Que Significa Obediencia En La Biblia?

Que Significa Obediencia En La Biblia
Se trata del cumplimiento de un mandato o una orden. Esta palabra se utiliza en diferentes contextos, como en la religión, el ejército, la familia o la educación.

¿Qué nos dice la Biblia acerca de la obediencia?

Debemos obedecer a Dios de buena voluntad –

¿Qué importancia tiene el obedecer de buena voluntad en lugar de hacerlo de mala gana?

Cuando Jesús estuvo en la tierra, un intérprete de la ley le preguntó: “Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento de la ley? “Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma y con toda tu mente. “Éste es el primero y grande mandamiento.

  • Y el segundo es semejante a éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.
  • De estos dos mandamientos dependen toda la ley y los profetas” ( Mateo 22:36–40 ).
  • De estos pasajes de las Escrituras aprendemos cuán importante es amar al Señor y a nuestro prójimo; pero, ¿cómo demostramos amor por el Señor? Jesús respondió a esa pregunta cuando dijo: “El que tiene mis mandamientos y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre” ( Juan 14:21 ).

Cada uno de nosotros debería preguntarse por qué obedece los mandamientos de Dios. ¿Es porque tenemos miedo al castigo? ¿Es porque deseamos las recompensas de vivir una vida recta? ¿Es porque amamos a Dios y a Jesucristo y deseamos servirlos? Es mejor obedecer los mandamientos por miedo al castigo que no obedecerlos; sin embargo, seríamos mucho más felices si obedeciéramos a Dios porque le amamos y deseamos obedecerle.

Cuando le obedecemos libremente, Él también nos puede bendecir libremente. Él dijo: “Yo, el Señor me deleito en honrar a los que me sirven en rectitud y en verdad hasta el fin” ( D. y C.76:5 ). La obediencia también nos sirve para progresar y para ser más semejantes a nuestro Padre Celestial; pero quienes no hacen nada hasta que se les manda y luego guardan los mandamientos de mala voluntad, pierden su recompensa (véase D.

y C.58:26–29 ).

¿Cómo podemos aumentar nuestro deseo de obedecer?

¿Cuál es el significado de obediencia?

Este artículo o sección tiene referencias, pero necesita más para complementar su verificabilidad, Este aviso fue puesto el 17 de febrero de 2021.

El término obediencia (del latín oboedientia ) ​ indica el proceso que conduce de la escucha atenta a la acción, que puede ser duramente pasiva o exterior o, por el contrario, puede provocar una profunda actitud interna de respuesta. La obediencia a los diversos requerimientos se realiza por medio de acciones u omisiones consecuentes apropiadas.

¿Qué es la obediencia en el cristianismo?

La obediencia es la expresión vital de la dimensión trascendental del ser humano, quien a través de la razón y la fe, se adentra en un proceso de profundización e identificación de su ser, que encuentra su culmen en la unión con Dios.

¿Cuáles son las características de la obediencia?

La obediencia es una actitud responsable de colaboración y participación, importante para las buenas relaciones, la convivencia y las tareas productivas. La acción de obedecer es aquella en la que se acatan normas, órdenes, reglas y comportamientos.

¿Qué es primero la obediencia o la fe?

La fe precede al milagro. – Plantamos la semilla con fe y pronto vemos el milagro del retoño. A menudo, el hombre lo ha interpretado mal y ha seguido el proceso al revés. Quiere tener la cosecha antes de la siembra, la recompensa antes del servicio, el milagro antes de la fe Muchos de nosotros querríamos tener el vigor sin observar las leyes de salud, la prosperidad proveniente de las ventanas abiertas de los cielos sin pagar el diezmo; querríamos tener una estrecha comunión con nuestro Padre sin ayunar ni orar; querríamos la lluvia a su debido tiempo y paz en la tierra sin la observancia del día de reposo ni de los demás mandamientos del Señor.

