso o sospechen que se ha producido uno, deben llamar de inmediato a la línea telefónica de ayuda contra el maltrato que la Iglesia haya establecido en su país o a la oficina del Área, donde recibirán información específica sobre cómo ayudar a las víctimas, cómo protegerlas de futuros abusos y cómo cumplir con cualquier obligación que tengan de comunicar el abuso.

El abuso también podría violar las leyes de la sociedad. La Iglesia alienta que se comuniquen los casos de abuso a las autoridades civiles, y tanto los líderes de la Iglesia como sus miembros deben cumplir con todas las obligaciones legales de denunciarlos. En algunos lugares, los líderes y maestros que prestan servicio con niños tienen la obligación legal de denunciar el abuso o maltrato infantil a las autoridades civiles.

En otras partes, cualquier persona que tenga conocimiento de situaciones de abuso infantil o hacia personas ancianas o discapacitadas tiene la obligación legal de informar dichos abusos a las autoridades civiles. Los líderes, los familiares y los amigos deben hacer todo esfuerzo posible por detener el abuso, brindar protección a la víctima y ayudarle a procurar sanación.

Algunas víctimas tal vez necesiten ayuda para denunciar el abuso a las fuerzas de seguridad o a los servicios de protección. También es posible que, durante el proceso de sanación, las víctimas necesiten ayuda de profesionales como médicos y terapeutas. La mayoría de las víctimas son abusadas por conocidos, que pueden ser sus cónyuges, familiares, personas con las que salen, amigos u otras personas que conocen.

Las víctimas deben tener la certeza de que, sin importar quién abuse de ellas, no son culpables de la conducta dañina de esa persona. La víctima no es culpable. Si bien algunos tipos de abuso o maltrato causan daño físico, todas las formas de abuso afectan la mente y el espíritu.

Las víctimas de abuso suelen batallar con sentimientos de confusión, duda, culpa, vergüenza, recelo y temor. Puede que se sientan desamparadas, indefensas, solitarias y aisladas. Tal vez incluso cuestionen el amor del Padre Celestial y su propio valor divino. Sin embargo, tanto las víctimas como quienes les dan apoyo pueden tener la certeza de que, mediante Su expiación infinita, el Salvador les brinda socorro, sanación y poder (véanse Alma 7:11–12 ; 34:10 ).

Las víctimas de abuso o maltrato pueden hallar consuelo al procurar guía espiritual y apoyo de los líderes de la Iglesia durante su sanación. La principal responsabilidad de los líderes de la Iglesia es ayudar a quienes hayan sido víctimas de abuso y proteger a aquellos que puedan ser vulnerables a padecerlo en el futuro.

Los líderes pueden consultar counselingresources.ChurchofJesusChrist.org para obtener más información. Los principios de ” La Familia: Una Proclamación para el Mundo ” establecen la norma en cuanto a cómo debemos tratarnos. Seguir esos principios nos permite desarrollar relaciones fuertes y sanas. Los padres, cónyuges y familiares pueden valerse de esos principios para evaluar cómo se comunican y tratan entre sí.

Véase abuse.ChurchofJesusChrist.org para obtener más información. Anote sus impresiones

¿Qué dice la Biblia sobre la rebeldia de los hijos?

(2) – Deuteronomio 21:18-21 dice: “Si alguno tuviere un hijo contumaz y rebelde, que no obedeciere a la voz de su padre ni a la voz de su madre, y habiéndole castigado, no les obedeciere; entonces lo tomarán su padre y su madre, y lo sacarán ante los ancianos de su ciudad, y a la puerta del lugar donde viva; y dirán a los ancianos de la ciudad: Este nuestro hijo es contumaz y rebelde, no obedece a nuestra voz; es glotón y borracho.

Entonces todos los hombres de su ciudad lo apedrearán, y morirá; así quitarás el mal de en medio de ti, y todo Israel oirá, y temerá.” En relación con estos versos, el lector se pregunta: “¿Estas cosas sucedían realmente en los días del Antiguo Testamento, o solo estos versos están escritos para mostrarnos un ejemplo? Yo escribí sobre esta cuestión en el último News y subrayé que el mandato del texto en Deuteronomio debe ser tomado en serio y estas palabras deben ser obedecidas.