  • Querríamos cortar la rosa antes de plantar el rosal y cosechar el grano antes de sembrar y cultivar.
  • Si tan sólo pudiéramos darnos cuenta de lo que escribe Moroni: “Porque si no hay fe entre los hijos de los hombres, Dios no puede hacer ningún milagro entre ellos “Y en ningún tiempo persona alguna ha obrado milagros sino hasta después de su fe; por tanto, primero creyeron en el Hijo de Dios” (Éter 12:12, 18) 13,

Si andamos ahora por la fe, si creemos en las abundantes promesas de Dios, si obedecemos y esperamos pacientemente, el Señor cumplirá todas esas promesas que nos ha hecho: “Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman” (1 Corintios 2:9) 14,

  • Se requiere gran fe para pagar el diezmo cuando los fondos son escasos y las exigencias abundantes.
  • Se requiere fe para ayunar, tener las oraciones familiares y obedecer la Palabra de Sabiduría.
  • Se requiere fe para hacer la orientación familiar, la obra misional y otros servicios, cuando hay que sacrificarse para hacerlo.

Se requiere fe para cumplir una misión de tiempo completo. Pero tengan en cuenta esto: todo eso es parte de la siembra, mientras que una familia fiel y devota, la seguridad espiritual, la paz y la vida eterna son los productos de la cosecha Del mismo modo que la fe ha cerrado la boca de los leones, ha anulado el efecto de las llamas ardientes, ha abierto corredores a través de ríos y mares, ha protegido del diluvio y de las sequías y ha traído manifestaciones celestiales a instancias de los profetas, también en la vida personal de cada uno de nosotros la fe puede sanar al enfermo, dar consuelo a los que lloran, fortalecer la determinación de resistir la tentación, liberar de las cadenas de hábitos nocivos, dar las fuerzas para arrepentirse y cambiar de vida y conducir a un conocimiento seguro de la divinidad de Jesucristo.

See also:  Soñar Con Perder Defender A Alguien?

¿Dónde nace la obediencia?

¿Qué es la obediencia? – La obediencia se puede definir como la disposición a ejecutar las instrucciones que le son dadas, especialmente cuando las imparte alguna figura de autoridad, Su término opuesto vendría a ser rebeldía. La palabra obediencia deriva del verbo obedecer, que a su vez es herencia del latín.

Los romanos usaban el verbo oboedire con el mismo sentido, verbo conformado por las voces ob- (“contra”) y audire (“escuchar”), ya que asociaban a cada uno de los cinco sentidos ciertas habilidades mentales. Así, al oído asociaban la capacidad intelectual, o sea, de recibir y procesar información, incluso si se opone a los paradigmas mentales con que ya contamos.

Así, hoy tenemos los verbos obedecer para quien escucha, entiende y cumple un mandato; y desobedecer para quien hace lo contrario. Solemos hablar de obediencia en distintos ámbitos de la vida, generalmente en aquellos en los que hay una autoridad claramente identificada, como en la relación entre un perro y su amo (“el perro de mi padre es muy obediente”), en el ámbito familiar (“Tu hijo es demasiado desobediente”), o el militar (“la desobediencia en el batallón es castigada con el calabozo”), por citar algunos ejemplos.

Por otro lado, la obediencia está vinculada tanto con la imposición de tareas o mandatos, como con la prohibición de acciones determinadas, La mayoría de las religiones monoteístas, por ejemplo, exigen de parte de sus fieles un alto grado de obediencia a Dios, o sea, al mandato divino que sirve de código moral de su doctrina,

Por eso, muchas veces se utiliza la metáfora del rebaño para los fieles y del pastor para el sacerdote, pues él debe guiarlos a la salvación, conforme el mandato divino. Ver además: Disciplina

¿Cuál es el primer acto de obediencia de Jesús?

El primer acto de obediencia Marcos 16:15-16 cuenta: ‘Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; más el que no creyere, será condenado’.

¿Cuál es la diferencia entre obedecer y hacer caso?

Hacer caso no es lo mismo que OBEDECER. Hacer caso es una conducta pero OBEDIENCIA es un ESPÍRITU. Quien solo sabe hacer caso no es obediente, sino un REBELDE CONVENCIDO.

¿Donde dice la Biblia que la obediencia trae bendición?

1 Samuel 15:22.

¿Donde dice en la Biblia en la obediencia está la bendicion?

2. Las bendiciones de Dios acompañan al obediente – Si obedeces al Señor tu Dios, todas estas bendiciones vendrán sobre ti y te acompañarán siempre. (Deuteronomio 28:2) En Deuteronomio 28 encontramos una gran lista de bendiciones que Dios prometió al pueblo de Israel si obedecía sus mandatos. Esas bendiciones serían suyas por siempre.

¿Que nos enseña la Biblia sobre amar obedecer a Dios?