Pero también señalé que el texto fue escrito para Israel como una teocracia, en la que Iglesia y Estado eran uno. Ya no hay tal cosa como una teocracia en la tierra. La teocracia completa aguarda el regreso de Cristo y su iglesia redimida. Pero también escribí que el mandamiento en Deuteronomio 21 era una orden dada al pueblo del pacto de Dios.

Esto es muy importante, y es de esta verdad que escribo en esta edición de News. Que Israel era el pueblo del pacto de Dios significa que Él había establecido su pacto con Israel a diferencia de todas las demás naciones de la tierra. Ese pacto fue hecho con Abraham y su descendencia. Es decir, se hizo con Abraham, Isaac y Jacob.

Después de haber sido hecho con ellos, también se hizo con los doce hijos de Jacob, y por lo tanto con los hijos de Israel. Los hijos de los creyentes en Israel también fueron parte de ese pacto. Estaban en ese pacto como miembros de él, eran miembros de él como niños.

  • Los hijos estaban en el Pacto de la Gracia desde la infancia.
  • Lo mismo es cierto hoy en día.
  • Los hijos de los creyentes en la era del Nuevo Testamento también son miembros del Pacto.
  • Ellos, al igual que los adultos, son los miembros de la Iglesia y Reino de Cristo (Hechos 2:39; Catecismo de Heidelberg, P.74).
See also:  Que Es Idolatria Segun La Biblia?

Ellos son regenerados, la fe les es imputada, son convertidos y tienen la obra del Espíritu Santo en sus corazones.Por lo tanto, deben criarse como hijos del Pacto. El caso no es, como muchos sostienen hoy, que los niños de los creyentes son, como Jonathan Edwards les llamó, “un nido de víboras.” Ellos no son inconversos, como los gentiles.

  • No crecen a la espera de la conversión que va a suceder.
  • Son hijos santificados y convertidos de Dios.
  • Y deben ser criados por la instrucción de las Escrituras para que puedan crecer espiritualmente.
  • Pero sabemos también y la Escritura nos enseña que no todos los que son de Israel son realmente Israel (Rom.9:6).

Al igual que hay hipócritas en la iglesia en general, también hay hijos que nacen en la línea del Pacto que no son hijos de Dios, no son verdadero Israel. Quienes son los verdaderos hijos y quienes no lo son está determinado por el decreto eterno de Dios.

Su soberana, inmutable elección decide quienes son los verdaderos hijos del pacto y quienes no lo son (6-24). Los padres cristianos deben enseñar a sus hijos la misma verdad que se predica en la iglesia. Deben (mostrar o enseñar) ante sus hijos las promesas gloriosas del evangelio que se hacen a los que creen en Cristo y encuentran su salvación solo en él.

Pero también están llamados a advertir a sus hijos de lo peligroso y malo del pecado, de la necesidad de arrepentimiento cuando pecan, y del justo castigo de Dios sobre los que no se arrepienten. Si una familia tiene, por ejemplo, un niño mayor que se niega a caminar en el camino de los mandamientos de Jehová, se debe poner a esa persona, al llegar a los años de discreción, fuera de la casa.

Deben decir a ese niño rebelde, “Este es un Hogar del Pacto. Si no va a caminar en los caminos de Dios, no puede estar en esta casa. Además, porque usted es un ejemplo para los niños más pequeños, y por sus malos caminos, ha dado un mal ejemplo a sus hermanos menores. Usted tiene que salir.” Y si tal persona haya llegado a los años de discreción, la iglesia tiene que advertirle de las consecuencias de caminar de forma contraria al pacto de Dios.

Si no haya arrepentimiento, la iglesia tiene que cortar a tal persona de la comunión del pueblo de Dios. De esta manera, Deuteronomio 21:18-21 se observa por los cristianos en la nueva dispensación. Traducción: Joyce Álvarez León Para más información en Español, por favor haz clic aquí.

¿Qué dice la Biblia de los castigos?

La biblia y el uso del castigo físico para la corrección 1. El contexto Estamos apoyando que se legisle a favor de prohibir el uso del castigo físico como método de corrección o disciplina hacia los niños y niñas. En ese debate, una inmensa mayoría, de cada 10 personas que me comentan 8 están en contra de esta prohibición.