Jesús dijo en Juan 14:21, ‘El que tiene Mis mandamientos, y los obedece, ese es el que me ama; y el que me ama, será amado por Mi Padre, y Yo lo amaré, y me manifestaré a él.’ La obediencia a la Palabra de Dios viene de tu corazón.

¿Cómo practicar la obediencia a Dios?

Ideas para metas –

Lee Doctrina y Convenios 130:20–21, ¿Por qué crees que la obediencia es importante para el Padre Celestial? Anota tus pensamientos. También puedes revisar las referencias que se encuentran bajo “Obediencia, obediente, obedecer”, en la Guía para el Estudio de las Escrituras,

Escoge un relato de las Escrituras en el que alguien haya obedecido un mandamiento de Dios (por ejemplo, Nefi, cuando obedeció el mandamiento de obtener las planchas de bronce de Labán, o el hermano de Jared, cuando construyó barcos para navegar a la tierra prometida). Lee el relato y toma nota de cómo esas personas actuaron de acuerdo con los mandamientos de Dios. Piensa en cómo puedes seguir esos ejemplos en tu vida.A veces buscamos excusas sobre lo difícil que es la obediencia o por qué parece que no se aplica a nosotros. Dedica tiempo a considerar algunas de las excusas que has utilizado en el pasado o que podrías estar utilizando actualmente, y luego anota cómo podrías ser más obediente en el futuro. Decide dejar de lado las excusas para que puedas disfrutar las bendiciones de la obediencia.Escoge un mandamiento en el cual concentrarte. Anota las bendiciones que recibas al obedecer ese mandamiento. Pídele al Padre Celestial que te ayude a reconocer las bendiciones que recibas.Determina qué ayuda necesitas para guardar los mandamientos y ora para recibir la ayuda del Señor. Por ejemplo, podrías pedir guía para fijar metas o para obtener un deseo más fuerte de obedecer los mandamientos.

¿Qué es la obediencia espiritual?

Obediencia a Dios – De una manera genérica, cuando se habla en algunas religiones de ‘obediencia a Dios’, se hace referencia a mantener los preceptos y obligaciones religiosas, como los mandamientos. En las órdenes religiosas católicas, por ejemplo, el voto de obediencia es, junto con la castidad y la pobreza, uno de los tres Consejos Evangélicos.

¿Que se logra con la obediencia?

Qué significa ser obediente – Enseñar a obedecer es difícil porque los hijos tienen su propia personalidad y cuando esta se está forjando, intenta saber cuáles son sus límites desafiando, desobedeciendo y echando pulsos. La labor de los padres es educar enseñarles sus límites, lo que se traduce en enseñarles a obedecer.

Obedecer no significa que los niños respondan inmediatamente a lo que los padres les piden. La obediencia es un comportamiento que nos enseña a escuchar a los demás, a tener en cuenta a otras personas y a no ser egocéntricos. En definitiva, permite la integración social. La clave de la obediencia de los niños guarda una estrecha relación con las órdenes que den los padres,

Estas deben ser claras y racionables para los hijos, en función de la edad que tengan, y cuando son confusas pueden dar lugar a una desobediencia enmascarada. Es vital que los padres sepan cómo dar órdenes para que los niños aprendan a obedecer, Artículo relacionado: – Patricia Ramírez: “Obedecer a la primera es una conducta muy sumisa”

See also:  Que Significa Alaia En La Biblia?

¿Qué dice Romanos 6 16?

1 ¿Qué, pues, diremos? ¿Continuaremos en el pecado para que abunde la gracia? 2 ¡ a De ninguna manera ! Porque los que hemos b muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él? 3 ¿O no sabéis que todos los que hemos sido a bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte? 4 Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por medio del bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros a andemos en vida nueva.5 Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su a muerte, así también lo seremos en la de su b resurrección ; 6 sabiendo esto, que nuestro a viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea b deshecho, a fin de que no c sirvamos más al pecado.7 Porque el que a está muerto, libre está del pecado.8 Y si morimos con Cristo, creemos que también viviremos con él, 9 sabiendo que Cristo, habiendo resucitado de entre los muertos, ya no muere; la muerte no se enseñorea más de él.10 Porque al haber muerto, a murió al pecado de una vez y para siempre; mas al vivir, para Dios vive.11 Así también vosotros, considerad que de cierto estáis muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús, Señor nuestro.12 No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal, no sea que le obedezcáis en sus a concupiscencias ; 13 ni tampoco a presentéis vuestros miembros al pecado como b instrumentos de iniquidad; antes bien, c presentaos a Dios como vivos de entre los muertos, y vuestros miembros a Dios como instrumentos de d justicia,14 a Porque el pecado no b se enseñoreará de vosotros, pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia.15 Entonces, ¿qué? ¿Pecaremos, porque no estamos bajo la ley, sino bajo la a gracia ? ¡De ninguna manera! 16 ¿No sabéis que a quien os entregáis vosotros mismos por siervos para obedecer le, a sois siervos de aquel a quien obedecéis, ya sea del pecado para muerte, o de la obediencia para justicia? 17 Pero gracias a Dios, que aunque erais siervos del pecado, habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual fuisteis entregados; 18 y a libertados del pecado, vinisteis a ser siervos de la justicia.19 Hablo como humano, por la debilidad de vuestra carne; porque así como para maldad ofrecisteis vuestros miembros para servir a la inmundicia y a la iniquidad, así ahora, para santificación, ofreced vuestros miembros para servir a la justicia.20 Porque cuando erais siervos del pecado, erais a libres en cuanto a la justicia.21 ¿Qué a fruto, pues, teníais de aquellas cosas de las cuales ahora os avergonzáis? Porque el fin de ellas es muerte.22 Mas ahora que habéis sido librados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la a santificación, y como fin, la vida eterna.23 Porque la a paga del b pecado es c muerte, pero la dádiva de Dios es d vida eterna en Cristo Jesús, Señor nuestro.

¿Qué dice Romanos 5 19?

Romanos 5

  • 1, pues, por la, tenemos para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo,
  • 2 por medio de quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios.
  • 3 Y no solo esto, sino que también nos gloriamos en las, sabiendo que la tribulación produce ;
  • 4 y la paciencia, ; y la prueba, esperanza;
  • 5 y la no avergüenza, porque el de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.
  • 6 Porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos.
  • 7 Difícilmente alguien muere por un justo; con todo, pudiera ser que alguno osara morir por el bueno.
  1. 8 Mas Dios demuestra su amor para con nosotros, en que, siendo aún, Cristo murió por nosotros.
  2. 9 Mucho más ahora, habiendo sido justificados por su, por medio de él seremos salvos de la ira.
  3. 10 Porque si siendo enemigos, fuimos con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando ya reconciliados, seremos por su vida.
  4. 11 Y no solo esto, sino que también nos gloriamos en Dios por medio del Señor nuestro Jesucristo, por quien hemos recibido ahora la,
  5. 12 Por consiguiente, como el entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la pasó a todos los hombres, por cuanto todos,
  6. 13 Porque aun antes de la ley había pecado en el mundo; pero el pecado no se tiene en cuenta cuando no hay,
  7. 14 No obstante, reinó la muerte desde Adán hasta Moisés, aun en los que no pecaron a la manera de la transgresión de Adán, el cual es del que había de venir.

15 Pero el don no es como la transgresión. Porque si por la transgresión de uno murieron los muchos, más abundó la gracia y el don de Dios para los muchos, por la gracia de un hombre, Jesucristo.

  • 16 Ni tampoco el don es como el pecado de aquel; porque a la verdad el juicio vino por un solo pecado para condenación, mas la gracia vino por muchas transgresiones para justificación.
  • 17 Porque si por la transgresión de uno solo reinó la muerte, mucho más reinarán en vida por medio de uno solo, Jesucristo, los que reciben la abundancia de la y del don de la justicia.
  • 18 Así que, como por la transgresión de uno solo vino la condenación a todos los hombres, así también por la justicia de uno solo vino la gracia a todos los hombres para justificación de vida.
  • 19 Porque así como la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la de uno, los muchos serán constituidos justos.
  • 20 Pero la ley se introdujo para que el pecado abundase; mas cuando el pecado abundó, sobreabundó la gracia,
  • 21 para que así como el pecado reinó para muerte, así también la gracia reine por la para por medio de Jesucristo, nuestro Señor.
See also:  Soñar Con Alguien Ahogado En El Mar?

¿Qué dice en Romanos 12 2?