Proverbios 29,15: «La vara de la disciplina imparte sabiduría, pero el hijo malcriado avergüenza a su madre».Hebreos 12,11: “Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados”.2. Ubiquemos los textos

Los textos bíblicos no están exento de la cultura en la que se escribe. Las costumbres, tradiciones y hasta las deficiencias de los escritores están manifiestas en los textos bíblicos. La cultura israelita es patriarcal. El hombre ejerce el dominio en la casa sobre las cosas, sobre la mujer y sobre los hijos.

Bajo esa perspectiva, también nace el cristianismo. Sobre esa lectura debemos entender los consejos de Proverbios. Los dichos o consejos que nos traslada el libro de Proverbios los recoge del ambiente en donde vive el autor. Son costumbres que el autor considera buenas y de sentido común. Estos relatos son del año 700 al 600 a.C.

Dos preguntas debemos hacernos ¿son materia de revelación estos consejos prácticos? ¿son válidos para educar a los hijos en el siglo XXI? 3. Mis consideraciones a) Debemos leer esos consejos prácticos del libro de Proverbios desde la predicación de Jesús, que nos habla del amor.

  • Primero Jesús nos muestra ya no un Dios guerrero, vengativo hasta la tercera generación, sino un Dios misericordioso, bueno, tolerante.
  • Basta con leer la parábola del hijo pródigo (Lc 15) para ver la manera en que Dios Padre acoge al hijo pecador o la actitud de Jesús para con los niños.
  • B) Esos textos de Proverbios eran válidos para la cultura del siglo VIII a.C., para nuestros tiempos, en donde la psicología, la pedagogía, la educación, la ciencia sobre las conductas humanas, han cambiado, debemos tener otros patrones y métodos para educar.

c) Justificar la violencia hacia los niños y niñas con unos textos bíblicos sacados de contexto es una excusa burda, que muestra ignorancia y fanatismo.4. La situación humana a) El adulto respecto al niño: cuando se castiga físicamente el adulto muestra su poder físico, económico y emocional sobre la víctima.

Lo que tenemos en el caso no es un acto de corrección, sino un acto de desahogo. La diferencia entre castigar físicamente a un niño y a un adulto, nada más reside en que el adulto te puede regresar el golpe. b) Muchas falacias se dicen sobre las bondades del castigo físico: que gracias a los golpes se es buena gente, o no se ha terminado en la perdición.

Achacan que los males de hoy se deben a padres que no castigaron a sus hijos. Todo es falso. Las cárceles están llenas de gente que en su niñez fue violentada. La gente que ahora se considera buena, parece que no es tan buena, está dispuesta a castigar físicamente a un ser indefenso.

  1. C) Algunos dicen que un poco de castigo es bueno.
  2. El problema es que cuando se castiga “no se está en sus cabales”, está enfadado, encachimbado, y en ese estado no se conocen límites, ni modos.
  3. Así los infantes terminan, muchos con problemas psicológicos, traumas físicos y hasta muertos.
  4. Ni poco, ni poquito.
See also:  Que Significa Soñar Que Alguien Me Pide Dinero Prestado?

¡Todo castigo físico es maltrato! 5. En conclusión Si queremos, en el país, debatir en serio sobre la violencia debemos ir a las raíces de ese mal. La violencia intrafamiliar destruye vidas, forma personas insensibles, sin respeto hacia los demás. Es inconcebible que se defienda el castigo corporal para la niñez, peor si se hace desde la fe.

No se puede tolerar que un adulto se la agarre con un ser indefenso. Si un niño es violento, no se corregirá dándole más violencia, se estaría fortaleciendo la actitud. Lo que necesita es terapia psicológica, más socialización, etc. Dejemos esos viejos paradigmas de la educación. Tanto castigo físico que se ha derrochado y el mundo sigue peor, démosle oportunidad al diálogo, a la paciencia, a la tolerancia, a la ternura y a la orientación.

No tengamos miedo. Por: Alcides Herrera. : La biblia y el uso del castigo físico para la corrección

¿Qué dice en Proverbios 13 24?

24 El que no aplica el a castigo aborrece a su hijo;pero el que le ama le corrige oportunamente.

¿Qué dice en Apocalipsis 21 4?

1 Y vi un a cielo nuevo, y una b tierra nueva, porque el primer cielo y la c primera tierra habían dejado de ser, y el mar ya no existía más.2 Y yo, Juan, vi la ciudad santa, la nueva a Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios, dispuesta como una b novia ataviada para su novio.3 Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios está entre los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos y será su Dios.4 Y enjugará a Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá más b muerte, ni habrá más llanto, ni clamor ni dolor, porque las primeras cosas han dejado de ser.5 Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí yo hago a nuevas todas las cosas.

  • Y me dijo: Escribe, porque estas b palabras son fieles y verdaderas.6 Y me dijo: Hecho está.
  • Yo soy el a Alfa y la Omega, el principio y el fin.
  • Al que tuviere sed, yo le daré gratuitamente de la fuente del b agua de la vida,7 El que a venciere b heredará todas las cosas; y yo seré su Dios, y él será mi c hijo,8 Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los a fornicarios y b hechiceros, y los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la segunda muerte.9 Entonces vino a mí uno de los siete ángeles que tenían las siete copas llenas de las siete plagas postreras, y habló conmigo, diciendo: Ven acá, yo te mostraré la novia, la esposa del Cordero.10 Y me llevó en el Espíritu a un grande y alto monte, y me mostró la gran ciudad, la santa a Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios, 11 y tenía la a gloria de Dios; y su fulgor era semejante a una piedra preciosísima, como piedra de jaspe, diáfana como cristal.12 Y tenía un muro grande y alto con doce a puertas ; y a las puertas, doce ángeles, y nombres escritos en ellas, que son los de las doce tribus de los hijos de Israel.13 Al oriente tres puertas; al norte tres puertas; al sur tres puertas; al poniente tres puertas.14 Y el muro de la ciudad tenía doce cimientos, y en ellos estaban los doce nombres de los doce apóstoles del Cordero.15 Y el que hablaba conmigo, tenía una caña de oro para medir la ciudad, y sus puertas y su muro.16 Y la ciudad está asentada en forma de cuadro, y su longitud es igual a su anchura; y él midió la ciudad con la caña: doce mil a estadios ; la longitud, y la altura y la anchura de ella son iguales.17 Y midió su muro: ciento cuarenta y cuatro a codos, según medida de hombre, la cual era la del ángel.18 Y el material de su muro era de jaspe; pero la ciudad era de oro puro, semejante al cristal puro.19 Y los cimientos del muro de la ciudad estaban adornados con toda clase de piedras preciosas.

El primer cimiento era de jaspe, el segundo de zafiro; el tercero de ágata, el cuarto de esmeralda, 20 el quinto de ónice, el sexto de cornalina, el séptimo de crisólito, el octavo de berilo, el noveno de topacio, el décimo de crisoprasa, el undécimo de jacinto y el duodécimo de amatista.21 Y las doce puertas eran doce perlas; cada una de las puertas era una perla.

¿Qué siente un niño cuando le pegas?

Puede no entenderlo – Pero también puede ocurrir otra cosa, sobre todo si el niño es muy pequeño, y es que no entienda lo que está ocurriendo. Es decir, que no entienda el sentido de que le peguen, la causa, la explicación, el por qué. Claro que no lo entiende, porque es algo antinatural que nada tiene que ver con educar, sino con maltratar.

¿Qué pasa si un padre le pega a su hijo?

Unas palabras sobre pegar a los niños – Quizás no haya ninguna forma de disciplina que sea más polémica que pegar a los niños, Aquí tiene algunas razones de que los expertos desaconsejen abofetear, dar cachetes o pegar de otra forma a los niños.

See also:  Que Significa Soñar A Alguien Lavando Ropa?

Al pegar a un niño, se le enseña que está bien pegar cuando estamos enfadados. Y, además, aparte de hacerle daño, se le pueden infligir lesiones corporales. Si se pega a un hijo, en vez de enseñarle a modificar su comportamiento, solo se consigue que tema a sus padres, y lo único que se le enseña es a evitar que lo vuelvan a pillar “in fraganti”. Si el niño se “porta mal” para llamar la atención, una bofetada o un cachete lo puede “recompensar”; una atención negativa es mejor que no recibir ningún tipo de atención.

Fecha de revisión: junio de 2018

¿Qué dice Proverbios de los hijos?

El hijo sabio alegra al padre — La boca del justo es un manantial de vida — El que difama es insensato — El deseo de los justos será concedido. Proverbios de Salomón.1 El hijo sabio alegra al padre,pero el hijo necio es la tristeza de su madre.

¿Cuál es el pecado que no tiene perdón de Dios?

‘Por tanto os digo: Todo pecado y blasfemia será perdonado a los hombres; mas la blasfemia contra el Espíritu no les será perdonada’.