Romanos 12

  • 1 Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro razonable.
  • 2 Y no os adaptéis a este, sino transformaos por medio de la de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál es la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.
  • 3 Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de la fe que Dios repartió a cada uno.
  • 4 Porque de la manera que en un solo cuerpo tenemos muchos miembros, pero no todos los miembros tienen la misma función,
  • 5 así nosotros, siendo muchos, somos solo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros.
  • 6 De manera que, teniendo diferentes, según la gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese conforme a la medida de la fe;
  • 7 o si de servicio, en servir; o el que enseña, en la enseñanza;
  • 8 el que exhorta, en la exhortación; el que reparte, hágalo con sencillez; el que preside, con diligencia; el que hace misericordia, con alegría.
  • 9 El amor sea sin fingimiento; aborreced, allegaos a lo bueno;
  • 10 amaos los unos a los otros con fraternal, prefiriéndoos con honra los unos a los otros;
  • 11 en lo que requiere diligencia, no perezosos; en espíritu, sirviendo al Señor;
  • 12 gozosos en la esperanza; en la ; constantes en la oración;
  • 13 compartiendo para las necesidades de los santos; practicando la hospitalidad.
  • 14 Bendecid a los que os ; bendecid, y no maldigáis.
  • 15 Gozaos con los que se gozan; llorad con los que lloran.

16 Unánimes entre vosotros; no altivos, sino con los humildes. No seáis sabios en vuestra propia opinión.

  1. 17 paguéis a nadie mal por mal; procurad bueno delante de todos los hombres.
  2. 18 Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, paz con todos los hombres.
  3. 19 os venguéis vosotros mismos, amados míos; sino dejad lugar a la ira de Dios, porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor.
  4. 20 Así que, si tu tuviere hambre, dale de comer; si tuviere sed, dale de beber; porque haciendo esto, ascuas de fuego amontonarás sobre su cabeza.
  5. 21 No seas vencido por el mal, sino vence el mal con el bien.

¿Qué dice en Santiago 1 22?

Santiago 1

  • 1, siervo de Dios y del Señor Jesucristo, a las doce tribus que están : Salud.
  • 2 Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en pruebas,
  • 3 sabiendo que la de vuestra fe produce,
  • 4 Pero tenga la paciencia su obra, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna.
  • 5 si alguno de vosotros tiene falta de, a Dios, quien da a todos abundantemente y sin reproche, y será dada.
  • 6 Pero pida con, no dudando nada, porque el que duda es semejante a la ola del mar, que es movida por el viento y echada de una parte a otra.
  • 7 No piense, pues, ese hombre que recibirá cosa alguna del Señor.
  • 8 El hombre de ánimo es inconstante en todos sus caminos.
  • 9 El hermano que es de humilde, regocíjese en su exaltada posición;
  • 10 pero el que es rico, en su condición humilde, porque él pasará como la flor de la,
  • 11 Porque cuando sale el sol con calor abrasador, la hierba se seca, y su flor se cae y perece su hermosa apariencia; así también se marchitará rico en todos sus caminos.
  • 12 Bienaventurado el hombre que, porque una vez que haya sido, recibirá la de vida, que Dios ha prometido a los que le aman.
  • 13 Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios, porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie,
  • 14 sino que cada uno es, cuando de su propia es atraído y seducido.
  • 15 Y la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el ; y el pecado, siendo consumado, da a luz la,
  • 16 Amados hermanos míos, no erréis.
  • 17 Toda dádiva y todo don perfecto viene de lo alto, y del Padre de las, en quien no hay ni sombra de variación.
  • 18 Él, de su voluntad, nos hizo nacer por la palabra de verdad, para que fuésemos como las de sus criaturas.
  • 19 Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para, para airarse,
  • 20 porque la ira del hombre no produce la justicia de Dios.
  • 21 Por lo cual, desechando toda y exceso de malicia que tanto abunda, recibid con la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas.
  • 22 Pero sed de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos.
  • 23 Porque si alguno es de la palabra, y no hacedor de ella, este es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural.
  • 24 Porque después de mirarse a sí mismo, se va, y enseguida se olvida de cómo era.
  • 25 Pero el que mira atentamente en la ley, la de la libertad, y en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, este será bienaventurado en lo que hace.
  • 26 Si alguno se cree religioso entre vosotros, y no refrena su, sino que engaña su corazón, la religión del tal es vana.
  • 27 La pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta: a los huérfanos y a las en sus tribulaciones, y sin mancha mundo.