¿Qué es castigar con vara según la Biblia?

En la Biblia – Allí parece mencionada en algunas ocasiones la vara como instrumento de castigo, En el Levítico (XIX, 20) se impone un castigo especial biqqorét (que la Vulgata interpreta golpes de vara) al hebreo que duerma con una esclava prometida de otro.

  1. En otros pasajes del Sagrado Texto se cita también este instrumento de castigo.
  2. En el libro segundo de los Reyes (VII, 14) Dios promete castigar al infiel con una “vara de hombre”, o sea de un modo que no exceda el rigor del castigo que los hombres dan ordinariamente por medio de varas.
  3. En los Proverbios se indica a menudo la vara para castigar al hijo díscolo y al insensato.

En el Nuevo Testamento se dice del criado infiel, que será apaleado en proporción a su culpabilidad y recibirá golpes de vara. Jesucristo predijo a sus apóstoles que recibirían este tratamiento en las sinagogas y, en efecto, Pablo y Silas fueron apaleados en Filipos, a pesar de ser ciudadanos romanos, cosa que causó gran horror a los magistrados, al tener noticia de ella, pues la Ley Porcia prohibía apalear a un ciudadano romano, a pesar de los cual el apóstol Pablo sufrió tres veces este castigo, del cual se libró una vez solamente.

¿Como el padre corrige a su hijo?

Porque el SEÑOR a quien ama reprende, como un padre al hijo en quien se deleita. Porque el SEÑOR ama a quien reprende, Como un padre al hijo en quien se deleita. porque Jehová al que ama castiga, como el padre al hijo a quien quiere. Porque al que ama castiga, Como el padre al hijo á quien quiere.

¿Qué dice en Efesios 6 4?

4 Y vosotros, a padres, no provoquéis a ira a vuestros b hijos; sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor.

¿Qué dice la Palabra de Dios de los niños?

La Palabra del Día: Los niños son importantes para Dios – Periódico Presencia Por: Pastor Edwin Nazario En La Biblia, Manual de Vida para el ser humano, Dios habla sobre los niños y lo importante que ellos y ellas son para Él. Veamos algunas citas bíblicas: 1.

  1. Los niños son un regalo de Dios, como parte de Su herencia, si obedecemos su Palabra: Salmos 127:3 “3 Los hijos son una herencia del SEÑOR, los frutos del vientre son una recompensa.” 2.
  2. Los niños son de bendición especial a los padres que lo traen al mundo: Deuteronomio 28:4 “4 »Benditos serán el fruto de tu vientre, tus cosechas, las crías de tu ganado, los terneritos de tus manadas y los corderitos de tus rebaños” 3.

Los niños se desean para bendición: Génesis 9:7 “7 »En cuanto a ustedes, sean fecundos y multiplíquense; sí, multiplíquense y llenen la tierra.» 4. El niño tiene la capacidad de ser enseñado para pensar y actuar en relación a la voluntad de Dios y andar en sus caminos: Deuteronomio 6:6-7 “6 Grábate en el corazón estas palabras que hoy te mando.7 Incúlcaselas continuamente a tus hijos.

  • Háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes.” 5.
  • El niño puede entender que la obediencia permite una vida fructífera con Dios: Colosenses 3:20 “20 Hijos, obedezcan a sus padres en todo, porque esto agrada al Señor.6.
  • Los niños son tan valiosos para Dios que El ordena protegerlos.

Mateo 18:6 “6 Pero si alguien hace pecar a uno de estos pequeños que creen en mí, más le valdría que le colgaran al cuello una gran piedra de molino y lo hundieran en lo profundo del mar.” 7. Dios quiere tener una relación genuina con los niños: Lucas 18:16 “«Dejen que los niños vengan a mí, y no se lo impidan, porque el reino de Dios es de quienes son como ellos 8.

¿Qué dice Marcos 10 14?

14 Y viéndolo Jesús, se indignó y les dijo: Dejad a los a niños venir a mí y no se lo impidáis, porque de los tales es el reino de Dios.15 De cierto os digo que el que no reciba el reino de Dios como un a niño no entrará en él.

¿Qué dice la Biblia de los niños?

Los niños son un regalo de Dios Mas Jesús, llamándolos, dijo: ‘Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de Dios. De cierto os digo, que el que no recibe el reino de Dios como un niño, no entrará en él’».